Cómo curar la bronquitis con estos 14 remedios naturales

curar la bronquitis

No existe un tratamiento farmacológico específico para curar la bronquitis. Algunos medicamentos de venta libre funcionan para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

Si prefieres optar por cosas naturales, tu cuerpo tendrá mayor energía y estará mejor nutrido para la recuperación. El mejor tratamiento es fortalecer el sistema inmunológico que lucha contra el virus que ataca al organismo.

Hoy te contamos 14 remedios naturales que podrás probar cuando padezcas bronquitis u tras enfermedades respiratorias similares.

Virus que provocan bronquitis

La bronquitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de los tubos bronquiales. Los bronquios son los encargados de transportar el aire hacia los pulmones y viceversa.

Dicha inflamación, causada por una infección, desencadena múltiples síntomas. La tos persistente es uno de los más comunes. El paciente también puede experimentar fiebre baja, dolores corporales, molestias en el pecho, secreción nasal, congestión nasal, fatiga, entre otros.

Ante la infección, los bronquios secretan mucosidades por lo que la tos es productiva, es decir, con flema.

Los mismos virus que causan los resfriados y la gripe, son los que pueden luego desencadenar una bronquitis. Raramente la bronquitis es originada por bacterias, por ello los antibióticos no son efectivos.

Los especialistas recomiendan algunos remedios que ayuden a tratar los síntomas, más no se puede curar la bronquitis a través de medicamentos.  

Conoce: “Estas son las causas y los síntomas de bronquitis”

14 remedios naturales y preventivos para curar la bronquitis y no volver a caer

Cómo curar la bronquitis con estos 14 remedios naturales

Para curar la bronquitis, el paciente necesita hacer reposo. Con el paso del tiempo, el sistema inmunológico conseguirá acabar con el virus. Sin embargo, los síntomas y malestares generales pueden afectar la vida cotidiana del paciente.

No sólo la fiebre puede imposibilitarlo, también los dolores y hasta la fatiga.

Aproximadamente a los 10 días, podrás sentirte ya repuesto, aunque la tos puede perdurar unos 10 a 15 días más.

A continuación, vamos a conocer 13 consejos y remedios naturales que, si bien no pueden curar la bronquitis, son excelentes para mejorar el día a día de la persona afectada.

1. No olvidar la hidratación del cuerpo

Una de las armas de nuestro cuerpo, es el agua. Para curar la bronquitis, el organismo utiliza agua y genera secreciones que combaten el virus. Una buena manera de diluir esas secreciones y facilitar su expulsión, es a través de más agua.

Las secreciones diluidas mejoran la tos y ayudan a respirar con menos dificultad.

Además, la hidratación es fundamental ya que los requerimientos de líquido aumentan. Un vaso cada dos horas serán de mucha ayuda durante todo el tratamiento.

2. Abandonar el cigarrillo

El cigarrillo es el principal enemigo de esta enfermedad. Fumando, no sólo no podrá curar la bronquitis, sino que aumenta las posibilidades de convertirla en crónica.

Las investigaciones han demostrado que los fumadores tienen tres veces más posibilidades de desarrollar bronquitis crónica. También pudo comprobarse que estas posibilidades se igualan a las de los no fumadores, 5 años después de abandonado el cigarrillo.

Los fumadores pasivos también corren un alto riesgo de desarrollar bronquitis crónica. Es indispensable hablar con el fumador cercano. Si no es posible persuadirlo para tratar su tabaquismo, al menos intentar que lo haga en un sector retirado.

En caso de trabajar con sustancias irritantes, solicitar máscaras de protección. La contaminación, los vapores de químicos, el polvo, elementos volátiles… todo afecta a la función pulmonar.

3. Llevar una dieta rica en probióticos

El 70% de nuestras defensas se encuentran relacionadas a los intestinos. El sistema inmunológico actúa junto con la microbiota intestinal para fortalecerse y estimular la actividad de las defensas.

Consumir alimentos ricos en probióticos es indispensable para fortalecer el organismo y curar la bronquitis. Especialmente recomendado si, a su vez, estamos consumiendo fármacos.

Los mejores productos probióticos para consumir son: kéfir, kombucha, chucrut, kimchi, yogur natural, entre otros.

4. Suplementos de N- acetilcisteína (NAC)

Esta sustancia es un aminoácido natural y está presente en muchos de nuestros alimentos. Sin embargo, se pudo comprobar que tiene un efecto favorecedor a la hora de eliminar mucosidades.

Incluso, en algunos países del mundo, se prescribe NAC a pacientes con gripe, resfriados o bronquitis. Además, es un excelente tratamiento de prevención contra varios tipos de cánceres.

Consumir suplementos de NAC durante el tratamiento, ayuda a disminuir los ataques de tos y mejora la función pulmonar. Su efecto se debe a la disminución del glutatión, un tripéptido no proteico que se relaciona con el sistema inmunológico y la producción de secreciones.

En 2015 se realizó una investigación donde se comprobó que 1200 mg de NAC por día puede prevenir los brotes en pacientes con bronquitis crónica. Si bien es un suplemento que no puede curar la bronquitis, permite aplacarla.

Los pacientes que no presentan EPOC, ni obstrucciones respiratorias pueden consumir 600 mg y es suficiente.

5. Prueba con astrágalo

El astrágalo (nombre científico Astragalus propinquus) es una planta muy utilizada en la Medicina Tradicional China. Se consume su raíz y se puede realizar una infusión en combinación con otras hierbas para lograr fortalecer el sistema inmunológico.

Se cree que su acción sobre el sistema inmunológico es superior, comparándola con cualquier otro alimento.

Es una terapia alternativa que fortalece los pulmones y aumenta el poder del cuerpo de combatir virus.

6. Dieta antiinflamatoria

La inflamación corporal es un síntoma. Es una respuesta al ataque de algún microorganismo patógeno. Curar la bronquitis es un proceso y el organismo necesita estar lo más purificado posible y sin “problemas digestivos”. Esto libera al sistema inmunológico.

  • Consumir variada cantidad de frutas y verduras para completar la dosis de vitaminas y minerales necesarios.
  • El caldo de huesos fortalece y brinda mucha energía.
  • La pimienta de cayena y la cúrcuma son antiinflamatorios poderosos y analgésicos que alivian los síntomas como el dolor y los malestares musculares.

7. Adquiere un humidificador

Los humidificadores funcionan igual que los vapores calientes. Ayudan a lubricar las vías respiratorias y diluyen las mucosidades para su expectoración. Para aumentar el efecto, se puede agregar unas gotas de aceite esencial de menta.

Value in Health publicó en el año 2014 una investigación donde se sugería que las terapias con vapores son las más rentables y efectivas cuando el paciente padece de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).

Ubica el humidificador en la habitación donde haces reposo.

8. Aplica aceite esencial de eucalipto

El eucalipto es muy utilizado a la hora de curar la bronquitis a través del manejo de síntomas. El componente principal del eucalipto es el cineol, un terpeno de aroma penetrante.

El cineol reduce la inflamación y abre los conductos respiratorios, favoreciendo la eliminación de secreciones.

Puedes realizarte baños de vapor con aceite esencial de eucalipto, agregar algunas gotas en el humidificador o en difusores aromáticos.

Para inhalar vapor: Hierve dos litros de agua. Retira del fuego, añade 20 gotas de aceite esencial de eucalipto. Mezcla. Coloca una toalla sobre tu cabeza e inclínate sobre el recipiente para inhalar los vapores. La toalla evita que los vapores se retiren. Realiza esto durante al menos 10 minutos.

Para acabar con la tos: Mezcla una cucharada de aceite de coco con 10 gotas de aceite esencial de eucalipto. Frota sobre el pecho antes de dormir.

9. La importancia de la vitamina C

Popularmente se conocen los efectos y las propiedades de la vitamina C a la hora de combatir enfermedades respiratorias.

La vitamina C es un poderoso antioxidante natural que estimula el sistema inmunológico. Las investigaciones no han confirmado su efecto preventivo, aunque sí confirman su capacidad de reducir el tiempo de la enfermedad.

1000 mg por día son suficientes para acabar con un resfriado y curar la bronquitis en menor tiempo. 4000 mg al día pueden ayudar en enfermedades más graves como la gripe, que suele afectar al paciente de manera más severa.

Además de los suplementos, algunos alimentos que contienen vitamina C son: fresas, kiwi, coles, guayaba, frutas cítricas, brócoli, pimientos, entre otros.

10. Practica técnicas de respiración

Existe una técnica de respiración especial, denominada “de labios fruncidos”. Este ejercicio, sumado a la práctica de la respiración diafragmática ayuda a aumentar el flujo de aire que llega a los pulmones.

Cuando padezcas de un resfriado o de bronquitis, puedes practicarla para evitar la agitación y disminuir la obstrucción bronquial.

Para lograrlo, sigue este paso a paso:

  • Ubica tu cuerpo cómodo, sentado, con las piernas estiradas o en posición de loto. Para mayor comodidad puedes colocar un cojín bajo las nalgas.
  • Frunce los labios como si fueras a dar un gran soplido.
  • Sin abandonar el gesto, inspira por nariz en dos tiempos (de no ser posible, hazlo por boca). El aire debe inflar y expandir tu zona diafragmática.
  • Expulsa el aire por boca, suavemente, al menos en cuatro tiempos.
  • Repite por algunos minutos.

La respiración diafragmática no logrará curar la bronquitis, pero te permitirá respirar mejor, especialmente antes de dormir.

11. Menta para la congestión

Además de refrescante, la menta es un calmante natural. Sus propiedades microbianas ayudan al organismo a no ser atacado por otras enfermedades mientras se intenta curar la bronquitis.

Se puede inhalar el aceite de menta directamente de su recipiente cuando exista mucha congestión y/o dolor de garganta.

También se pueden hacer baños de vapor o inhalación de vapores, como se explicó anteriormente. Es un excelente sustituto cuando no contamos con aceite esencial de eucalipto.

12. Fortalece el organismo con Ginseng

El Ginseng es una raíz muy utilizada en la Medicina Tradicional China. Su consumo regular fortalece al organismo en general, aunque también se la emplea para tratar diferentes patologías como la diabetes, pérdida de memoria, mejorar el rendimiento físico, algunos cánceres, etc.

Entre sus propiedades también se encuentra la de mejorar la función pulmonar y tratar problemas respiratorios crónicos como el asma. A su vez reduce la inflamación y combate bacterias alojadas en las vías respiratorias.

13. Consume equinácea

La equinácea posee propiedades que benefician directamente a todo el sistema respiratorio. Se trata de un remedio natural antiinflamatorio, antibiótico y antiviral. Además, estimula la producción de leucocitos por lo que refuerza considerablemente el sistema inmunológico.

El resfriado común puede ser combatido con equinácea, es por lo que es ideal para curar la bronquitis en menor tiempo.

14. Aceite de orégano

El aceite de orégano se emplea por sus propiedades antibacteriales y antivirales. Es un desinflamante natural poderoso que alivia los dolores y los síntomas de las enfermedades respiratorias.

Aplica compresas tibias con 2 gotas de aceite de orégano sobre los músculos, las articulaciones o el pecho, según donde persista el dolor.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *