¿Cuáles son las propiedades de la Albahaca?

¿Cuáles son las propiedades de la Albahaca?

La albahaca es una hierba aromática especial, deliciosa, versátil y colmada de beneficios para la salud. Forma parte de la gastronomía mediterránea europea, aunque ha alcanzado cada rincón del mundo.

De aroma y textura fresca, esta planta puede convertirse en un excelente remedio natural o puede acompañar incluso postres. Sus aplicaciones tanto en la gastronomía como en la medicina natural parecen no tener fin.

Aquí te contamos cuáles son las propiedades y beneficios medicinales de la albahaca, cómo plantarla en tu jardín, cómo cuidarla y cuáles son las combinaciones adecuadas para fortalecer aún más su poder.

Descripción general de la albahaca

El nombre científico de la albahaca es Ocimum basilicum y forma parte de la familia de las lamiáceas. Es una hierba aromática conocida desde hace siglos, proveniente de las regiones tropicales africanas y del sudeste asiático.

Se trata de una planta de crecimiento anual que alcanza entre 30 cm a 1.30 m de altura. Sus hojas tienen un color verde intenso, ovaladas y con un tamaño de 3 cm a 11 cm de longitud. Aunque mucho no lo sepan, la albahaca tiene flores de color blanco o violeta. Las flores generalmente no se consumen debido a que no presentan el mismo sabor intenso que las hojas. Incluso algunas variedades son más bien amargas.

En la gastronomía

En la mayoría de las comidas asiáticas se emplea una albahaca originaria de allí, con un sabor muy similar al del clavo de olor, diferente a la especie que se utiliza en las comidas mediterráneas de Europa. Se trata de una variedad bastante más intensa y su nombre científico es Syzygium aromaticum.

Por otro lado, en la cocina mediterránea se emplea la albahaca más conocida por todos y se la suele utilizar fresca ya que su sabor es más claro y se aprovecha mejor. Esta aromática acompaña platos de pasta, ensaladas y salsas de tomate. Las opciones secas también se consumen en salsas o sopas.

Algunas de las recetas más conocidas en todo el mundo que contienen albahaca son:

  • Berenjenas a la parmesana
  • Patatas cajún
  • Pastas con salsa de tomate
  • Pollo a la vietnamita
  • Humita chilena de maíz
  • Curry thai
  • Salsa pesto

Beneficios y propiedades medicinales de la albahaca

Esta increíble hierba no sólo es deliciosa, cuenta con numerosos nutrientes que la hacen un excelente alimento y medicina.

Su particular sabor es adorado por todos y se puede consumir tanto fresca, como seca. Sin embargo, para aprovechar al máximo sus bondades opta por ingerirla fresca, dentro de lo posible.

Afortunadamente estamos hablando de una hierba de hojas suaves que no requieren mucha cocción. En caso de elaborar platillos calientes, puedes calentarla sólo unos minutos y estará lo suficientemente cocinada, a buena temperatura, tierna y sin perder ninguno de sus beneficios.

Propiedades de la albahaca

Algunas de las propiedades de la albahaca son:

  • Vitamina K: Dos cucharadas de albahaca aportan el 29% de la vitamina K recomendada diariamente. Este nutriente es esencial para una buena coagulación de la sangre.
  • Vitamina A: Con poderosos beta-carotenos de poder antioxidante que protegen las células de tejidos que cubren algunas estructuras corporales importantes. Por ejemplo, previene el daño a los vasos sanguíneos producto del accionar de los radicales libres. A su vez, evita la oxidación del colesterol en la sangre, previniendo condiciones serias como la arterosclerosis, ataques cardíacos y embolias.
  • Vitamina C: Otro poderoso antioxidante que fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la recuperación de infecciones del tracto respiratorio.
  • Minerales: hierro, calcio, manganeso, magnesio y potasio.
  • Propiedades antibacterianas: que derivan de sus flavonoides que protegen el ADN. Las investigaciones determinaron que el uso de extracto de albahaca junto con antibióticos ayudó a combatir a aquellas bacterias que presentaban un elevado porcentaje de resistencia a los medicamentos.
  • Aceites volátiles: La mayor parte de sus propiedades medicinales y beneficios derivan de los aceites volátiles como el estragol, linalol, cineol, eugenol, sabineno, mirceno y el limoneno. En conjunto, estos compuestos activos son capaces de eliminar y acabar con poderosas bacterias como la listeria, el estafilococo, la esterichia coli, yersinia enterocolitica y pseudomonas aeruginosa.
  • Propiedades antiinflamatorias: El eugenol presente en la albahaca es capaz de bloquear la actividad inflamatoria de la enzima nociva denominada ciclooxigenasa.
  • Ayuda a manejar los síntomas de la tuberculosis: Actualmente se encuentran en estudio y desarrollo nuevos tratamientos naturales para mejorar la calidad de vida del paciente tuberculoso, mejor control de los síntomas y de la enfermedad en sí.
  • Reduce los niveles de azúcar en sangre.

Si necesitas conocer remedios naturales con albahaca, te recomendamos leer nuestro artículo: “Los mejores remedios caseros con albahaca”.


Cómo plantar la albahaca

La albahaca puede plantarse desde la semilla o por esqueje. En caso de elegir la primera opción, recomendamos utilizar un semillero y algún tipo de invernadero casero para que reciba suficiente calor.

La época ideal para su cultivo es a principio de la primavera cuando se realiza desde una planta madre. Es una hierba que se adapta muy bien a una maceta de interior o en la tierra firme del patio de casa. Por ello, veamos cómo podemos plantar albahaca en la comodidad de nuestra casa:

SIEMBRA

En caso de tener las semillas de la albahaca se necesitará un semillero, el cual deberá prepararse hacia finales del invierno.

En caso de tener esquejes de una planta madre se puede sembrar a principios de primavera. Mientras que los plantones se obtienen en un vivero durante toda la primavera y el verano para ser trasplantados a su lugar definitivo.

Para cualquier opción, ten presente que, si el lugar definitivo será una maceta, esta deberá tener una profundidad mínima de 20 cm para que la planta logra buenas raíces. Si son varias plantas las que deseas trasplantar, tiene que existir una distancia de 25 cm entre una y otra.

TEMPERATURA

La albahaca crece mejor en climas templados y cálidos ya que no es buena soportando las bajas temperaturas. Si vives en una región de clima frío, te recomendamos plantarla en maceta y mantenerla en el interior o en un invernadero adecuado.

SUSTRATO

Para una mejor siembre, se necesita tierra bien fértil. El sustrato deberá ser enriquecido con materia orgánica, pero no deberá contener abono en exceso. Con un 10% aplicado en el momento de la siembra, son suficientes para lograr una variedad fuerte. Controla muy bien el drenado y el aireado.

LUZ

Será necesario que reciba luz directa del sol por algún período de tiempo. Puede llegar a crecer en espacios de sombra sólo si ésta es parcial.

RIEGO

El riego para la albahaca debe ser regular y casi de forma permanente. La mejor técnica es la de riego por goteo ya que evita el exceso, a la vez que previene la sequía. Con el goteo la tierra permanece en un grado de humedad constante.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Una de las enfermedades más comunes de la albahaca es el ataque de los hongos por exceso de riego. Presta atención a los síntomas y al aspecto de las hojas. Por otro lado, la plaga más frecuente de esta aromática son los caracoles que pueden llegar a hacer grandes daños si no se controlan.

COSECHA

La cosecha puede ser progresiva, en pequeñas cantidades a lo largo del año. Esto además es beneficioso para la planta ya que estimula la producción de más hojas y fortalece el tallo. Las primeras hojas que deben ser tomadas, son las de mayor tamaño.

Cómo cuidar la albahaca

La albahaca es más bien una especie de sol. Requiere una gran cantidad de luz solar, a la vez que prefiere suelos húmedos y bien permeables. Será necesario enriquecer la tierra con compost que la vuelva lo suficientemente fértil.

La planta es muy sensible a las épocas de frío, especialmente a las heladas. Para protegerla, durante la noche, te recomendamos cubrir la superficie con un plástico de los que se utilizan en los invernaderos.

Además, en época de mucho calor, las altas temperaturas pueden afectar sus hojas por lo que también resulta buena idea colocarla en un lugar donde reciba algo de sombra en algún momento del día.

Albahaca y embarazo

Existe la creencia de que la albahaca puede ser tóxica o presenta cierto riesgo de toxicidad, no sólo durante el embarazo, sino en términos generales. Esto, en realidad, no es así.

Las investigaciones afirmaron que la planta aromática es segura. Sólo el extracto de albahaca consumido en grandes cantidades puede representar cierto riesgo de intoxicación cuando no hay control en el consumo ininterrumpido.

En cuanto al embarazo, por otro lado, muchas de las hierbas aromáticas contienen beta- bisaboleno. Estos compuestos químicos se relacionan a un mayor riesgo de aborto espontáneo. Pero también dependerá de la cantidad de consumo. Ante un consumo moderado no existe riesgo.

Algunas de las hierbas que poseen beta- bisaboleno son: albahaca, orégano, comino, ajedrea, jengibre, perejil, lavanda, romero, ajenjo, menta peperina y salvia.

About The Author

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top