, ,

Tratamientos naturales directamente desde de Hollywood para párpados caídos (SIN CIRUGIA)

Los párpados caídos no suponen un problema grave, aunque pueden llegar a dificultar la visión, disminuir el campo visual y afectar la autoestima de quien lo padezca. Una mirada de parpados caídos nos hace aparentar más edad y vernos tristes o cansados.

Este problema puede darse en uno o en ambos ojos, aparecer y desaparecer, o empeorar con los años. Muchas veces, el cambio es tan paulatino que la persona no puede advertirlo claramente. Si al hablar inclinas la cabeza hacia atrás, arrugas la frente o abres los ojos en una expresión de sorpresa, entonces puede que intentes vea través de tus párpados caídos.

Aunque parece un problema meramente estético, cada año más de cien mil hombres y mujeres de todo el mundo buscan erradicarlo a través de alguna cirugía. Si bien ésta puede ser una solución más rápida, no es la más segura. Existen muchos riesgos al entrar a un quirófano como la aplicación de anestesia, fármacos y los cuidados post operatorios. Además, una cirugía de párpados no puede garantizar que no vuelvan a reaparecer.

Como en todos los casos, existen tratamientos naturales que pueden ayudarte a combatir los párpados caídos. Te dejamos una selección con los mejores y más efectivos.

¿Cómo se originan los párpados caídos?

  • La caída de ambos parpados, puede ser producto de:
  • Alguna condición médica: existen trastornos y enfermedades que pueden favorecer esta condición. La diabetes, el síndrome de Horner que afecta los nervios del rostro, un tumor cerebral o como secuela por un accidente cerebro vascular, son algunas de ellas.
  • Por el proceso natural de envejecimiento: cuando las células de la piel envejecen pueden perder elasticidad, por lo que comienza a ser más flácida.
  • Por predisposición genética, por una variación común en los parpados.

Pero si la caída se produce en uno de los parpados, puede deberse a:

  • La presencia de un neoplasma, algo muy similar a un orzuelo.
  • Una lesión nerviosa en uno de los ojos.
  • Una complicación médica.
  • Un proceso normal de envejecimiento.

Tratamientos naturales para párpados caídos.

Té de manzanilla.

La manzanilla es una hierba poderosa por contener propiedades antiinflamatorias. Para llevar a cabo este tratamiento, utiliza las bolsitas de manzanilla que venden en los mercados, también llamados saquitos de té. Llévalos al refrigerador por unas 8 horas. Luego, recuéstate cómodamente, reclina tu cabeza y coloca una bolsita de té sobre cada ojo. Deja actuar por 20 minutos. Realiza este procedimiento a diario y verás los resultados.

Crema reafirmante casera.

Otra opción es realizar tu propia crema reafirmante con ingredientes naturales, libre de aditivos químicos, a diferencia de las realizadas por la industria cosmética.

Ingredientes: 2 cucharadas de avena cruda, 4 cucharadas de yogur natural, 4 cucharadas de pulpa o gel de aloe vera y 5 rodajas fe pepino, peladas.

Preparación y tratamiento: vierte todos los ingredientes a una licuadora o procesadora y procesa hasta obtener una mezcla cremosa. Conserva en un recipiente de vidrio con tapa, en un lugar fresco. Aplica cada mañana al despertar y cuando vayas a dormir, una capa de esta crema sobre los parpados. Deja actuar por 20 minutos, luego enjuaga con agua fría.

Pepinos.
Los pepinos poseen múltiples beneficios para la piel. La nutren, le devuelven du elasticidad y son un gran desinflamante. Aplica rodajas frías de pepino crudo sobre tus párpados por 15 minutos, dos veces al día, diariamente.

Agua fría.
Quizás te preguntes cómo el agua fría puede ayudar, pero resulta tener grandes beneficios para reafirmar y devolver la tonicidad a la piel. Embebe un paño con agua muy fría y déjalo sobre tus párpados por 5 minutos, dos veces al día.

Uvas.
Las uvas aportan muchos antioxidantes naturales y poseen resveratrol, un compuesto que ayuda a retrasar los síntomas de la vejez y favorece el regeneramiento celular. Incluye uvas a tu dieta cotidiana y aprovecha sus múltiples beneficios.

Como los cambios pueden resultar muy paulatinos y tardes en notarlos drásticamente, puedes sacar una foto de tus párpados antes de comenzar el tratamiento. Luego compara día a día como luces y cómo te veías antes.

Recuerda asistir con un médico especialista que revise tus ojos y parpados, para descartar cualquier complicación relacionada a ellos.