Una porción de esto es tan saludable para el corazón como 1 hora de ejercicios!!!

Consumir cúrcuma para la salud cardiovascular es un tratamiento efectivo, comprobado por diversos estudios científicos. Su compuesto activo, denominado curcumina, es el encargado de fortalecer la salud del corazón a la vez que se benefician otros órganos del cuerpo. Conoce cuál es la mejor forma de consumirla y la cantidad recomendada por los especialistas.

Consumir cúrcuma para la salud cardiovascular y el bienestar de todo el cuerpo

La cúrcuma es una especia que se obtiene de una hierba denominada comúnmente con el mismo nombre (curcuma longa su nombre científico) perteneciente a la familia de las zingiberáceas. Proviene de la India y se la utiliza en la elaboración de muchos platos tradicionales de esa región. Forma parte del curry y se la utiliza como sazón de carnes, arroces y variados guisados.

La cúrcuma, como condimento, se comercializa generalmente en forma de polvo. El mismo se logra a partir de la raíz y se deja secar. Para obtener cúrcuma fresca, se puede adquirir la raíz entera. Otra manera de consumir es a través del extracto de curcumina. La curcumina es la sustancia activa de este condimento y se logra a partir de un proceso de refinado. A ella se deben las numerosas propiedades de la planta.

Recientemente, diversos estudios científicos han confirmado lo que la medicina ayurvédica asegura desde hace mucho tiempo: la cúrcuma es excelente para la salud. Incluso, se ha determinado que es uno de los 14 alimentos protectores contra el cáncer. Además, posee los siguientes beneficios medicinales:

  • posee propiedades antiinflamatorias,
  • es antioxidante,
  • protector hepático,
  • favorece la salud renal,
  • poderoso antibiótico,
  • se recomienda el consumo de cúrcuma para la salud cardiovascular.

¿Por qué debemos consumir cúrcuma para la salud cardiovascular?

cúrcuma para la salud cardiovascular

Esto ha sido recomendado por especialistas médicos de todo el mundo a partir de un estudio que logró resultados significativos. La Nutrition Research ha publicado, recientemente, una investigación donde se afirma que consumir cúrcuma regularmente, es tan beneficioso como el ejercicio aeróbico. Esto, en relación a la salud cardíaca.

Para el desarrollo de la investigación, se dividieron a 32 voluntarias en 3 grupos diferentes. El primero no seguía ningún tratamiento, el segundo realizaba ejercicios cotidianamente y el tercero recibía una dosis de 25 mg de curcumina. Durante 8 semanas se llevó a cabo el control pertinente.

Para lograr sus conclusiones, centraron sus observaciones en las células endoteliales que recubren el interior de los vasos sanguíneos. Después de dos meses de tratamiento, se constató que dichas células mejoraban su funcionamiento y estructura, en el segundo y tercer grupo de voluntarias.

¿Por qué es importante cuidar las células endoteliales?

El progresivo daño y disfunción de estas células, favorece la aterosclerosis. Consumir cúrcuma para la salud cardiovascular ayuda a prevenir esta y otras afecciones cardíacas. Según informaron los especialistas:

“…la ingesta regular de curcumina o la práctica regular de ejercicio, mejoran significativamente la función endotelial presente en los diferentes vasos sanguíneos de todo el cuerpo”.

¿Cuál es la dosis recomendada y cómo consumir cúrcuma para la salud cardiovascular?

La investigación mostró resultados luego de 8 semanas de tratamiento. El mismo consistía en la ingesta diaria de 150 mg de extracto de cúrcuma (25 mg de curcumina). La cúrcuma que se encuentra en el mercado posee alrededor del 2% de curcumina, un porcentaje relativamente bajo en comparación al extracto.

Si deseas aprovechar las propiedades de la cúrcuma para la salud cardiovascular deberás consumir una cucharada de cúrcuma al día. Como esto puede resultar demasiado a la hora de elaborar una comida, puedes hacer leche de oro o beberla en una infusión.

También puede interesarte: “¿Conoces los beneficios de la leche de oro? ¡Descúbrelos y prepárala tú mismo!”

Otra opción es adquirir las cápsulas de extracto de cúrcuma (o cápsulas de curcumina). Se venden en tiendas naturistas y no debe consumir más de la dosis indicada anteriormente (25 mg de curcumina a diario).

Contraindicaciones

No deben consumir cúrcuma:

  • Las personas con piedras en la vesícula.
  • Pacientes que padecen problemas hepáticos como ictericia, hígado graso o cirrosis.
  • Personas que se someterán a una intervención quirúrgica.
  • Personas que consumen medicamentos anticoagulantes.
  • Mujeres embarazadas o que se encuentran en período de lactancia.