,

Tus pupilas dicen mucho: mensajes que se revelan a través de los ojo

Desde tiempos remotos, los ojos han llamado la atención de muchos científicos y pensadores. Nuestros ojos han inspirado poemas, han despertado sentimientos, emociones y han sido el foco de bellas obras de arte. Se ha dicho que el observar una pupila, es observar el alma de otra persona, que los ojos no mienten. Es lo primero que observamos cuando vemos un rostro, pero ¿qué sabemos de las pupilas?

En este artículo, te presentaremos algunas curiosidades sorprendentes acerca del interior de nuestros ojos, específicamente, de las pupilas. Te brindaremos algunos detalles que, seguramente, no conocías.

Las pupilas, son la parte de nuestro cuerpo que se encarga de regular la cantidad de luz que entra en el globo ocular. Están situadas en el ojo, en la parte central del iris. Comúnmente, no conocemos mucho más acerca de las pupilas pero te presentamos 7 secretos que te parecerán de lo más interesantes.

Análisis de las pupilas

En el siglo XIX, más precisamente en 1881, un fisiólogo llamado Wilhelm Friedrich Kühne desarrolló una disciplina fuera de lo común: la optografía.

La optografía tenía como objetivo, el estudio de las pupilas de las víctimas de algún asesinato. Los cadáveres de las personas asesinadas eran sometidos a diversos estudios. Los análisis se basaban en la creencia de que la imagen del asesino, quedaba plasmada en la pupila como en una fotografía. Se llevaba a cabo una investigación microscópica y detallada.

Fue muy utilizada para analizar las víctimas de “Jack el destripador” y así acabar con el asesino serial, sin embargo, las muestras nunca dieron con el victimario.

Actualmente., la optografía es considerada una ciencia paranormal.

Emociones a través de las pupilas

Los estudios demostraron que las pupilas se dilatan considerablemente ante situaciones que generan emociones fuertes, como la alegría, el entusiasmo o el deseo sexual. Pero ¿Qué estudios lo demostraron?

Curiosamente, en 1977 se llevó a cabo un importante estudio de la Universidad de California. Consistía en reclutar 150 voluntarios que leyeran un libro erótico y así enfrentarlos a situaciones de emociones intensas e inesperadas. En determinados pasajes, los voluntarios reaccionaban de maneras similares, por lo que se pudo comprobar la relación estrecha existente entre las emociones y la dilatación de las pupilas.

La concentración
También se ha descubierto, a lo largo de los años, que cuando necesitamos resolver un problema complejo, que requiere de nuestra máxima atención y concentración, las pupilas sufren una dilatación sorprendente. Esto va en aumento si la situación desencadena en nosotros ansiedad o deriva en estrés. Aquí también observamos cómo las emociones intensas influyen en las pupilas, pero sumamos la saturación cognitiva.

La repulsión y las pupilas.

La repulsión es una reacción instintiva, es decir, natural en nosotros. Existen muchos estímulos que hacen reaccionar repulsivamente al ser humano, como estar presentes ante algo en descomposición u olores nauseabundos. Incluso, existen situaciones en sí mismas que rechazamos y consideramos desagradables, como la violencia.

En cada una de esas vivencias, nuestras pupilas se dilatan como respuesta al rechazo. Es una reacción fisiológica también al desagrado.

Las pupilas ante el dolor

El dolor, despierta diversas reacciones en nuestro cuerpo. En primer lugar, el estímulo dolor es recibido por nuestro sistema nervioso autónomo que despierta otras acciones. El cerebro dispara mensajes químicos para activar la huida. Cuando todo esto sucede, las pupilas se dilatan en señal de agudeza visual.

El cuerpo necesita la agudeza visual y todos los demás sentidos al máximo de sus potencialidades, para emprender el escape. También éstas, son respuestas fisiológicas.

Sensibilidad a los agentes químicos.

Todo nuestro cuerpo reacciona a cualquier agente químico presente en la atmósfera. Nuestras pupilas no son la excepción. Cuando te despiertas por la mañana y las pupilas están constantemente dilatadas, siempre el consejo es que acudas al médico. El consejo deriva de que cuando estas expuesto a químicos muy perjudiciales, las pupilas reaccionan con una dilatación permanente.

Los problemas cerebrales, el envenenamiento, las alergias a ciertos agente químicos, el cloroformo, drogas u opiáceos, también tienen este efecto en los ojos.

Problemas neurológicos
Esto, es algo a tener en cuenta en caso de que tengas niños o alguna persona a cargo. Si después de recibir un golpe o tener un accidente, notas las pupilas muy dilatadas, debes acudir a un médico de inmediato. Pues esto es signo de algún problema a nivel neurológico como hemorragias o inflamación.

Los pacientes que padecen cáncer en el cerebro, tienen las pupilas dilatadas de forma permanente.

Ahora ya sabes… ¡Son muchos los secretos que guardan nuestras pupilas!