, ,

¿QUÉ LE SUCEDE A TU CUERPO AL DEJAR DE COMER AZÚCAR? Descubre estos grandes beneficios!

Dejar de comer azúcar puede resultar algo difícil ya que muchos de los alimentos que ingerimos diariamente la contienen. Sin embargo, es un alimento que no necesitamos y bastante perjudicial. Cuando dejes de consumirla, todo esto ocurrirá en tu cuerpo. Beneficios insospechados e increíbles, ¡aún estás a tiempo!

Estas 10 cosas sucederán al dejar de comer azúcar.

Lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de comer azúcar
Lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de comer azúcar

1. Rejuvenecerás.

El azúcar interfiere en el accionar de la elastina y el colágeno. A través de un proceso denominado glicación, el azúcar se une a las fibras de proteína y éstas últimas mutan, volviéndose moléculas dañinas. Así, la piel pierde su brillo natural, la elasticidad y tersura. Una vez que abandones este alimento, la piel recuperará su capacidad de regenerarse y se desintoxicará rápidamente.

2. Mejoras en el funcionamiento del organismo.

Más allá de las cuestiones estéticas, dejar de comer azúcar trae grandes beneficios al cuerpo. Si bien cada cucharada de azúcar no aporta muchas calorías, la calidad de éstas es pésima. Son calorías vacías que no aportan ningún tipo de nutriente. Por el contrario, el azúcar quita nutrientes al cuerpo y ralentiza el metabolismo.

3. Menos antojos, más decisiones.

El azúcar, al igual que las grasas, activan los centros de placer en el cerebro y puede resultar muy adictiva. Como toda adicción, los antojos pueden dificultar tu capacidad de tomar decisiones a la hora de llevar a cabo una dieta. Mientras menos azúcar consumas, menos necesidad de hacerlo tendrás.

4. Alivio en el Síndrome Pre- Menstrual.

El azúcar causa inflamación en el organismo, promueve la secreción de mucosidades y provoca distensión abdominal. Si a todo esto, le sumamos la inflamación propia del ciclo menstrual y los cambios hormonales, la homeostasis (autorregulación del cuerpo) se ve altamente afectada. Dejar de comer azúcar ayudará a que te sientas menos hinchada, con menos cólicos y un vaciamiento más regular.

“El azúcar perjudica tu sistema inmunológico, tu metabolismo y tus funciones hepáticas”.

5. Estómago lleno por más tiempo.

Una dieta alta en azúcares provoca una inhibición de la leptina. La leptina es una hormona que regula el apetito y nos avisa cuando ya estamos satisfechos. Consumir más azúcar te llevará a consumir más alimentos también. Si deseas bajar sólo algunos kilos, quita este ingrediente de tu dieta y tu cuerpo se regulará por sí solo.

6. Cambios en la forma de tu cuerpo.

Al evitar uno de los alimentos que más inflaman al organismo, notarás que la forma de tu cuerpo irá cambiando poco a poco. Además de tener menos vientre, te sentirás mejor, con más energía y hasta pescarás menos enfermedades.

7. Mejoras en las funciones hepáticas.

El azúcar refinado es tóxico para nuestro cuerpo, ya que sobre exige al hígado durante los procesos digestivos. Poco a poco, el hígado comienza a recargarse de trabajo y se intoxica. Esa acumulación de toxinas impide que las funciones hepáticas estén en óptimas condiciones. La sangre ya no es filtrada de manera correcta y notarás que la piel es la primera en perjudicarse, producto de una acumulación de desechos en el cuerpo.

8. Mayor vitalidad.

El azúcar refinado no brinda más energía. Sólo proporciona un subidón rápido de energía, el cual es contraproducente. Cuando ese subidón baja abruptamente, tu cuerpo siente la necesidad de volver a comer algo dulce. De esta forma, entras en un círculo vicioso altamente perjudicial. Consume frutas, verduras y frutos secos si sientes la necesidad de energía.

“Dejar de comer azúcar ayuda a mejorar la forma de tu cuerpo y ayudas a desintoxicar el organismo”.

9. No sientes hambre en todo momento.

Esto es especial para aquellas personas que comen según el estado de ánimo. Muchas veces creemos que una golosina nos levantará el ánimo, sin embargo una fruta puede darnos la misma satisfacción. La diferencia reside en que el azúcar es adictivo y nos lleva a seguir comiendo más y más.

10. Mejoras en el sueño.

Como hemos visto, dejar de comer azúcar nivela tu energía, mejora tu metabolismo y tus funciones digestivas. Todo ello, repercute luego en la calidad de sueño obtenido. Las ganas de consumir “algo dulce” por las noches, provoca una subida abrupta de los niveles de glucosa y altera las hormonas encargadas de ayudarnos a conciliar el sueño.