¡Le llaman MAGIA BLANCA!: Los 7 usos de la leche magnesia para el cuidado de la piel y el cuerpo que todos deberían conocer

Leche magnesia: usos para el cuidado del cuerpo y la piel

Originalmente, los usos de la leche magnesia eran exclusivamente adjudicados a tratar todo tipo de problemas y padecimientos digestivos. Con el tiempo, se le fueron descubriendo otra serie de utilidades a este tan poderoso ingrediente, colmado de vitaminas y nutrientes, como lo son el magnesio, o la vitamina A y C.

A continuación te mostramos los 7 más populares usos de la leche magnesia para el cuidado de la piel y el cuerpo.

7 USOS DE LA LECHE MAGNESIA PARA LA PIEL Y EL CUERPO

usos de la leche magnesia

  1. La leche magnesia es excelente como laxante, por lo que también funciona muy bien a la hora de limpiar la piel, eliminando toxinas y abriendo los poros.
  2. Otro de los más populares usos de la leche magnesia, es a la hora de combatir la dermatitis severa; combate de manera perfecta el dolor y la irritación provocados por dicho padecimiento. Es recomedable tomar leche magnesia 2 o 3 veces a la semana para tratar este padecimiento.
  3. La leche magnesia tambiés es muy poderosa a la hora de combatir la caspa y darle más intensidad y suavidad al cabello. Gracias a sus altos contenidos en vitamina A, nutre de manera perfecta el folículo piloso, lo que ayuda a fortalecer y rejuvenecer el cabello.
  4. Otro de los más reconocidos usos de la leche magnesia, es a la hora de combatir todo tipo de quemaduras e irritaciones. La leche magnesia hidrata la piel, evitando así la formación de ampollas. Se recomienda aplicar sobre la zona afectada, y luego lavar con agua limpia y fria unas cuantas veces.
  5. La leche magnesia también es altamente efectiva a la hora de combatir la sudoración excesiva en pies, manos y axilas. Aplícala en las zonas afectadas, y deja actuar durante unos 20 minutos para luego enjuagar con agua fria. Realiza el tratamiento siempre, de manera constante, un par de veces a la semana.
  6. Es excelente para aclarar la piel, especialmente esa que se va oscureciéndo gracias al bikini. Mezcla leche magnesia con un poco de bicarbonato de sodio y limón, y tendrás un maravilloso enclarecedor natural.
  7. Utiliza leche magnesia a diario para tratar el acné y el cutis graso ¡es excelente!

Estos son solo algunos de los más conocidos usos de la leche magnesia. Hablamos de un ingrediente natural muy poderoso, ¡que seguramente te sacará de más de un apuro!