¿Qué es la Coenzima Q10? Estos son los principales 13 beneficios para la salud

Qué es la Coenzima Q10

En el último tiempo la Coenzima Q10 (CoQ10) ha ganado terreno en el “mundo” de la medicina natural, especialmente en el área de la cosmética.

Actualmente podemos encontrar, en el mercado, cremas con CoQ10, suplementos, champús, lociones corporales, etc; pero ¿qué es realmente la coenzima Q10? ¿Cuáles son sus efectos en la salud? ¿Por qué se la relaciona con el (no) envejecimiento?

Aquí te contaremos de qué sustancia se trata y cuáles son aquellos beneficios que la convierten en un producto esencial desde hace ya algunas décadas.

¿Qué es la Coenzima Q10?

Es una sustancia soluble en aceite, similar a las vitaminas y está presente en la mayoría de las células eucariotas (en la mitocondria). Participa en la respiración aeróbica de las células por lo que los órganos con más requerimientos energéticos presentan la mayor concentración de CoQ10. Estos son el hígado, el corazón, el páncreas y los riñones.

La coenzima Q10 es un antioxidante muy poderoso que cumple la función de proteger a las células del cuerpo. En su forma activa también se la conoce como ubiquinona, ubidecarenona o ubiquinol ¿De qué las protege? Como todo antioxidante, del accionar de los radicales libres. Uno de los efectos más claros de los radicales libres es el proceso de envejecimiento prematuro.

Sin embargo, la CoQ10 resulta esencial para muchos otras funciones cotidianas. Es por lo que se la viene estudiando y empleando en diversas prácticas médicas desde hace varios años, especialmente a la hora de cuidar la salud cardíaca.

Aunque el cuerpo es capaz de producir su propia coenzima Q10, no la crea de manera constante ya que depende de numerosos factores. Si bien en algún momento su deficiencia se asociaba directamente con los efectos del estrés oxidativo (la acción de los radicales libres), actualmente se conoce su asociación también con el deterioro cognitivo, diabetes, cáncer, fibromialgia, enfermedades cardíacas y musculares.

13 beneficios de la Coenzima Q10

1. Reduce el daño provocado por la acción de los radicales libres

Los radicales libres son moléculas que perdieron electrones, es decir que son inestables. Para lograr un equilibrio (la estabilidad) buscan el o los electrones que les falta, en otras moléculas. Así, la célula atacada también se convierte en un radical libre y comienza otra búsqueda de electrones. De esta forma se desarrolla una reacción en cadena que termina dañando células, mutándolas o provocándoles la muerte.

Este proceso se denomina estrés oxidativo y es determinante en la disminución de ciertas funciones celulares que acaban en el proceso de envejecimiento o desarrollando enfermedades (cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes, problemas neurológicos, etc.).

Como la coenzima Q10 es un antioxidante soluble en agua y en grasa, se pudo comprobar que es capaz de inhibir la peroxidación de las grasas. Dicha peroxidación ocurre cuando las membranas de las células están expuestas a condiciones oxidantes que ingresan desde el exterior del organismo. Por ejemplo, cuando las lipoproteínas (colesterol) se oxidan, uno de los primeros antioxidantes en ser utilizado es la CoQ10.

La coenzima Q10 protege las membranas celulares y el ADN, desde dentro de la mitocondria, neutralizando la acción de los radicales libres.

Este descubrimiento sobre cómo actúa la coenzima Q10 dentro de la célula fue especialmente importante porque se descubrió que el antioxidante protege también del estrés oxidativo ocasionado por la resistencia a la insulina (diabetes tipo 2). Las investigaciones aún se están llevando a cabo, sin embargo, resultan bastante esperanzadoras cuando lo que se busca es proteger la salud de los pacientes con diabetes que suelen padecer complicaciones severas.

2. Permite mantener un pH adecuado

Las investigaciones indicarían que el entorno ácido o en aquellos donde el organismo trabaja más para lograr un correcto pH, las enfermedades se desarrollan con mayor facilidad. El organismo debería permanecer en un pH ligeramente alcalino.

Dentro de la células la coenzima Q10 ayuda a transportar las proteínas a través de las membranas, a la vez que puede separar algunas enzimas digestivas del resto de la célula. Este proceso ayuda a mantener un pH celular adecuado. Las últimas investigaciones indicarían que el riesgo de padecer cáncer se encuentra asociado a los niveles de CoQ10 que poseemos.

3. Favorece la acción de los medicamentos de la quimioterapia

Las investigaciones habrían afirmado que la coenzima Q10 aumenta los efectos de los medicamentos de la quimioterapia, a la vez que protege al organismo de los efectos secundarios.

Se recomienda el consumo de suplementos de CoQ10 durante el tratamiento con quimioterapia ya que algunos medicamentos, como la doxorrubicina y la daunorrubicina, potencian su accionar a la hora de matar el tumor.

Además, se ha comprobado que este antioxidante también protege el ADN de las células cardíacas, las cuales suelen ser dañadas ante las dosis elevadas de fármacos durante la quimioterapia.

4. Previene el cáncer de colon

Un estudio demostró cómo la Coenzima Q10 fue capaz de evitar el daño, en el colon, del estrés oxidativo que llevaría luego a un cáncer de colon.

Todas estas investigaciones respecto a su efecto contra el cáncer aún están en estado preliminar, incluso muchas de ellas no han sido replicadas en humanos, pero resultan esperanzadoras.

5. Retrasa y/o revierte el cáncer de mama

Al parecer, un estudio logró confirmar que la Coenzima Q10 es capaz de retrasar o de revertir la metástasis del cáncer de mama en pacientes considerados de “alto riesgo”.

Para llegar a esta conclusión se realizó una investigación (en el año 1994) en un grupo de 32 pacientes mujeres de 32 a 81 años. Todas padecían cáncer de mama e incluso estaban diagnosticadas como de “alto riesgo” ya que su enfermedad se había propagado hacia los ganglios linfáticos.

Para el tratamiento, cada una de las pacientes recibió diariamente antioxidantes nutricionales, ácidos grasos esenciales y 90 mg de CoQ10. Durante 18 meses que duró la investigación:

  • Ninguna paciente falleció siendo que las estadísticas, y por el estado de salud de estas, se esperaba que al menos 4 de ellas murieran.
  • Ninguna empeoró.
  • Todas experimentaron mejoras en la calidad de vida.
  • Seis lograron llegar a remisión parcial, por lo que sus probabilidades de mejora subieron considerablemente. Dos de este grupo recibieron una dosis mayor de Coenzima Q10 (300 mg al día) y lograron una remisión total. La remisión total se logra cuando hay ausencia completa de tumores (esto se consiguió a los dos meses) o de tejidos tumorales (se logró a los tres meses de tratamiento).

6. Mejora la tasa de supervivencia en pacientes con cáncer terminal

Una investigación realizada sobre 41 pacientes con varios tipos de cánceres primarios, durante 9 años, pudo demostrar que la Coenzima Q10 lograba prolongar la supervivencia al ser consumida de manera regular.

Los cánceres habían avanzado a etapa 4. Comenzaron un tratamiento con suplementos de CoQ10 y otros antioxidantes adicionales. En los resultados, los pacientes lograron sobrevivir hasta 17 meses, lo que significan 5 meses más de lo esperado en términos generales.

En todo el tiempo que duró la investigación, el 76% de los pacientes sobrevivieron varios meses más de los estipulados por las estadísticas teniendo en cuenta el estado avanzado del cáncer. Además, se evidenciaron muy pocos o nulos efectos adversos durante el tratamiento.

7. Podría ayudar a prevenir el cáncer de cuello de útero

Las investigaciones han determinado que existe una dosis notoriamente baja de Coenzima Q10 en pacientes con cáncer de cuello de útero.

Si bien aún no se conoce a ciencia cierta el motivo, se creería que consumir suplementos de este antioxidante podría reducir el riesgo de padecer cáncer en personas que presentan lesiones cervicales. Las lesiones cervicales son precancerosas por lo que un tratamiento a tiempo podría ayudar con la prevención. Sin embargo, aún los estudios están evaluándose y no existe información certera aún.

8. Ayuda a las células a obtener energía

Las células obtienen la energía para vivir a partir de nuestra alimentación. Para ser más exactos, las células utilizan una energía denominada trifosfato de adenosina (ATP). El ATP se logra a partir de la conversión de la energía cruda que ingerimos (carbohidratos y grasas a partir de las comidas) a energía celular.

Para lograr dicha conversión, el organismo requiere la presencia de Coenzima Q10 en la membrana mitocondrial de las células.

Una de sus principales funciones se da durante el metabolismo de los ácidos grasos y la glucosa. Durante este proceso, recibe electrones de los ácidos y los transfiere a un aceptor de electrones.

Producir ATP es vital para cada una de las células del organismo, no sólo porque les permite vivir, sino también porque es un canal de comunicación entre ellas por donde se envían diversos mensajes.

Entonces, para mantener un nivel de energía celular óptimo, necesitamos la cantidad adecuada de CoQ10 que favorezca el trabajo.

Incluso, hay investigaciones (tres estudios separados, pero con resultados similares) realizadas en grupos humanos controlados y suplementados con placebo o Coenzima Q10, donde se ha podido comprobar que el antioxidante tendría un efecto positivo mejorando la fatiga post ejercicio.

Para ello se les administró entre 100 mg a 300 mg diarios de CoQ10 logrando mejorar todos los síntomas de fatiga.

9. Favorece la salud del corazón y mejora la circulación sanguínea

Las investigaciones han podido determinar que la Coenzima Q10 es muy beneficiosa para la salud del corazón, aunque aún se necesitan más evidencias para conocer a ciencia cierta de qué forma lo logra.

Al parecer, este antioxidante es capaz de mejorar la bioenergética celular y aumentar la capacidad de eliminar eficazmente a los radicales libres que afectan los tejidos cardíacos.

Incluso se ha logrado establecer que la Coenzima Q10 también favorece a los pacientes que toman estatinas. Las estatinas son un grupo de fármacos destinados a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos de la sangre (lo logran reduciendo una enzima particular del hígado, encargada de producir colesterol). Se recetan a pacientes que presentan riesgo elevado de desarrollar arterosclerosis o alguna patología cardiovascular.

Sin embargo, las estatinas tienen notorios efectos secundarios que, si bien no son peligrosos, resultan muy molestos. Otra consecuencia de estos fármacos es que reducen la producción natural de Coenzima Q10. Pero los suplementos de CoQ10 han sido efectivos a la hora de reducir estos efectos desagradables, al mismo tiempo que se elevan los porcentajes de este antioxidante en el cuerpo.

Probablemente la Coenzima Q10 actúa junto con los fármacos hipolipemiantes (que disminuyen los niveles de lípidos en la sangre). Consumirla durante el tratamiento ayudará a restablecer los niveles naturales de este antioxidante, a la vez que reduce muchos de los efectos secundarios producidos por las estatinas, como el dolor muscular (una de las quejas más frecuente de los pacientes).

Algunos especialistas afirman que aún son necesarias más evidencias para asegurar este efectos de la Coenzima Q10 y recomendar su suplementación. Sin embargo, sí se ha logrado determinar que los suplementos de estos antioxidantes no presentan ningún tipo de riesgo reconocido.

¿La Coenzima Q10 tiene efectos sobre la circulación y la presión arterial?

Se ha podido observar que la CoQ10 mejora la circulación sanguínea y aumenta el flujo sanguíneo hacia varias partes del cuerpo, lo que se traduce también en una mejora en el rendimiento deportivo o en la capacidad de resistencia en personas que sufren insuficiencia cardíaca, por ejemplo.

Esto lleva a preguntarnos entonces ¿tiene la Coenzima Q10 efectos sobre la presión arterial?

Existen diversas investigaciones al respecto, sin embargo, ninguna lo suficientemente determinante.

Según los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos:

“actualmente existe una pequeña evidencia disponible y sugeriría que la Coenzima Q10 probablemente no tenga efectos significativos sobre la presión arterial de los pacientes”.

Sin embargo, en el 2002 se realizó una revisión que fue publicada en el Journal of Cardiovascular Nursing que informa:

“(la CoQ10) tiene un poder potencial que podría emplearse como preventivo o para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial, hiperlipidemia (demasiados lípidos en la sangre), enfermedad de las arterias coronarias e insuficiencias cardíacas.

Aún se requieren más ensayos clínicos adicionales, pero debido a la baja toxicidad comprobada, sería aconsejable recomendar la suplementación con CoQ10 y seleccionar algunos pacientes que llevarán el tratamiento complementario.”

10. Tendría efectos sobre la fertilidad masculina

Según algunos ensayos clínicos, que necesitan ser complementados con otros para lograr una conclusión, la Coenzima Q10 tendría efectos sobre la fertilidad masculina, resultando en un potencial tratamiento para la infertilidad.

Se observó que los suplementos de CoQ10 lograron:

  • Producir un aumento en el conteo de esperma
  • Mejorar el movimiento de los espermatozoides
  • Favorecer la morfología de los espermatozoides
  • Aumentar las tasas de fertilidad.
  • Ayudar en el tratamiento de problemas como la astenozoospermia (se diagnostica con astenozoospermia cuando al eyacular hay menos del 32% de espermatozoides que se desplazan (movilidad progresiva) o menos del 40% de espermatozoides móviles totales (con un movimiento correcto).
  • Aumentar la concentración de antioxidantes presentes en el plasma seminal.
  • Mejorar los síntomas de la enfermedad de La Peyronie (una enfermedad que se caracteriza por la formación de tejido fibroso en el pene formando una curvatura durante la erección y es causante de infertilidad severa).

11. Previene los signos de envejecimiento

La síntesis de ATP (el proceso por el cual las células obtienen energía) es indispensable para varias funciones del cuerpo: mantener un metabolismo rápido, mejorar la fuerza muscular, promover huesos fuertes, gozar de una piel joven y gozar de tejidos saludables.

Como el proceso se produce en la mitocondria, cuando éstas presentan algún tipo de anormalidad pueden también desarrollar algún tipo de problema.

Con el paso del tiempo se ha podido comprobar que los niveles naturales de Coenzima Q10 disminuyen, perjudicando así también el metabolismo energético de las células. El efecto en cadena provoca una degeneración en los tejidos de los órganos más importantes como el hígado, el corazón y los músculos esqueléticos.

Los especialistas se encuentran analizando el potencial de la Coenzima Q10 para ralentizar el daño al ADN, un proceso natural propio del paso del tiempo. Además, existen otros signos de envejecimiento que podrían prevenirse, evitarse o ralentizarse con suplementos de este antioxidante:

  • Protege al corazón de los daños propios del envejecimiento, relacionados con el estrés oxidativo.
  • Reduce los daños ocasionados por los rayos UV en la piel.
  • Protege la estructura genética de los músculos esqueléticos. Si la estructura genética es protegida, estos músculos permanecen fuertes por más tiempo, minimizando el riesgo de fracturas u otras lesiones óseas o articulares.
  • Los niveles óptimos de Coenzima Q10 favorecen la actividad de otros importantes antioxidantes como el glutatión y la catalasa. Ambos tienen la función de proteger las membranas celulares de la acción de los radicales libres.
  • Mejoras en la fertilidad alrededor de los 40 años. Esto ocurre por una ralentización en la degradación de las células del huevo y por un aumento en la producción de ATP.

12. Previene el deterioro cognitivo

Las investigaciones han podido determinar que, en los pacientes con problemas cognitivos como aquellos que sufren la enfermedad de Parkinson, el aumento de estrés oxidativo en cierta parte del cerebro (más específicamente en la sustancia negra, una zona heterogénea del mesencéfalo) favorece la aparición y desarrollo de los síntomas.

Los estudios, a su vez, han demostrado que los pacientes con afecciones cognitivas presentan un bajo nivel de CoQ10.

Por fortuna se pudo determinar que la Coenzima Q10 es capaz de compensar esa disminución en la actividad de las cadenas de transporte de electrones mitocondriales. Cuando los radicales libres atacan una célula sana para adherirse a los electrones las funciones cerebrales son las más perjudicadas, junto con el sistema nervioso en general.

Otros estudios preliminares pudieron demostrar resultados positivos en ensayos clínicos en humanos donde la Coenzima Q10 logró tratar y ralentizar el deterioro cognitivo en las siguientes enfermedades neurológicas:

  • Parálisis supranuclear progresiva
  • Enfermedad de Huntington
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Ataxia de Friedreich

Si estás preguntándote ¿qué sucede con el Alzheimer, la enfermedad neurodegenerativa más conocida? La respuesta no es muy alentadora ya que existen escasos (casi nulos) estudios en humanos al respecto. Sin embargo, los estudios de investigación arrojan una modesta posibilidad, donde la Coenzima Q10 sería beneficiosa si se la suma a la dieta cotidiana de un paciente con Alzheimer.

Enfermedad de Parkinson

Respecto a la enfermedad de Parkinson, específicamente, se realizó una investigación donde se pudo comprobar la eficacia de la Coenzima Q10.

El estudio consistía en la administración de CoQ10 a 80 pacientes con enfermedad de Parkinson temprana. Las dosis eras de 300 mg, 600 mg o 1200 mg según correspondiese, mientras que el último grupo ingería placebos.

Los resultados afirmaron que la suplementación en todos los casos fue bien tolerada. Además, se comprobó que existía una ralentización en el deterioro de las funciones cognitivas, comparado al grupo que llevaba el tratamiento con placebos.

Por otro lado, otros ensayos demostraron que aproximadamente 360 mg de Coenzima Q10 al día, durante cuatro semanas, beneficiaban a los pacientes con Párkinson evitando que los síntomas empeoren o la aparición de ellos.

Sin embargo, existen dos estudios que no brindaron los mismos resultados. En los mismos la CoQ10 no pareció brindar grandes beneficios comparándola con los placebos. Por este motivo es que las investigaciones aún no son determinantes y se encuentran en permanente revisión.

13. Ayuda en el tratamiento sintomático de la fibromialgia

Diversos ensayos e investigaciones encontraron que la Coenzima Q10 es un método poderoso, natural y sencillo para ayudar en el tratamiento de los síntomas de la fibromialgia.

Si bien en adultos la dosis efectiva rondaba alrededor de los 300 mg, se consiguió comprobar que para tratar la fibromialgia juvenil eran suficientes unos 100 mg de CoQ10 a diario.

Los resultados mostraron efectividad a la hora de:

  • Reducir los dolores generales: de cabeza, musculares y corporales.
  • Disminuir la sensación de cansancio y la fatiga.
  • Restaurar la función mitocondrial.
  • Reducir el estrés oxidativo.
  • Mejorar los índices de colesterol en sangre.

Si deseas conocer más información sobre la Coenzima Q10, te recomendamos leer nuestro artículo “¿Para qué sirve la Coenzima Q10 y cuáles son sus funciones principales en el cuerpo humano?” donde conocerás más especificaciones sobre su importancia para nuestra salud.


CONCLUSIÓN

La Coenzima Q10 es un poderoso antioxidante que cumple grandes funciones en el organismo. Si bien el organismo es capaz de producirla de forma natural, muchas veces no lo hace de manera consistente.

Una de sus funciones principales es ayudar a las células con la obtención de energía para su subsistencia (ATP). Además, evita la acción y el daño oxidativo causado por los radicales libres, es decir, ayuda a evitar los síntomas de envejecimiento.

También es un protector de órganos importantes como el hígado, el corazón o los riñones; a la vez que mejora la circulación sanguínea y ayuda en el tratamiento de enfermedades cognitivas.

Muchos de los beneficios de la Coenzima Q10 aún se encuentran en revisión. Las investigaciones que la relacionan con la prevención y tratamiento del cáncer, por ejemplo, aún no son determinantes, aunque muchas de ellas sí resultan alentadoras.

¿Conocías todos estos beneficios y propiedades de la CoQ10?

1 thought on “¿Qué es la Coenzima Q10? Estos son los principales 13 beneficios para la salud”

  1. Pingback: Para qué sirve la Coenzima Q10? • Medicina Natural

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top