8 Remedios Caseros para Bajar el Azúcar naturalmente

8 remedios caseros y naturales que te ayudarán a bajar el azúcar en sangre y a obtener una mejor calidad de vida, evitando la diabetes.

Antes de desarrollar enfermedades serias como la diabetes, es importante controlar nuestra alimentación y, por medio de ella, lograr bajar el azúcar naturalmente. La glucosa elevada en sangre trae aparejados numerosos problemas de salud que, con un buen controla a tiempo, pueden ser prevenidos y hasta revertidos.

Hoy te contamos por qué el azúcar agregado en nuestras dietas occidentales nos está matando y qué formas saludables existen para reemplazarlo. Además, consejos de salud y remedios caseros que te ayudarán a bajar el azúcar naturalmente en poco tiempo.

El azúcar en nuestra dieta cotidiana

Bajar el azúcar es indispensable actualmente porque poco a poco ha logrado ingresar a nuestra alimentación cotidiana, sin que lo supiéramos o lo notáramos.

Probablemente conozcas a pocas personas que coman azúcar refinado a cucharadas diariamente. Sin embargo, las estadísticas informan que estamos consumiendo alrededor de 22 cucharaditas de azúcar al día (sin contar los azúcares naturales, estamos hablando sólo de la refinada). ¿Cómo puede ser esto posible?

El problema es bastante simple y se denomina “azúcar agregado”. Sin darnos cuenta, consumimos de manera inconsciente muchas cucharadas de azúcar agregada en los alimentos chatarra e industriales. También en panificados y bollería.

Por estos hábitos que caracterizan a la alimentación occidental, muchas personas han desarrollado incluso una adicción al azúcar (y consumen un promedio de 30 cucharadas al día).

La American Heart Association recomienda obtener al día no más de 150 calorías provenientes del azúcar agregado, es decir, no más de 6 cucharaditas.

¿Por qué es necesario bajar el azúcar de nuestra dieta y de nuestros organismos?

Siempre que hablamos de bajar el azúcar, hacemos referencia a los azúcares agregados en los alimentos, el azúcar refinado y sus derivados.

Hay otro tipo de azúcares naturales como los que están presentes en las frutas, la miel o la leche, que en su justa medida resultan provechosos para el cuerpo. Son un tipo de carbohidrato que el organismo transforma en energía y la aprovecha de la mejor manera.

Las advertencias y estudios advierten sobre los excesos en el azúcar que se añade a alimentos de consumo masivo como refrescos, dulces, helados, galletas, etc. El problema de la falta de información es que muchas comidas no dulces también poseen este tipo de azúcar como el pan, salsas de tomate, aderezos, yogures neutros, etc.

Pero esto no siempre fue así. Los cambios en la dieta tienen mucho que ver también con los cambios en el estilo de vida. Pasar mucho tiempo fuera de casa, el cansancio del trabajo, la cantidad de horas laborales… Hicieron que los alimentos industrializados prevalezcan sobre las opciones naturales y caseras. Esto sin tener en cuenta que la comida chatarra, por ejemplo, hasta resulta más económica que la saludable.

El azúcar refinado, carente de nutrientes y colmado de calorías vacías, está estrechamente relacionado con el desarrollo de la diabetes. En el último tiempo, junto con la obesidad, el aumento de la diabetes tipo 2 ha sido abrupto. Lo mismos sucedió con la enfermedad del hígado graso no alcohólico, también íntimamente relacionada con el azúcar y el estilo de vida moderno sedentario.

Bajar el azúcar de nuestra dieta es imprescindible, porque esta sustancia provoca:

  • Un aumento en el perímetro de la barriga, favoreciendo el cúmulo de grasa en toda esa zona. Esto, a su vez, aumenta el riesgo del paciente de padecer enfermedades cardíacas.
  • Daños en el corazón y en todo el sistema cardiovascular.
  • Disminución de las capacidades cognitivas del cerebro.
  • Aumento de peso, favoreciendo enfermedades como la obesidad.
  • Un aumento en la proliferación y producción de células malignas.

Incluso si la persona tiene un peso saludable, es esencial disminuir y bajar el azúcar para cuidar su salud. Esta no es una recomendación sólo para aquellos que presentan sobrepeso. Las estadísticas incluso afirman que personas delgadas que consumen altos niveles de azúcar agregado también tienen altas posibilidades de padecer enfermedades cardíacas.

Cómo bajar el azúcar en la sangre con estos 8 remedios naturales

A continuación, te contamos los mejores remedios naturales para bajar el azúcar en la sangre. Estos tratamientos funcionan tanto para pacientes diabéticos como para aquellos prediabéticos que, con algunos ajustes en el estilo de vida, pueden evitar la enfermedad crónica.

Sin embargo, ninguno de estos tratamientos suplanta el prescripto por el médico. Incluso, antes de comenzar cualquier tratamiento natural para bajar el azúcar, te recomendamos consultar con el especialista ya que muchos de estos potencian o interfieren en la acción de muchos fármacos.

Si estás consumiendo medicamentos para la diabetes, mide tus niveles de glucosa en sangre ya que combinar el tratamiento farmacológico con el natural, puede ocasionar el resultado inverso a la hiperglucemia: una hipoglucemia (valores de glucosa en sangre muy bajos). Estos extremos también son muy peligrosos para el organismo, ya que necesita un balance adecuado para funcionar correctamente y no perjudicar los diferentes órganos.

1. Té de Chancapiedra

Esta pequeña hierba (de nombre científico Phyllanthus niruri) es muy famosa en la medicina natural y en la medicina tradicional de países como Perú o India. Sus compuestos son muy eficaces a la hora de mejorar las funciones renales, eliminando cálculo, por ejemplo (de allí deriva su nombre, también es conocida como la hierba “quiebra piedras”).

Sin embargo, muchos de sus componentes acuosos han demostrado tener efectos hipoglucemiantes que promueven un balance permanente de azúcar en sangre cuando se consume en forma terapéutica.

¿Cómo consumirlo? Añade 1 cucharadita de hojas secas de chancapiedra en 300 ml de agua hirviendo. Tapa la infusión y deja reposar por 7 minutos. Filtra el preparado y consume inmediatamente. Beber de 3 a 4 tazas por día.

2. Té de pata de vaca

También llamada pezuña de vaca, es una planta que debe su nombre a la particular forma de sus hojas. Se la emplea como un poderoso diurético, para evitar la formación de cálculos renales, es depurativa, desinfectante e ideal para la diabetes.

Posee un compuesto que, dentro del cuerpo, actúa de maneras muy similares a la insulina, por ello suele formar parte de tratamientos para bajar el azúcar en sangre, especialmente cuando el paciente no puede regular su glucemia con fármacos recetados.

¿Cómo consumirla? Coloca 3 hojas de pata de vaca en 300 ml de agua. Lleva a fuego lento hasta que hierva. Deja cocinar por 5 minutos y retira del fuego. Deja reposar por 5 minutos más, filtrar el preparado y beber. Consumir dos veces al día.

3. Té de canela

La canela es importante en el tratamiento de la diabetes tipo 2, especialmente, ya que favorece la capacidad del cuerpo de utilizar la glucosa, combatiendo la resistencia a la insulina.

Además, la canela es una especia de sabor único, tan particular que se la usa como antiinflamatorio, antioxidante y protector de la salud respiratoria. También favorece las funciones cognitivas, regula el metabolismo, ayuda a la pérdida de peso y permite bajar el azúcar en sangre.

Puedes aprovechar las propiedades de la canela consumiéndola en cualquier preparación sumándola al café, a bebidas frías o comidas. 1 gramo de canela al día ya es suficiente para contar con todos los beneficios que aquí mencionamos.

¿Cómo elaborar un té de canela? En un litros de agua, añade 3 ramas de canela y llevar a fuego medio hasta que hierva. Dejar cocinar por 5 minutos, retirar del fuego, tapar y esperar 15 minutos. Filtrar el preparado y conservar. Beber a lo largo del día frío o caliente, con unas gotas de limón, menta, jengibre y/o endulzado con stevia.

4. Té de melón amargo

El melón amargo es muy utilizado en la cocina y en la medicina tradicional de países asiáticos. En la gastronomía se emplea como un vegetal, mientras que en la elaboración de remedios se utiliza tanto el fruto como la semilla en infusiones, tisanas, cápsulas o extracto.

Entre sus múltiples beneficios, se lo emplea para bajar el azúcar en sangre (muy beneficioso para personas diabéticas que no logran un balance glucémico con los fármacos), mejorar problemas estomacales, acelerar el tránsito intestinal, estimular la menstruación, entre otros.

¿Cómo consumirlo? Colocar 1 cucharada colmada de hojas secas de malón amargo, más algunos trozos del fruto en caso de conseguirlo, en 1 litro de agua hirviendo. Mezcla bien, retirar del fuego, tapar el recipiente y dejar reposar por 10 minutos. Filtrar el líquido y beber todo a lo largo del día.

5. Tintura de granos de café

Los concentrados de café han demostrado ser muy efectivos a la hora de bajar el azúcar en sangre. Este remedio natural suele ser un complemento para los pacientes con diabetes tipo 2 o para prevenirla. 2 tazas de café negro al día, sin azúcar, pueden favorecer la utilización de la insulina.

También puedes elaborar esta tintura para bajar el azúcar:

Ingredientes:

  • 10 g de café en granos
  • 100 ml de vodka (graduación alcohólica 40%)
  • Gotero o recipiente de vidrio oscuro, hermético.
  • Recipiente de vidrio oscuro, con tapa

Preparación:

  1. Coloca los ingredientes dentro del envase oscuro y tapa el recipiente.
  2. Envuélvelo con un paño, agita muy bien y guarda en un armario seco, sin contacto con la luz solar.
  3. Agitar la tintura todos los días y dejar reposar (sin abrir) por 5 días.
  4. El sexto día filtrar el preparado y conservar en el gotero. Guardar en un lugar fresco y seco.

Tratamiento:

Beber 1 cucharadita de esta tintura, diluida en medio vaso de agua. Repetir todas las noches después de la cena.

6. Té de salvia

Utilizada desde la Antigua Grecia por sus excelentes propiedades, esta es otra hierba muy popular y fácil de conseguir, excelente a la hora de bajar el azúcar en sangre. Pertenece a la misma familia que el orégano y la albahaca, muy conocida en el mundo gastronómico, pero también cuenta con propiedades medicinales maravillosas.

Es un antibiótico natural, astringente que ayuda con los problemas gástricos, rica en antioxidantes, aumenta el apetito, es relajante, antiinflamatoria y, como ya mencionamos, es efectiva regulando la glucemia en sangre

¿Cómo consumirla para bajar el azúcar en sangre? Añade 2 cucharadas de hojas de salvia seca en 250 ml de agua hirviendo. Tapar y dejar reposar por 10 minutos. Bebe esta infusión dos veces al día. Ten presente que es una bebida de sabor concentrado, añade unas gotitas de limón y endulza con stevia en caso de ser necesario.

7. Té de planta de insulina

La planta de insulina debe su nombre a los compuestos que posee, los cuales ingresan al organismo y desencadenan los mismos procesos que la hormona denominada insulina (la que regula los niveles de glucosa en sangre).

Es diurética, antioxidante, antimicrobiana y anticancerígena. Además, favorece la salud renal, mejorando la función depurativa de estos órganos.

La forma más popular de ingerirla es masticando una hoja de la planta diariamente. Sin embargo, muchas personas no toleran su sabor y, aunque su efecto es muy beneficioso para los diabéticos, de esta manera es muy difícil de continuar el tratamiento.

Por ello, aconsejamos elaborar un té concentrado de esta hierba si necesitas bajar el azúcar en sangre.

¿Cómo elaborarlo? Coloca 2 cucharadas de planta de insulina seca en 1 litro de agua. Lleva a fuego moderado hasta que hierva. Retira del fuego, deja reposar por 10 minutos, filtra y conserva el líquido. Bebe a lo largo de todo el día.

Si consigues extracto de esta planta, puedes diluir 2 tabletas en 1 litro de agua (no es necesario calentar el agua) y bebe durante el día.

8. Té de carqueja

También denominada carquejilla, se trata de un arbusto con grandes propiedades depurativas. Además, es antirreumática, antiséptica y hepatoprotectora. Se la consume como vigorizante sexual, como antiácido natural y también para bajar el azúcar en sangre elevada.

¿Cómo consumirla? Coloca 10 gramos de hojas y tallos secos de carqueja en 750 ml de agua hirviendo. Tapa, deja reposar por 10 minutos, filtra el líquido y bebe a lo largo del día. Esta cantidad equivale a tres tazas de té, ya que no se puede superar esa dosis diaria.

CONCLUSIÓN

Bajar el azúcar en sangre es indispensable para nuestra salud, sin embargo, también tenemos que estar muy atentos al tipo y calidad de la alimentación cotidiana. Los azúcares agregados han colmado nuestras comidas cotidianas y favorecen el desarrollo de numerosas enfermedades.

… ¿Lees las etiquetas de los alimentos industrializados?… ¿Has notado cuánto azúcar añadido hay en todos ellos?… ¡Cuéntanos tu experiencia!


Si quieres saber más sobre la diabetes, te recomendamos leer el siguiente artículo: “6 consejos saludables para controlar el azúcar en sangre y prevenir complicaciones”

About The Author

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top