Beneficios para la salud al consumir 6 dientes de ajo asado

Consumir dientes de ajo asado no sólo favorece la digestión de este súper alimento, sino que también facilita la absorción de nutrientes mientras se fortalece el organismo.

Aquí te contamos cuáles son los beneficios de esta receta y qué provoca en tu cuerpo a lo largo de 24 hs. Sentirás cómo el organismo reacciona a las maravillosas propiedades de este remedio natural a medida que pasa el tiempo, siguiendo el tratamiento completo.

Beneficios de consumir dientes de ajo asado

Dentro de la medicina natural, el ajo es uno de los alimentos más reconocidos y apreciados por sus poderes curativos, considerado durante siglos como un remedio natural imprescindible. Actualmente, las investigaciones y avances médicos dan razón a esta creencia y los profesionales de la salud recomiendan su consumo regular.

Muy empleado en el ámbito gastronómico para la elaboración de diferentes platillos, con este súper alimento también se pueden desarrollar tratamientos curativos. Posee compuestos sulfúricos (aquellos que le brindan su peculiar olor y sabor) y fitonutrientes que fortalecen todo el cuerpo.

Si bien más adelante te contaremos qué sucede en el cuerpo durante 24 horas al ingerir 6 dientes de ajo asado, pueden consumirlo de otras formas e igual aprovechar sus bondades.

Los estudios afirman que consumir una pequeña dosis de ajo de manera diaria, trae los siguientes beneficios para la salud:

1. Mejora la circulación sanguínea:

Al ser rico en vitamina B incide directamente en la salud circulatoria y cardíaca. Las vitaminas del complejo B ayudan a disminuir los niveles de homocisteína en la sangre.

Este compuesto es un aminoácido que influye en el metabolismo celular y está relacionado a enfermedades cardio y cerebrovasculares. Es responsable, por ejemplo, del endurecimiento de los vasos sanguíneos ya que aumenta la viscosidad de la sangre, volviéndola más “pesada o espesa”. Esto, a su vez, favorece la formación de coágulos.

2. Es un antibiótico natural:

Uno de los grandes beneficios de consumir dientes de ajo asado es que resulta un excelente tratamiento antibiótico. Actúa fortaleciendo las defensas del sistema inmunológico, acelera la curación de infecciones comunes, mejora la cicatrización de heridas, ayuda a controlar los síntomas y a curar de manera más rápida las enfermedades respiratorias (como resfríos o gripe común).

3. Favorece la salud hepática

Es un desintoxicante natural que ayuda y fortalece las funciones del hígado. Consumir ajo permite eliminar toxinas, heces viejas y metales pesados del cuerpo como el mercurio, que resulta sumamente nocivo para el hígado.

4. Descongestiona y desinflama

Ingerir dientes de ajo asado o crudo también funciona como un tratamiento desinflamante que permite tener una barriga plana, eliminar exceso de líquido retenido, mejorar el aspecto del cuerpo al despertarnos hinchados, etc.

Incluso se ha comprobado que logra descongestionar las fosas nasales y eliminar mucosidades de manera efectiva.

5. Mejora la salud y el aspecto de la piel.

Al ser rico en antioxidantes favorece el aspecto de la piel, combate los signos de vejez prematura, mejora la salud capilar y fortalece las fibras del cabello.

Al estimular la renovación celular, permite combatir el acné y ayuda a una mejor cicatrización cuando se padece este problema.

6. Reduce los niveles de colesterol en sangre.

El ajo aporta alicina, una sustancia protectora del sistema cardiovascular que ayuda, además, a reducir hasta un 9% los niveles de colesterol malo en la sangre.

7. Tratamiento contra la anemia.

Al ingerir dientes de ajo asado evitas también padecer anemia, lo que previene un montón de otras consecuencias para la salud. Los especialistas recomiendan su consumo especialmente a las mujeres ya que suelen ser las más afectadas.

8. Mejora la salud digestiva.

Si bien muchas personas manifiestan indigestión al consumir ajo, la verdad es que este alimento favorece la salud digestiva.

Estimula la producción de ácidos por lo que mejora la digestión de los alimentos y favorece la absorción de los nutrientes a nivel intestinal.

¿Qué ocurre en el cuerpo al consumir dientes de ajo asado?

Para seguir este tratamiento, se recomienda ingerir al menos 6 dientes de ajo asado. Una vez que los comas, sucederá lo siguiente:

Durante la primera hora: El ajo ingresa al organismo y comienza a ser digerido en el estómago. Al tratarse de dientes de ajo asado, esto resultará sencillo y el paciente no experimentará efectos adversos.

De 2 a 4 horas después del consumo: Los antioxidantes comienzan a actuar y combaten los radicales libres que evitan el desarrollo de células cancerígenas.

De 4 a 6 horas: El cuerpo comienza a metabolizar las diferentes propiedades del ajo, regula los niveles de azúcar en sangre y activa los procesos para la eliminación de toxinas acumuladas.

De 6 a 7 horas: En este período, después de ingerir los 6 dientes de ajo asado, las propiedades antibacterianas recorren el torrente sanguíneo y batallan contra los patógenos encontrados.

De 7 a 10 horas: Durante este período, los nutrientes ya han sido absorbidos para beneficio celular.

Alcanzadas las 24 horas: En el cuerpo se produjeron los siguientes procesos:

  • Regulación de los niveles de colesterol y lípidos en sangre.
  • Limpieza de arterias y protección de la salud cardíaca.
  • Estabilidad en la presión sanguínea, combatiendo la hipertensión.
  • Aumento de las defensas naturales del cuerpo, potenciando el accionar del sistema inmunológico.
  • Eliminación de metales pesados del organismo.
  • Mejoras en la salud ósea.
  • Mejoras en el nivel de energía, combatiendo problemas como la fatiga crónica o el desgano.
  • Aumento de la capacidad y el estado físico.
  • Ayuda en la salud celular.

¿Cómo asar el ajo para no perder propiedades?

Si estás interesado en seguir el tratamiento de los 6 dientes de ajo asado, seguramente querrás conocer cuál es la mejor forma de cocinarlo para resguardar sus propiedades.


Si deseas saber cómo obtener tus propios ajos, te recomendamos leer nuestro artículo: “¿Cómo cultivar ajo en casa fácilmente?… ¡Y realizar el mejor vino de ajo para curar todos los males!”


Por fortuna, la manera más sencilla resulta también la más efectiva. Si deseas asar un ajo haz lo siguiente:

  1. Adquiere una cabeza de ajo en buen estado. Procura que no esté reseca, o con demasiados brotes. Se deben sentir sus dientes firmes y con un aroma fresco.
  2. Pela la cabeza, sólo las capas superiores de piel, procura que la cabeza quede intacta, con los dientes aún adheridos entre sí.
  3. Coloca la cabeza en una placa para hornos y hornea a temperatura media a fuerte, hasta que sientas los dientes tiernos.
  4. Retira y deja enfriar. Consume los 6 ajos asados como prefieras.

Puedes embeber los dientes de ajo asado en un poco de aceite de oliva, añadirlos a una ensalada, como guarnición de un plato principal, solos, etc. Es importante que los alimentos que acompañen sean de una digestión fácil.

CONSEJO: Realiza este tratamiento un día que puedas quedarte en casa. Ten presente que emanarás aroma a ajo por 24 horas y utilizarás en reiteradas ocasiones el baño.

CONCLUSIÓN

El ajo es un excelente alimento y remedio natural. Consumir dientes de ajo asado resulta más fácil de digerir y provoca múltiples reacciones favorables para el organismo.

No debes realizar este tratamiento si tomas medicamentos para el corazón o anticoagulantes, por ejemplo, ya que el ajo es un anticoagulante natural.

Al aportar una elevada dosis de yodo, evita también su consumo si eres un paciente con hipertiroidismo.

… Ahora cuéntanos tú… ¿Te gusta este alimento?… ¿Has probado alguna vez un tratamiento con él? …

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top