,

Trata la sequedad vaginal con estos ingredientes naturales.

Durante la menopausia, las mujeres puedes sufrir de sequedad vaginal. Este problema tan común, y a veces desconocido por ellas, puede ser tratado a través de ciertos lubricantes artificiales, aunque también puedes mejorar tu condición de forma natural y casera.

Especialistas en ginecología aseguran que la sequedad vaginal es una condición común y tratable. Las mujeres que la padecen deben de realizar un tratamiento adecuado, ya que este problema no sólo afectará sus relaciones sexuales. Además de la falta de lubricación durante el coito, otros síntomas de este problema son: ardor al orinar, picazón en la vulva, ardor vaginal.

Las principales afectadas son las mujeres durante la etapa de menopausia debido a que los niveles de estrógeno en el cuerpo han disminuido. Otros factores que aumentan la posibilidad de padecer sequedad vaginal son:

  • Mujeres en tratamiento con quimioterapia o radioterapia.
  • Estrés o depresión.
  • Síntoma post operatorio.
  • Mujeres con anorexia o que llevan a cabo un entrenamiento físico riguroso.
  • Ciertos medicamentos para tratar la endometriosis, los miomas, el cáncer, etc.
  • Fármacos antihistamínicos.

Si bien los ginecólogos pueden recetar hormonas sintéticas o lubricantes especiales, también existen alternativas naturales sin ningún tipo de efectos secundarios.

Lee también: “Alimentos que mejoran su salud vaginal”.

Alternativas naturales para la sequedad vaginal.

  • VITAMINA E.

Mantener un buen nivel de vitamina E ayuda a la hidratación general del cuerpo, según informó un reciente estudio. Es un antioxidante soluble en grasa que puede ser aplicado en la vagina directamente como un tratamiento efectivo contra la sequedad vaginal, al igual que la vitamina A y algunas del complejo B. 

  • ALOE VERA.

El aloe vera o sábila es un ingrediente natural muy beneficioso para la piel. Puedes aplicar un poco de gel de aloe vera en la vagina para mantener una correcta lubricación. Si no tienes una planta para utilizar el gel de forma inmediata, puedes adquirirlo en cualquier tienda naturista. Si vas a utilizarlo como lubricante, es importante que sólo utilices el orgánico.

  • ACEITES DE COCO Y OLIVA.

Ambos aceites son muy buenos para la hidratación de la piel y no presentan ningún tipo de efecto secundario. Sí es importante realizar alguna prueba de alergias antes de aplicar en la vagina (coloca un poco de aceite en tu antebrazo y verifica si presentas alguna reacción al contacto). Procura sólo comprar estos productos orgánicos.

Las grasas saludables ayudan a mantener los tejidos sanos de la piel por lo que también sería bueno que los consumas habitualmente en tu dieta cotidiana.

  • ÁCIDOS GRASOS.

Algunos especialistas aseguran que, en muchos casos, la sequedad vaginal se debe a una dieta escasa de grasas saludables. Las hormonas sexuales necesitan grasa saludable para actuar, por lo que se aconseja consumir ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Incorpora en tus comidas algunas semillas de lino, pescados, sésamo, girasol, etc.

Otros alimentos con isoflavonas actúan directamente en la producción de estrógenos (nueces, cerezas, legumbres, manzanas, etc.)

  • CALÉNDULA Y CONSUELDA.

Cuando los niveles de estrógenos disminuyen, los tejidos de la vagina engrosan y son más susceptibles a contraer algún tipo de infección ya que la barrera ácida del flujo vaginal, es inexistente o ha disminuido en demasía. Por esto, puedes utilizar las propiedades microbianas y regenerativas de la caléndula y la consuelda. Ambas ayudarán a mantener los tejidos sanos y a salvo, mientras que combates la sequedad vaginal.

Utiliza un ungüento de ambas hierbas por una semana, luego descansa dos. Ó utilízalas sólo cuando sea necesario. La consuelda no debe ser aplicada por muchos días seguidos ya que es demasiado alcalina.

  • OTRAS HIERBAS.

Existen algunas infusiones que promueven la secreción de fluidos y ayudan al balance hormonal. En la medicina china se recomienda el consumo de hierbas como el sauzgatillo, el cohosh, ginseng siberiano o dong quai. También puedes mezclar las cuatro hierbas a la vez y realizar una infusión que alivie los síntomas de la menopausia.

Si estás llevando a cabo algún tratamiento crónico, es importante que consultes con un especialista ya que algunas de estas hierbas pueden interferir en los efectos de algún fármaco.