,

Tratamientos naturales para atacar la tos seca

La tos irritativa también se denomina tos seca. Esto se debe a que, cuando la persona tose, no se percibe ningún tipo de flema o mucosidad. La tos, es una respuesta del cuerpo para eliminar alguna presencia extraña en el organismo. Se puede presentar tos seca debido a que existe flema muy adherida que el cuerpo no puede expulsar.

Cuando se presenta frecuentemente, comienza a irritarse todo el sistema respiratorio, la garganta e incluso puede haber vómito (o sensación de que se va a vomitar). Los ataques de tos son más intensos durante la noche, por lo que el paciente no puede descansar bien. Se desencadena un estado de fatiga y debilidad que también debe tratarse.

Existen diferentes alimentos que funcionan para tratar la tos irritativa. Te contamos cuáles son los mejores remedios naturales que puedes llevar a cabo para aprovechar todos sus beneficios.

Con ajo

Tiene propiedades antibacterianas que protegen las vías respiratorias y eliminan las bacterias que las dañan. También es un remedio muy efectivo para tratar problemas bronquiales, específicamente.

Para realizar este remedio, necesitas 10 dientes de ajo, 5 ramitas de tomillo y aceite de oliva (cantidad necesaria). En primer lugar, machacar los 10dientes de ajo junto con el tomillo. Poner todo en un recipiente y cubrir con aceite de oliva. El aceite debe cubrir 0,5 cm por encima de los ingredientes machacados (todo debe estar perfectamente sumergido en aceite). Tapar el recipiente y dejar reposar por 24hs. Al otro día, colar la preparación y verter el líquido en un recipiente hermético. Beber una cucharada diariamente en ayunas, hasta que se hayan eliminado los síntomas.

Vahos de limón con eucalipto.

Los vahos son el mejor remedio para eliminar las flemas, ya que el vapor ingresa directamente por las vías respiratorias y va limpiando los bronquios. A su vez, el ingreso de humedad aplaca la irritación e hidrata la flema para su mejor eliminación.

La manera correcta y segura de realizarlos es: Poner al fuego 750ml de agua, con unas 10 hojas de eucalipto y el zumo de 2 limones. En el momento en que comienza a hervir, bajar el fuego a mínimo. Cubrir la cabeza con una toalla y acercar el rostro al vapor que sale del recipiente.

Jarabe natural

Este jarabe es considerado uno de los remedios naturales más potente para tratar las enfermedades respiratorias.

Para realizarlo, necesitarás: un recipiente de vidrio con tapa hermética, un limón, miel pura de abejas, una raíz de jengibre y agua. Cortar el limón y el jengibre en rodajas finas. Intercalar una rodaja de limón, una de jengibre y una cucharada de miel. Ir colocando todo en el recipiente. Seguir intercalando hasta llenar el recipiente. Taparlo y poner en el refrigerador. Cuando la preparación tenga la consistencia de una gelatina, es que ya está lista para consumir. Puede refrigerarse hasta por 3 meses.

Se debe preparar una infusión para hacer el tratamiento. Toma una cucharada de la preparación, colócala en una taza y vierte por encima, agua hirviendo. Bebe la infusión dos veces por día.

Cebolla y miel

Se necesitan tres cebollas y 100gr de miel pura de abejas. Cortar las cebollas en rodajas y mezclarlas con la miel. Cocinar a baño maría por dos horas. Dejar reposar por tres horas, luego colar la preparación. Reservar en un recipiente hermético. Tomar una cucharada tres veces al día, diariamente.

Jarabe de linaza

Se necesitan tres cucharadas de semillas de linaza, un limón y dos cucharadas de miel. Poner al fuego una taza de agua junto con las semillas de linaza. Cuando comienza hervir, dejar que se cocine por 5 minutos, retirar y colar. Agregar al líquido, el jugo de limón y la miel. Verter en un recipiente. Consumir una cucharada tres veces por día, diariamente.

Infusión de anís.

Colocar media cucharadita de semillas de anís trituradas en una taza. Verter sobre ellas, agua hirviendo. Tapar la infusión y dejar reposar por 5 minutos. Colar y beber. Endulzar con miel a gusto. Repetir la infusión tres veces por día.

Rábanos y miel.

Se necesitan cuatro rábanos y cinco cucharadas de miel. Rallar los rábanos y colocarlos en un recipiente con tapa. Agregarle toda la miel y dejar reposar con el recipiente tapado, por 4 horas. Luego, tomar cucharadas de la preparación cada vez que la tos se presente.

Jarabe de manzanilla y anís

Necesitas un puñado de hierba de manzanilla, una cucharada de semillas de anís, 3 clavos de olor, un limón y 40gr de miel. Poner al fuego 500ml de agua junto con la manzanilla. Cuando comience a hervir, agregar el anís y los clavos. Dejar al fuego por 5 minutos más. Luego, retirar del fuego y dejar reposar por 15 minutos. Colar la preparación, agregarle la miel y el zumo de limón (también colado). Mezclar bien todo y colocar en un recipiente de vidrio con tapa. Tomar dos cucharadas de este jarabe, tres veces por día.

Recuerda…
-Beber mucho agua para estar hidratado, pero a temperatura ambiente. No bebas nada frío.
-Aunque parezca obvio, evita fumar.
-Puedes entibiar zumo de zanahoria y beberlo para complementar estos tratamientos.
-Si la tos persiste por una semana sin presentarse cambios, acude a tu médico. Al igual si se presenta fiebre o si se dificulta la respiración.