,

Tratamiento eficaz para reparar talones agrietados y combatir las callosidades de los pies.

Cuando la piel está reseca, pierde flexibilidad y la presión sobre ella causa grietas o zonas ásperas. Estas grietas pueden ser bastante dolorosas, pero también son grandes fuentes de infecciones. Por ello es muy importante reparar talones agrietados antes de que termines con un problema más serio.

La planta del pie y los talones resecos son un problema muy común que, además de afectar la salud, son muy antiestéticos. Las fisuras en los talones pueden aparecer en ambos pies. Este problema empeora durante algunas estaciones del año o en climas muy secos o con poca humedad en el ambiente. Conociendo las diferentes causas de los talones secos puedes tratarlos más eficazmente. Hoy conoceremos una receta para reparar talones agrietados, pero antes conozcamos algunos motivos que pueden causarlos.

Lee también: “Haz tu propio peeling casero con aspirina y luce un rostro radiante”.

¿Por qué se agrietan nuestros talones?

A continuación encontrarás una lista de algunos de los muchos motivos que nos llevan a tener que reparar talones agrietados:

  1. La piel naturalmente seca o la sequedad de la piel gruesa (callo) alrededor del talón, es la más propensa a romperse. A menudo debido a la excesiva actividad de los pies.
  2. Las sandalias o zapatos abiertos permiten que la grasa debajo del talón se expanda hacia los lados y aumenta la posibilidad de grietas en los talones.
  3. Las enfermedades y los trastornos, como el pie de atleta, la psoriasis, el eczema, la enfermedad de tiroides, la diabetes y algunas otras condiciones de la piel pueden llevarnos a tener que reparar talones agrietados.
  4. Estar de pie por tiempo prolongado en suelos duros, durante el trabajo o en el hogar puede causar grietas en los pies.
  5. El exceso de peso puede aumentar la presión sobre la almohadilla de grasa normal bajo el talón, haciendo que se expanda hacia los lados y si la piel carece de flexibilidad, la presión en los pies puede conducirnos a tener que reparar talones agrietados.
  6. La exposición continua al agua, especialmente al agua corriente, puede eliminar de la piel los aceites naturales y esto puede dejar la piel seca y áspera. Estar de pie por períodos prolongados en un lugar húmedo, como un baño, puede causar un talón seco y agrietado.
Lee también: “10 usos que no conocías sobre las aspirinas que te harán amarlas aún más. ¡Súper útil!”

¿Cómo reparar talones agrietados con una simple y eficaz receta?

  • Machaca 10 aspirinas de ácido acetil-salicílico, acetaminofeno o andol (paracetamol) hasta conseguir que se hagan polvo.
  • Mezcla el polvillo con 250 ml de alcohol de frotar del 70%.
  • Guarda la mezcla en un frasco de vidrio pequeño.
  • Déjalo reposar durante 2 días.
  • Agita bien el frasco y vierte un poco de la mezcla en un algodón o gasa y frota la zona de los talones y costados de tus pies. Deposita el algodón sobre la zona.
  • Envuelve cada talón (con algodón) con un film plástico y ponte un calcetín en cada pie.
  • Déjalo actuar toda la noche.
  • Al día siguiente, enjuaga con agua y sécalos con una toalla de algodón.
  • Aplica luego un poco de crema hidratante.

Si quieres obtener mejores y más rápidos resultados, puedes exfoliar tus pies antes de aplicar la crema humectante. Los callos y la piel agrietada de los pies se notaran visiblemente mejorados al cabo de 10 o 15 tratamientos.

Este remedio para reparar talones agrietados también ha sido probado con éxito en personas con mucho dolor a causa de venas varicosas, el dolor desapareció a los pocos minutos de aplicar la mezcla.