Cura del Alzheimer: China lanza un nuevo medicamento a base de algas marinas

Hasta el momento no existe una cura del Alzheimer, ni tratamientos que detengan el progreso de la enfermedad. Este tipo de demencia avanza afectando las diferentes capacidades cognitivas del paciente, dañando de manera permanente el cerebro.

Actualmente, las autoridades de China y el equipo médico responsable de la investigación han confirmado la aprobación de un nuevo medicamento a base de algas marinas.

Conoce de qué se trata esta revolución para la ciencia que llena de esperanzas tanto a los familiares de pacientes, como a los especialistas de todo el mundo.

¿Qué es el Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia senil. Es neurodegenerativa e impide a las personas pensar con claridad, crear nuevos recuerdos, mantener sus capacidades cognitivas e incluso identificar a las personas.

En su etapa más avanzada, el paciente no sólo no recuerda a sus familiares, sino tampoco a él mismo. Además, se pierden capacidades importantes como el habla, contener esfínteres, la motricidad y varias más.  

Desde el comienzo de la enfermedad, el paciente tiene un promedio de 10 años de vida hasta que finalmente muere. No hay cura del Alzheimer y se trata de un padecimiento realmente grave, severo e incluso devastador para toda la familia.


Si necesitas conocer más acerca de esta enfermedad, te recomendamos leer nuestros artículos completos, donde recopilamos toda la información importante sobre el padecimiento:


Se cree que el Alzheimer es causante de alrededor del 70% de los casos de demencia en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Los afectados alcanzan cifras superiores a los 50 millones de personas (datos mundiales). Sólo en China Continental, Hong Kong y Taiwán se reportaron 9.5 millones de pacientes.

China lanza una cura del Alzheimer a base de algas marinas

Según se ha informado este 2 de noviembre, la Administración Nacional de Productos Médicos de China ha aprobado un medicamento que se espera, sea la cura del Alzheimer. El efecto en los pacientes es el de mejorar la capacidad cognitiva cuando se encuentran con una demencia leve a moderada.

Es el primer medicamento aprobado, lanzado al mercado, después de 17 años que tiene el potencial de mejorar las capacidades mentales del paciente con Alzheimer.

La entidad afirma:

“Es un fármaco innovador, investigado y desarrollado de manera independiente por China”.

El medicamento no promete la cura del Alzheimer, sino una mejora en las capacidades, lo que significaría detener la enfermedad, evitar que avance. Su nombre es Oligomannate y se fabrica con extractos de algas marinas, convirtiéndolas en un poderoso fármaco.

La farmacéutica Green Valley (Shanghái) asegura que es el primero medicamento, aprobado a nivel mundial, contra esta afección desde el año 2003.

¿Cómo se logró esta cura del Alzheimer?

Como mencionamos, este medicamento que podría ser la cura del Alzheimer en un futuro está recomendado en pacientes con demencia leve a moderada. Los recientemente diagnosticados son los que más posibilidades tienen de detener el avance de la enfermedad.

Las investigaciones y el equipo de trabajo estuvieron a cargo de la doctora Geng Meiyu del Instituto de Materias Médicas de Shanghái de la Academia de Ciencias de China. La doctora advirtió que la enfermedad de Alzheimer era mucho más baja en aquellos adultos mayores que consumían algas marinas con cierta regularidad.

A partir de esto, los estudios avanzaron hasta que el grupo encontró que dichas algas contaban con un tipo de azúcar único, presente sólo en este tipo de organismos.

Después de 20 años de investigación, en el mes de septiembre, los especialistas publicaron en la revista Cell Research los resultados y la efectividad de la sustancia para:

  • Bloquear el anormal aumento de los metabolismos de la flora intestinal.
  • Regular la inflamación periférica.
  • Reducir los depósitos de proteínas amiloide.
  • Reducir la hiperfosforilación de las proteínas tau.

En el artículo publicado, se explica cómo esa azúcar investigada era capaz de suprimir algunas bacterias que conviven en el intestino, causantes de degeneración neuronal e inflamación cerebral.

Estudios que comprobaron su eficacia

Cuando la investigación y el desarrollo del fármaco llegó a tercera fase se decidió hacer un ensayo clínico en 818 pacientes con Alzheimer diagnosticado como moderado o leve. El mismo se llevó a cabo durante 36 semanas y se comprobó que Oligomannate mejoraba el rendimiento cognitivo en un 2.54 puntos (mediciones realizadas en una prueba estándar de 0 a 70 puntos, donde las personas diagnosticadas suelen estar alrededor de 16, aumentando este puntaje al consumir el fármaco).

Por este aumento en el puntaje de la prueba es que se dice que el fármaco podría ser una potencial cura del Alzheimer, ya que demostró eficacia desde el primer mes de tratamiento hasta el último.

El neurólogo Philip Scheltens que dirige el Alzheimer Center Ámsterdam dijo al respecto:

“Estos resultados ayudan a nuestra comprensión de los mecanismos que juegan un papel importante en la enfermedad de Alzheimer e implican que la microbiota intestinal es un objetivo válido para el desarrollo de un tratamiento.”

Sin embargo, la aprobación, elaboración y comercialización del medicamento Oligomannate cuenta con un permiso condicional donde se irá evaluando de manera estricta su eficacia. En caso de existir algún inconveniente o imprevisto de seguridad, puede ser retirado momentáneamente para su mejora.

¿Qué se espera de este fármaco? ¿Es la cura del Alzheimer?

Hasta el momento no se ha declarado una cura del Alzheimer, sin embargo, el nuevo tratamiento es eficaz disminuyendo muchos de los síntomas que alteran a la memoria inmediata (al comienzo de la enfermedad). Así, el consumo de este medicamento permitiría al paciente recordar lo que comió en el desayuno, pagar las facturas pendientes, detalles de cosas vividas e incluso algunos números simples.

El encargado de la división de neurología de la Universidad de China en Hong Kong, Vincent Mok, afirma que el medicamento es alentador en comparación a los inhibidores de acetilcolinesterasa (el actual tratamiento contra el Alzheimer avanzado). Además, agrega:

“Es igual de efectivo, pero presenta menos efectos adversos. También abre nuevos caminos de investigación del Alzheimer, enfocándonos en el microbioma intestinal”.

El especialista, además, asegura que las investigaciones intentan confirmar si el medicamento es capaz de retrasar la progresión de la enfermedad a través de mecanismos protectores, en pacientes que aún no presentan síntomas severos de demencia.

Muy pronto el Oligomannate estará disponible en toda China, pero también se está buscando la aprobación en el extranjero. La idea es extender los ensayos clínicos hacia Estados Unidos y toda Europa, lo que se calcula podrá hacerse efectivo a mediados del 2020.

También se pretende continuar investigando sus propiedades para determinar si se podría desarrollar una cura del Alzheimer.

¿Qué otros avances hubo en las investigaciones?

1. La alimentación importa

El American Journal of Geriatric Psychiatry publicó un estudio donde se afirma que, al parecer, los pacientes que llevan a cabo una dieta mediterránea presentan menos probabilidades de padecer Alzheimer.

Este tipo de alimentación resulta poseer propiedades protectoras al evitar que se formen en el cerebro placas y cúmulo de proteínas tóxicas.

Los alimentos que conforman una dieta mediterránea son:

  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Frutas y vegetales frescos, haciendo especial hincapié en las verduras de hoja (col rizada, espinaca, brócoli, etc.) y poca ingesta de aquellas que aportan mucho almidón como la patata, el zapallo, etc.
  • Frutos secos y semillas.
  • Legumbres (especialmente las lentejas o garbanzos con los que se pueden realizar hummus).
  • Hierbas y especias
  • Pescados y mariscos al menos dos veces a la semana.
  • Aves de corral, huevos, leche de cabra y quesos.
  • Alimentos fermentados como el kéfir, el yogur y el chucrut.
  • Una copa de vino, día de por medio aproximadamente.

2. El ejercicio es un tratamiento de prevención

En el mismo estudio descripto anteriormente también se menciona que aquellas personas más activas físicamente también presentaban un número menor de toxinas en el cerebro, comparados con los que llevaban una vida sedentaria.

3. Algunas profesiones y ocupaciones mantienen al cerebro lejos del Alzheimer

Los especialistas del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de Wisconsin realizaron una investigación donde se estudiaron 284 cerebros escaneados de personas de mediana edad que ya presentaban factores de riesgo.

Se descubrió que aquellos que tenían trabajos en permanente contacto con personas presentaban un daño cerebral menor, comparados con aquellos de profesiones más aisladas o que sólo implicaba el uso de datos abstractos.

Así, se concluye que los ambientes más sociales favorecen y promueven la actividad y capacidad cognitiva.

4. La marihuana podría ser un protector cerebral contra esta enfermedad

Esto es un gran avance para las investigaciones naturales e incluso rompe con algunos mitos. Si bien la marihuana no es la cura del Alzheimer, contiene sustancias importantes que bloquean la progresión de la enfermedad.

El compuesto principal de esta planta, el tetrahidrocannabinol, actúa desinflamando las células cerebrales a la vez que promueve la eliminación de proteínas amiloides (tóxicas), algo que ningún medicamento hasta el momento ha logrado.

Estas investigaciones aún deben continuar siendo analizadas en más muestras humanas.

5. Algunos medicamentos comunes favorecen la demencia

Según las investigaciones, los medicamentos con propiedades anticolinérgicas se relacionan con la demencia. Esta propiedad la poseen los fármacos que bloquean la acción del neurotransmisor denominado acetilcolina sobre el sistema nervioso periférico. Es decir, inhiben los impulsos nerviosos parasimpáticos.

Los medicamentos bajo receta y de venta libre contra las alergias y para mejorar el sueño son los menos aconsejados. Entre ellos podemos nombrar a: difenhidramina, dimenhidrinato, doxilamina y aquellos que mezclan ibuprofeno con citrato de difenhidramina.

Proyectos fallidos

En octubre de este año, una de las farmacéuticas más grandes (Biogen) afirmó que está buscando una aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para probar un tratamiento experimental denominado “Aducanumab”.

Sin embargo, el mundo médico espera noticias ya que en marzo habría anunciado la cancelación de un gran ensayo clínico para ese medicamento.

Por otro lado, otras empresas como Johnson & Johnson, Pfizer, Merck o Eli Lilly intentaron encontrar medicamentos para el Alzheimer, aunque abandonaron las investigaciones después de datos clínicos insatisfactorios.

CONCLUSIÓN

Un nuevo medicamento es aprobado y próximamente comercializado en China para el tratamiento de la forma más común de demencia. Este fármaco elaborado a base de algas marinas pardas no significa la cura del Alzheimer, pero proporciona nuevas opciones más alentadoras que las ya existentes.

Su consumo debe ser en pacientes diagnosticados con demencia leva a moderada, logrando recuperar mucha de su capacidad cognitiva, especialmente la que afecta la memoria inmediata (la parte del cerebro que primero se ve perjudicada).

Las entidades responsables advierten sobre la necesidad de continuar con las investigaciones de este medicamento, realizando pruebas y midiendo sus efectos a largo plazo.

… ¿Habías escuchado esta noticia?… ¡No olvides compartirla con quienes necesiten saber esta información!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top