¿Qué es la demencia?

¿Qué es la demencia?

El Alzheimer debe ser el tipo de demencia más conocido en este momento, pero ¿sabías que hay más tipos de demencia?

Esta enfermedad es mucho más común de lo que creemos entre nuestros ancianos, sin embargo, cada tipo no está lo suficientemente difundidos y confundimos la demencia en sí con el Alzheimer.

En este artículo te contaremos qué es la demencia, cuántos tipos diferentes hay, cuáles son sus síntomas, causas y cuándo es posible revertirla. Lee a continuación si necesitas saber con exactitud las características de esta enfermedad.

¿Qué significa “demencia” y qué es?

El término “demencia” deriva del latín demens: de (alejado) + mens (mente). Como su etimología lo anuncia, esta enfermedad se caracteriza por un deterioro cognitivo tal, que el paciente se aleja de la realidad, de sus recuerdos y de muchas otras de sus facultades.

Entonces, ¿qué es la demencia? La demencia es un conjunto de síntomas que advierten sobre la pérdida paulatina de funciones cerebrales, traducidas en el deterioro cognitivo del paciente.

Las facultades mentales de la persona se ven afectadas, especialmente el comportamiento, la memoria, el pensamiento lógico y el lenguaje. No se trata de una enfermedad específica en sí, sino de un diagnóstico a partir de ciertos síntomas. Es un síndrome.

Muchas enfermedades pueden causar o derivar en una demencia. A su vez, así como la demencia implica pérdida de memoria, no todas las pérdidas de memoria son demencia. Una pérdida de memoria puede ser temporal cuando es causada por otra condición.

Una característica clave de la demencia es que las alteraciones no se recuperan y van aumentando a lo largo del tiempo. El paciente se diagnostica con demencia cuando además de esto (pérdida permanente de la facultad que avanza con el paso del tiempo), se manifiesta una modificación/ alteración de al menos dos funciones cerebrales a la vez.

Causas de la demencia

Los accidentes cerebrovasculares forman parte de las causas frecuentes de demencia, afectando principalmente a adultos mayores y ancianos. Sin embargo, ambas circunstancias (accidente cerebrovascular y demencia) pueden darse en cualquier caso y a cualquier edad.

Que las personas mayores sean las más afectadas, no implica que la demencia forme parte del proceso normal de envejecimiento. Muchos ancianos longevos conservan su memoria y todas las facultades mentales ya que la demencia no es un proceso propio del envejecimiento del hombre.

En la mayoría de los casos de demencia, la condición es degenerativa, es decir que daña el cerebro paulatinamente sin poder recuperarlo. En estos casos los tratamientos pueden orientarse a retrasar la enfermedad o a mejorar la calidad de vida del paciente.

Sin embargo, también existen otras situaciones donde es posible revertir el proceso cuando las lesiones cerebrales que la originan se pueden curar. ¿De qué depende entonces? De las causas.

Hay demencias progresivas, también denominadas primarias, donde el daño cerebral es irreversible y avanza paulatinamente. Otra demencias son producto de una enfermedad adyacente y suelen denominarse demencias secundarias ya que son el producto de una condición primaria.

Demencias progresivas

¿Qué es la demencia senil?

El término “senil” hace referencia a lo “perteneciente a la vejez”. Por este motivos, en la actualidad, se considera que hablar de una “demencia senil” es algo erróneo. No existe una demencia asociada exclusivamente a los procesos de envejecimiento.

Este síndrome puede comenzar en cualquier momento de la adultez. El Alzheimer es en estos momentos el principal tipo de demencia (entre el 60% y el 80% de los casos totales) y también es el sustituto de lo que suele denominarse “demencia senil”. La mayoría de los casos de Alzheimer se diagnostican después de los 60 años, aunque existe el “Alzheimer temprano” si ocurre en pacientes a penas mayores de 40 años.

Se trata de una enfermedad degenerativa donde existe daño y pérdida de las células nerviosas. El área del cerebro afectada impactará sobre las funciones de las cuales está encargada. La pérdida de la memoria inmediata suele ser uno de los primeros síntomas en aparecer.

A medida que más células mueren, se agravan otras características como el comportamiento social, el lenguaje y hasta muchas de las capacidades motrices. Esta es una enfermedad terminal.


Si necesitas saber más acerca del Alzheimer, te recomendamos leer nuestro artículo: “Enfermedad de Alzheimer: Qué es, síntomas y causas frecuentes”


¿Qué es la demencia con cuerpos de Lewy?

Los cuerpos de Lewy son grupos anormales de proteínas que al juntarse toman la forma de un globo. Se encontraron cuerpos de Lewy en el cerebro de personas con demencia, Alzheimer y Párkinson.

El diagnóstico sólo se logra cuando el paciente muere, a través de una autopsia (el paciente en vida es diagnosticado con demencia, luego se descubre la causa de ésta: los cuerpos de Lewy).

La demencia con cuerpos de Lewy es otro tipo de demencia muy frecuente que progresa rápidamente. Los síntomas primero son: alucinaciones visuales, actuar físicamente los sueños mientras el paciente está dormido, problemas de atención, de concentración, realización de movimientos muy lentos, poca coordinación en los mismos y temblores.

¿Qué es la demencia vascular?

La demencia vascular está causada por el daño en los vasos sanguíneos encargados de administrar sangre al cerebro. Los problemas que afectan a los vasos sanguíneos, además, pueden derivar en accidentes cerebrovasculares y dañar al cerebro de otras maneras también.

Los primeros síntomas de la demencia vascular suelen ser las dificultades para resolver problemas, una lentitud en la resolución y el pensamiento, alteraciones en la concentración y en la organización de tareas o actividades. Estas dificultades suelen aparecer y ser más notorias que la pérdida de memoria en sí.

Demencia frontotemporal

La demencia frontotemporal se desencadena cuando ciertas enfermedades rompen las células nerviosas y sus respectivas conexiones con los lóbulos frontal y temporal del cerebro.

Estas áreas están relacionadas a la personalidad, el comportamiento y el lenguaje. Por lo tanto, los primeros síntomas están relacionados a estas facultades: ira y cambios frecuentes de humor, problemas en el comportamiento social, dificultades en la dicción y para utilizar las palabras correctas y alteraciones del movimiento.

Demencia mixta

Algunos pacientes presentan demencia mixta. Este diagnóstico también se consigue luego de la muerte del paciente, a través de una biopsia. La mayoría de los casos se da en personas mayores de 80 años a quienes se les determinó Alzheimer, demencia con cuerpos de Lewy e incluso vascular, todas al mismo tiempo.

Otras causas relacionadas a la demencia

Enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington se da por una mutación genética que provoca el debilitamiento de algunas células nerviosas del cerebro y la médula espinal. Entre los diferentes síntomas, hay un deterioro considerable de las facultades cognitivas, los cuales aparecen alrededor de los 30 o 40 años del paciente.

Lesión Cerebral Traumática

Las lesiones cerebrales traumáticas generalmente se dan a partir de traumatismos craneales repetitivos. Suele ser un problema común en deportistas extremos o de combate (boxeadores, jugadores de rugby, de fútbol americano, etc.).

Según la parte lesionada serán los síntomas que se desencadenen. Los más comunes son trastornos de la personalidad, pérdida de la memoria y deterioro del habla.

Enfermedad de Creutzfeldt- Jakob

Este trastorno es una afección cerebral de origen desconocido, aunque se cree que la causa posible son los depósitos de proteínas infecciosas denominadas priones. También se cree que existe cierta predisposición genética hereditaria, sin embargo, aún no existen certezas en torno a esta enfermedad.

Se trata de una condición mortal, aunque sus síntomas (similares a los de todas las demencias) aparecen alrededor de los 60 años.

Demencia y Parkinson

Muchas personas que padecen la enfermedad de Párkinson desarrollan también demencia. Padecer Párkinson es un factor de riesgo para la demencia.

Condiciones que pueden desencadenar demencia, pero son reversibles

Muchas condiciones pasajeras o enfermedades tratables tienen a la demencia en su lista de síntomas. Sin embargo, cuando dicha condición es tratada debidamente, todos los síntomas desaparecen, incluida la demencia.

Algunos trastornos que ocasionan demencia, pero se pueden revertir son:

  • HEMATOMAS SUBDURALES: Los hematomas subdurales son muy comunes en ancianos que sufren caídas. Se caracterizan por un sangrado entre la superficie y la cubierta del cerebro.
  • PROBLEMAS METABÓLICOS Y ANOMALÍAS ENDÓCRINAS: Las investigaciones han demostrado que las personas con problemas en la glándula tiroides, hipoglucémicos, con altos niveles de calcio o sodio en la sangre y los que tienen problemas para absorber la vitamina B12, pueden padecer un tipo de demencia reversible.
  • INTOXICACIÓN O ENVENENAMIENTO: Algunos síntomas de demencia se desarrollan cuando la persona está intoxicada por alcohol, por algunas drogas recreativas, envenenamiento por metales pesados como el plomo o por pesticidas.
  • PROBLEMAS INMUNITARIOS O INFECCIONES: Durante la batalla del cuerpo contra la infección, se desarrollan numerosos mecanismos para ganarle al patógeno que está atacando. La fiebre elevada, la esclerosis múltiple y otras afecciones autoinmunes pueden atacar las células nerviosas y causar demencia.
  • HIPOXIA: También denominada anoxia, es una condición que se origina cuando los tejidos del cuerpo no reciben suficiente oxigenación. Los tejidos cerebrales se pueden ver afectados luego de una apnea de sueño severa, asma, ataques cardíacos o intoxicación por monóxido de carbono.
  • DEFICIENCIAS NUTRICIONALES: Las personas que padecen estas deficiencias nutricionales, son más propensos a padecer síntomas similares a los de la demencia: ingerir poco líquido, deficiencia de tiamina, de vitamina B6, de vitamina B12, de vitamina E y de cobre.
  • EFECTOS SECUNDARIOS POR EL CONSUMO DE CIERTOS MEDICAMENTOS: Algunas personas reaccionan a ciertos medicamentos con pérdida de memoria y confusión. Los síntomas desaparecen al suspender el tratamiento con ese o esos fármacos.
  • HIDROCEFALIA: La hidrocefalia provoca un agrandamiento en los ventrículos cerebrales y genera problemas motrices y dificultades en la memoria.
  • TUMOR CEREBRAL: Cuando el tumor ocasiona daño cerebral

Síntomas de la demencia

Los síntomas de la demencia entre pacientes son similares, incluso cuando las causas difieren. Entre los signos más característicos de esta condición podemos mencionar:

Alteraciones cognitivas:

  • Confusión, problemas para orientarse en el espacio y el tiempo.
  • Pérdida de memoria (la pérdida de memoria inmediata es uno de los primeros síntomas que es advertido por las personas que viven con el paciente).
  • Problemas motores y de coordinación.
  • Dificultades para encontrar la palabra correcta y para comunicar un mensaje claro.
  • Imposibilidad de organizar y planificar una secuencia de tareas o actividades.
  • Complicaciones a la hora de conjugar capacidades espaciales y visuales, suele suceder generalmente cuando pasean o conducen un vehículo donde no sólo no reconocen el lugar, tampoco saben cómo volver y no pueden observar con atención los detalles para tomarlos de punto de referencia.
  • Imposibilidad de manejar actividades complejas que requieran de diversas tareas a la vez.
  • Problemas a la hora de razonar, gestionar y solucionar problemas.

Alteraciones psicológicas:

  • Alucinaciones visuales
  • Cambios en la personalidad
  • Agitación
  • Depresión y ansiedad
  • Sensación de persecución, paranoia
  • Comportamientos sociales inapropiados o socialmente reprochables.

CONCLUSIÓN

La demencia es un síndrome, conjunto de síntomas producto de un daño cerebral que afecta las facultades cognitivas de la persona. Algunos signos característicos es la pérdida de la memoria, problemas del lenguaje, el juicio y el comportamiento.

Ante la mínima sospecha, es importante que el paciente se dirija al médico ya que un diagnóstico temprano es mejora a la hora de controlar la progresión de la enfermedad. Los familiares o cónyuges suelen ser los primeros en alertar sobre los cambios en la conducta o problemas en la memoria de algún miembro de la familia.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top