Propiedades y beneficios del ajo ¡Un súper alimento!

Propiedades y beneficios del ajo

De un sabor único y una versatilidad especial, este alimento resulta una auténtica maravilla del mundo natural. Los beneficios del ajo han podido ser comprobados a lo largo del tiempo, sin embargo, no dejan de sorprendernos. Incluso los mismos científicas continúan investigando sus auténticas propiedades.

Es un gran aliado a la hora de preparar platillos, más sus poderes medicinales son los que lo convierten en el mejor tratamiento para las infecciones y para prevenir múltiples problemas de salud.

Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para no dudarlo más e incorporarlo a tu dieta cotidiana.

Información general sobre el ajo

La planta

El ajo lleva el nombre científico Allium sativum y es una especie que forma parte de la familia de las liláceas (aunque algunos especialistas lo incluyen en la de las amarilidáceas). Se trata de un alimento muy especial, consumido alrededor de todo el mundo y de un valor incalculable en cuanto a sus beneficios.

La planta no se conoce en estado silvestre, pero es cultivada en numerosos países. Se cree que es originaria de Asia occidental (luego es introducida al Mediterráneo) y la morfología de la planta es variada.

Es una especie de hojas planas, delgadas y que llegan hasta los 30 cm de longitud. Se cree que se cultiva desde hace 7000 años. Posee un bulbo de piel blanca con la cabeza dividida en dientes. Enraíza con facilidad, logrando buena profundidad (de hasta 50 cm).

La parte comestible de la planta es la cabeza, la cual puede contener entre 6 a 12 dientes. Cada uno de ellos puede dar origen a una nueva planta. La plantación debe hacerse durante el invierno y hasta el comienzo de la primavera. Ocho meses después es tiempo de cosecha.

Actualmente, los principales productores de ajo son China, India, Egipto y Corea del Sur.

¿Cuáles son los nutrientes del ajo?

No sólo se caracteriza por su potente sabor y olor, los beneficios del ajo también resultan increíbles. Aporta múltiples micronutrientes esenciales como vitamina B6, selenio y manganeso.

Tiene muy pocas calorías y es bajo en carbohidratos por lo que puede ser consumido prácticamente por cualquier persona. Incluso posee tantos antioxidantes (como polifenoles, por ejemplo) que se lo utiliza en el tratamiento de diversas patologías.

Un diente de ajo crudo aporta, aproximadamente:

  • 4 calorías
  • 1 g de carbohidratos
  • 0.2 g de proteína
  • 0.1 g de fibra
  • 0.1 mg de manganeso
  • 0.9 mg de vitamina C
  • 5.4 mg de calcio

Por otro lado, también presenta: aminoácidos proteinógenos, compuestos sulfurados, quercetina (flavonoide), otros minerales importantes (potasio y selenio) y más vitaminas del complejo B (B6, B1, B2, B3 y B5).

¿Por qué el ajo tiene un olor tan característico?

Tanto la cabeza, como la planta entera, poseen un olor característico y especial. Probablemente siempre te hayas preguntado a qué se debe y por qué se potencia cuando lo cortamos. ¡Incluso es tan difícil de eliminar, hasta de nuestras manos! Los beneficios del ajo no sólo derivan de su valor nutricional.

Aquí te explicamos la razón: Cada cabeza de ajo posee alrededor del 1% de una sustancia llamada aliína que se trata de un aminoácido azufrado. Cuando un diente de ajo es machacado, la aliína se convierte en alicina que, a su vez, produce subproductos que eliminan ese olor tan característico.

Los científicos se encuentran comprobando el potencial que presentan estas sustancias azufradas a la hora de prevenir y tratar enfermedades importantes, muchas de ellas crónicas o mortales.

11 Beneficios del ajo que necesitas conocer

Para aprovechar al máximo los beneficios de ajo, debes saber que se recomienda su consumo en crudo. En el mundo culinario se lo emplea en diversos platos, sin embargo, muchas de sus propiedades se pierden con el calor.

Para tratar o prevenir enfermedades, dentro de la medicina natural se aconseja consumirlo regularmente sin ningún tipo de cocción. Algunos de los beneficios del ajo más importantes y que necesitas conocer sí o sí, son:

1. Prevención y tratamiento del cáncer

Los investigadores han podido determinar que los vegetales pertenecientes a la familia “allium”, en especial las cebollas y los ajos, tienen efectos directos en varias de las etapas del cáncer. Esto se debe a sus compuestos azufrados bioactivos que afectan diferentes procesos biológicos.

El Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos afirma que existe una relación entre el aumento de la ingesta de ajo crudo y una disminución en las probabilidades de padecer cáncer. Es decir que algunos de los cánceres más importantes (de estómago, colon, esófago, páncreas y mama) pueden ser prevenidos con este alimento.

Al parecer, los beneficios del ajo contra el cáncer derivan de su capacidad para bloquear sustancias que promueven el desarrollo de los tumores. Al detener estas sustancias, el organismo puede reparar el ADN, frenar la reproducción de células malignas o inducir la muerte de las dañadas.

Estudios que lo avalan

Un estudio francés realizado a un grupo de 345 pacientes con cáncer de mama, encontró que aquellos que aumentaban el consumo de ajo en su ingesta diaria, presentaban mejoras significativas, estadísticamente hablando.

Algo similar pudieron encontrar respecto al cáncer de páncreas, uno de los cánceres más letales. Comparadas con las personas que ingieren dosis más bajas, aquellos que consumen dosis elevadas de ajo y cebolla presentan un 54% menos de riesgo de padecer cáncer de páncreas.

Además, los investigadores afirman que estos beneficios del ajo aumentan, cuando se eleva también la ingesta de frutas y verduras.

Finalmente, los estudios se muestran prometedores respecto a otros beneficios del ajo: Al parecer sus compuestos azufrados inducen la apoptosis. Dicho proceso es la muerte celular programada por el organismo, para evitar la proliferación y el crecimiento de células dañadas. Esto genera la muerte de las células cancerosas, según investigaciones en animales.

2. Beneficios del ajo a la hora de combatir infecciones

Los estudios científicos también comprobaron que las sustancias activas como la alicina que contiene el ajo son efectivas a la hora de eliminar innumerables microorganismos patógenos. Muchos de ellos son los causantes de infecciones comunes como el resfriado, aunque también ha sido comprobado su efecto contra infecciones raras.

Para comprobar esto se realizó un estudio donde se dividió a un grupo de voluntarios en dos. El primer grupo consumió suplementos de ajo durante la época fría, mientras que el segundo ingirió placebos.

Los resultados demostraron que el primer grupo presentó menos probabilidades de resfrío y que, cuando padecían la enfermedad, se recuperaban más rápido que el segundo grupo. Los consumidores de placebo tardaban hasta el doble de tiempo en recuperarse.

Así se concluyó que la alicina y los beneficios del ajo que cuentan con propiedades antimicrobianas, antivirales y antifúngicas son los encargados de combatir y prevenir infecciones.

3. Previene el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en todo el mundo, seguido por el cáncer. Entre los diferentes beneficios del ajo se encuentra la capacidad de prevenir y tratar diferentes afecciones cardiovasculares.

Incluso se ha comprobado su accionar sobre enfermedades metabólicas.

La revisión científica encontró que, en general, el consumo regular de ajo tuvo efectos positivos en pacientes que padecían aterosclerosis, hiperlipidemia, trombosis, hipertensión y diabetes.

Es decir, se comprobó que uno de los beneficios del ajo es ser un poderoso cardioprotector, tanto en organismos animales como humanos.

Uno de los descubrimientos más significativos y sorprendentes hace referencia a su capacidad de revertir la enfermedad cardíaca temprana. Hasta se pudo observar cómo logra eliminar la placa adherida a las paredes arteriales.

Un estudio publicado en el año 2016 en el Journal of Nutrition hace referencia a esto. En el mismo se comprobó que 55 pacientes diagnosticados con síndrome metabólico removieron la placa de las arterias a través del consumo de extracto de ajo.

La palabra de los especialistas

Matthew J. Budoff, uno de los principales investigadores del estudio, afirma:

“Este estudio es la demostración de los beneficios del ajo en extracto a la hora de reducir la acumulación de placa blanda en las arterias y evitar la formación de placa nueva.

Se completaron cuatro estudios aleatorios y se llegó a la conclusión de el extracto de ajo envejecido disminuye la progresión de la aterosclerosis y revierte la enfermedad cardíaca cuando esta se encuentra en etapas preliminares”

4. Tratamiento contra la alopecia en hombres y mujeres

En el último tiempo una práctico se hizo muy popular en Turquía: utilizar el ajo para tratar la calvicie.

Por ello los investigadores de la Universidad de Mazandaran de Ciencias Médicas de Irán lograron comprobar que el gel de ajo aplicado sobre el cuero cabelludo favorecía el crecimiento del cabello.

La alopecia es una enfermedad autoinmune muy común que tiene tratamiento, más no cura. Aplicar el gel de ajo dos veces al día, durante tres meses, podría ser un tratamiento efectivo en pacientes que consumen corticoides para la enfermedad

Es decir, los beneficios del ajo en gel ayudan y aumentan la eficacia de los tratamientos corticosteroides, cuando se aplica de forma tópica.

Si deseas aprovechar los beneficios del ajo para el crecimiento del cabello, te recomendamos acompañarlo con aceite de coco ya que potencia su acción.

5. Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre

Un estudio en ratas diabéticas comprobó que el ajo mitiga las complicaciones propias de la enfermedad, como la nefropatía. La experimentación consistía en administrar diariamente extracto de ajo durante siente semanas.

Las ratas presentaron niveles más bajos de glucosa en sangre (57% menos) , colesterol (40% menos )y triglicéridos (35% menos, en promedio). Incluso disminuyó hasta en un 50% la presencia de proteína en la orina.

En conclusión, los beneficios del ajo también están presentes a la hora de mejorar la calidad de vida de los pacientes con diabetes. Este alimento debería estar presente en su dieta cotidiana. Así podemos decir que consumirlo:

  • Regula los niveles de azúcar en sangre
  • Previene, detiene o disminuye las complicaciones causadas por la diabetes
  • Ayuda a combatir infecciones (los diabéticos son propensos a padecerlas, especialmente infecciones fúngicas)
  • Reduce el colesterol LDL (el perjudicial para la salud)
  • Estimula la circulación sanguínea

Si necesitas elaborar y conocer maravillosos remedios naturales con ajo, te recomendamos leer el artículo: “Estos son los mejores remedios caseros con ajo, ¡Para acabar con múltiples enfermedades!”


6. Beneficios del ajo para personas hipertensas o presión arterial elevada

La revista científica Maturitas publicó un estudio donde se evaluaban a 50 personas con presión arterial elevada e incontrolable (es decir que no se podía regular con medicamentos). A los participantes se les administró 960 mg de extracto de ajo al día, durante tres meses (además del medicamento prescripto por el especialista médico de cada uno).

Se comprobó que el extracto de ajo como tratamiento complementario logró que la presión arterial disminuyera, en todos los pacientes, al menos 10 puntos.

Sin embargo, existe otro estudio publicado en el año 2014 donde se pudo descubrir que los beneficios del ajo en personas hipertensas podrían tener resultados similares a los fármacos recetados.

En este último estudio se explica que los polisulfuros del ajo promueven el ensanchamiento de los vasos sanguíneos repercutiendo directamente en la reducción de la presión arterial.

7. El ajo es un tratamiento preventivo contra el Alzheimer y otras formas de demencia

El Alzheimer es un tipo de demencia muy común que afecta enormemente la vida del paciente. Cuando el paciente padece Alzheimer se observan placas de péptido β-amiloide en su sistema nervioso central.  Estos depósitos de placas dan como resultado daño neuronal.

Un estudio publicado en el Journal of Neurochemistry afirma que entre los múltiples beneficios del ajo se encuentra el de ser neuro protector.

Su compuesto activo S- alilcisteína junto con otros importantes antioxidantes protegen al cuerpo del daño oxidativo que contribuye al desarrollo de este tipo de enfermedades.

Estos hallazgos son esperanzadores ya que a partir de ellos existe la posibilidad de desarrollar futuros medicamentos para tratar enfermedades como el Alzheimer o similares.

8. Protege los órganos ante una intoxicación de metales pesados

Para comprobar esto, se realizó un estudio de 4 semanas en empleados de una fábrica de baterías de coche expuestos a dosis elevadas de plomo. Se les administró 3 dosis de extracto de ajo al día y los resultados fueron mejores que con el medicamento D- penicilamina, incluso en el control de los síntomas.

Los beneficios del ajo demostraron ser capaces de disminuir los niveles de plomo en un 19%. Otros signos clínicos como las cefaleas y la presión arterial elevada también desaparecieron.

Así se concluyó que, en dosis elevadas, los compuestos azufrados del ajo protegen los órganos del posible daño ocasionado por la toxicidad de los metales pesados.

9. Los beneficios del ajo favorecen la salud ósea

Un estudio en roedores ha demostrado que el ajo minimiza la pérdida ósea, aumentando los niveles de estrógeno en hembras. La pérdida de estrógenos incide directamente en la densidad ósea, uno de los mayores problemas de las mujeres en edad menopáusica.

Debido a que los estudios sólo se realizaron en roedores, se llevaron a cabo investigaciones preliminares en mujeres menopáusicas donde se comprobó que 2 g de ajo crudo al día son suficientes para reducir el indicador de deficiencia de estrógenos (lo cual disminuye también la pérdida de densidad ósea).

Según los especialistas, alimentos azufrados como el ajo y las cebollas tienen efectos beneficiosos a la hora de tratar enfermedades como la osteoartritis.

10. Los beneficios del ajo ayudan a mejorar la calidad de vida

Debido a sus grandes propiedades y beneficios del ajo, podríamos afirmar que aporta grandes ventajas y ayuda en la calidad de vida de las personas.

Además de mejorar la presión arterial, prevenir enfermedades crónicas y proteger los órganos; también ayuda a combatir infecciones y a desintoxicar el organismo.

Este alimento debería formar parte de todas las dietas cotidianas, en especial en la de los adultos mayores con el objetivo de mejorar la salud general del organismo. El ajo favorece de manera considerable todo el sistema inmunológico.

11. Mejora el rendimiento

Desde tiempos remotos, las antiguas civilizaciones lo utilizaban para reducir la fatiga y para mejorar la capacidad de concentración de los trabajadores. Incluso los atletas olímpicos de la Antigua Grecia aprovechaban los beneficios del ajo.

Las investigaciones en animales afirman que el consumo regular de este alimento brinda energía y potencia las capacidades cognitivas. Si bien los estudios en humanos aún son preliminares, los resultados parciales son favorecedores.

Por ejemplo, se trató a personas con enfermedades cardíacas, administrándoles aceite de ajo durante 6 semanas. Se logró determinar que existió una reducción del 12% de la frecuencia cardíaca y una mejora en el rendimiento deportivo.

CONCLUSIÓN

El ajo es un súper alimento, muy poderoso y con grandes propiedades.

Para aprovechar al máximos los beneficios del ajo, procura consumirlo de manera diaria y regular, en tu dieta y la de toda tu familia. Es una maravillosa forma de prevenir enfermedades a través del fortalecimiento del sistema inmunológico.

Puedes adquirir ajo en polvo, ajo fresco, cápsulas, extracto o aceite de ajo. Las cápsulas suelen ser muy recomendadas porque no dejan el característico olor, más cuentan con todos los beneficios.

La dosis recomendada para lograr buenos efectos terapéuticos es de 1 diente de ajo crudo al día, al menos por 3 días consecutivos.

Otro factor importante para llevar a cabo un buen tratamiento es la alicina. El compuesto activo del ajo (aliína) sólo aporta sus bondades cuando el alimento es machacado. En ese proceso se convierte en alicina, una sustancia sumamente beneficiosa.

¿Conocías esta información?… ¿Has llevado a cabo, alguna vez, un tratamiento con ajo?… ¡Cuéntanos tu experiencia!

2 thoughts on “Propiedades y beneficios del ajo ¡Un súper alimento!”

  1. Pingback: 14 Remedios caseros con ajo para curarse rápidamente • Medicina Natural

  2. Pingback: Cultivar ajo en casa de manera simple y económica • Medicina Natural

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top