,

Truco fácil y eficaz para limpiar hornallas o rejillas de tu cocina (fogón) y dejarlas como nuevas.

Limpiar hornallas o quemadores de la cocina es una tarea cotidiana y frustrante. Dejarlos relucientes es complicado y nos requiere demasiado trabajo, tiempo y dinero. Por suerte algunas sustancias como el amoníaco son suficientes para quitar restos de hollín, comida y óxido.

Cocina, fogón, estufa… esa amiga indispensable en el hogar que nos ayuda a preparar deliciosos alimentos, se ensucia fácilmente. A diario, y por la gran actividad cotidiana, nuestras cocinan quedan repletas de comida, salpicaduras de aceite, restos de alimentos quemados, hollín, etc. Para mantener el orden y la higiene, necesitamos mucho tiempo removiendo restos, aplicando químicos y fregando con múltiples esponjas. Sinceramente, luego de realizar grandes preparaciones no nos quedan fuerzas, ni ánimo suficiente, para renegar con una estufa sucia.

Para limpiar hornallas, quemadores y rejillas de la estufa se comercializan numerosos químicos abrasivos, potencialmente peligrosos. Es necesario tener en cuenta que todo lo que entre en contacto con la cocina, luego será quemado para preparar alimentos. Los vapores suelen ser perjudiciales si los productos no se utilizan con cuidado.

Por suerte, y especialmente para muchos de nosotros los que deseamos mantener la cocina impoluta, existe un truco sumamente eficaz para limpiar hornallas, es económico y sencillo. ¡Busca lápiz y papel, apunta este súper tip de limpieza!

Lee también: “Cómo limpiar el horno fácil y rápido con productos naturales”.

Truco para limpiar hornallas y quemadores de la estufa.

El siguiente tip no requiere de grandes esfuerzos, en poco tiempo conseguirás una estufa reluciente. Tampoco deberás dañar las superficies con esponjas o virutillas que raspan los materiales que la recubren.

El único secreto es aplicar el líquido que te indicaremos a continuación, dejar actuar durante toda la noche y enjuagar a la mañana siguiente. Notarás que la grasa se habrá disuelto y despegado de la superficie, incluso de los rincones más difíciles.

Para preparar el líquido y limpiar tus hornallas necesitarás:

  • Amoníaco.
  • Paño.
  • Bolsas herméticas, indicadas para congelar comida.

¿Cómo lo realizo?

  • En cada bolsa plástica hermética, coloca un quemador. Es importante que tengan cierres zip y de un tamaño adecuado para que en el proceso no se abran.
  • Luego, vierte 50 ml de amoníaco en cada bolsa. Puedes adquirir el amoníaco más barato, no se requiere una calidad o marca en especial, mucho menos que contenga algún tipo de perfume.
  • Cierra la bolsa y agítala bien. Procura que el líquido llegue a todos los rincones y que impregne toda la superficie.
  • Deja la bolsa reposar cerca de una ventana, terraza o ambiente bien ventilado.
  • Al otro día, quitar todo el líquido con un paño que sólo utilizarás con este fin y enjuaga con abundante agua y detergente para platos.

Para más detalles, te dejamos el siguiente video que indica qué procedimiento llevar a la hora de limpiar hornallas y quemadores.

Lee también: “¡¡¡Estos son los mejores trucos de limpieza del hogar que todos deberíamos conocer!!!”.

Recuerda enjuagar muy bien cada pieza antes de utilizar los quemadores. Realiza esta tarea en un lugar bien ventilado y alejado de los alimentos o de los lugares donde los preparas como encimeras, mesadas, etc.