¿Cuál es la causa del dolor de cabeza? 11 diferentes tipos de cefaleas

¿Cuál es la causa del dolor de cabeza? 11 diferentes tipos de cefaleas

El dolor de cabeza es uno de los síntomas y la consulta más frecuente a los especialistas, pero ¿de dónde viene ese dolor? ¿Qué lo está originando? Es un problema tan genérico que podría deberse a una larga lista de posibles causas.

Si sufres dolores frecuentes puedes estar padeciendo migraña mientras que, si sólo son esporádicos y se dan en un día colmado de trabajo, se trata de dolor de cabeza tensional. Esta simple diferencia, en realidad, puede ser mucho más compleja.

Aquí te contaremos los diferentes tipos de dolor de cabeza, las características del padecimiento y cuáles son los tratamientos convencionales más utilizados.

¿Qué es un dolor de cabeza?

El dolor de cabeza (también llamado cefalea) se caracteriza por ser una molestia presente en el interior del cráneo. Puede estar localizada en un área específica y luego irradiarse hacia el resto. Generalmente las molestias en el rostro que no se esparcen hacia todo el cráneo, no se consideran una cefalea y la causa suele estar en la misma cara.

Los dolores cervicales también pueden ocasionar cefaleas por lo tanto también entran en esta categoría.

Según el origen, se puede clasificar en dos:

  • DOLOR DE CABEZA PRIMARIO: Cuando no están asociados a algún tipo de condición médica o enfermedad adyacente. Aquí entrarían las cefaleas tensionales, migrañas, por esfuerzo, etc.
  • DOLOR DE CABEZA SECUNDARIO: Cuando es el síntoma de alguna enfermedad previa o cuando se originan por una lesión en el cuerpo. En este grupo están las conmociones cerebrales, fractura de cráneo, infecciones, tumores, etc.

11 diferentes tipos de dolor de cabeza

El dolor de cabeza es un padecimiento común. Según la Organización Mundial de la Salud todos lo experimentaremos al menos una vez en nuestras vidas. Esto se debe no sólo a que existen muchas causas que lo originan, sino también a que es una zona sensible conectada a casi todo el cuerpo.

Los dolores varían de paciente a paciente en duración e intensidad, al igual que los síntomas que puede desencadenar. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no son motivo de preocupación.

Según el origen, las cefaleas pueden diferenciarse entre sí. Estos son los principales tipos:

DOLORES DE CABEZA PRIMARIOS

1. Migrañas

La migraña es un padecimiento muy común del cual se conoce poco. Se caracteriza por ser un dolor punzante e intenso, generalmente dado sólo en un lado de la cabeza. Otra característica es que son muy difíciles de controlar pudiendo durar hasta más de tres días durante los cuales el dolor podría intensificarse.

Muchos de los pacientes diagnosticados con migraña la padecen durante toda la vida. Los ataques suelen durar un promedio de tres días, aunque podría extenderse.

El especialista diagnostica migraña según los síntomas y la intensidad del dolor. Sin embargo, el paciente también puede padecer de migraña crónica cuando el dolor de cabeza aparece al menos 15 días cada mes, por un lapso de tres meses consecutivos y que vaya acompañado de síntomas de migraña.

Síntomas

Al ser tan severas, las migrañas suelen ir acompañadas de otros síntomas como:

  • Sensibilidad a la luz, el sonido o los olores
  • Visión borrosa, acompañada de luces, líneas o puntos parpadeantes
  • Problemas para hablar
  • Debilidad
  • Entumecimiento
  • Punzadas en la cabeza
  • Náuseas
  • Vómito

Es importante que consultes al médico cuando los síntomas de “visión del aura” empeoran junto con el dolor ya que también son signo de meningitis o accidente cerebrovascular.

Factores de riesgo

Las mujeres son tres veces más propensas que los hombres a padecer este dolor de cabeza. Los ataques de migraña pueden darse varias veces al mes e incluso una vez al año (no existe un tiempo promedio).

Los especialistas creen que existe cierta predisposición genética, aunque hay más factores desencadenantes:

  • Padecer epilepsia
  • Depresión
  • Cambios o desbalances hormonales
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Problemas de sueño
  • Deshidratación
  • Saltearse comidas
  • Ciertos alimentos
Tratamiento

En términos generales, las migrañas son difíciles de tratar porque rara vez se conocen las causas que originan la crisis. Sin embargo, algunas personas sufren de este tipo de dolencias de forma crónica lo que los lleva a consumir una gran cantidad de analgésicos.

Para evitar esto, los especialistas suelen prescribir otro tipo de fármacos como el triptán, sumatriptán o el rizatriptán. Además, se realizan tratamientos preventivos con topiramato, propranolol y amitriptilina.

Para controlar mejor la migraña, siempre se debe tratar ante el menor síntoma. El paciente debe consumir el medicamento indicado por el médico ni bien comience el dolor. De lo contrario, los síntomas se intensifican y el dolor comienza a ser invalidante.

2. Dolor de cabeza tensional

El dolor de cabeza tensional es el más común de todos. La mayoría de las personas lo ha sufrido en algún momento de su vida. Es una molestia constante que suele percibirse en toda la cabeza (ambos lados) o principalmente en la parte superior, irradiándose hacia toda el área.

Este malestar, además, puede ir acompañado de otros síntomas, aunque se presentan más leves en comparación a las migrañas:

  • Sensibilidad en el rostro, cuello y podría llegar hasta los hombros
  • Presión detrás de los ojos
  • Sensibilidad al sonido

Se trata de un dolor de cabeza esporádico, caracterizado por aparecer después de un día o situación complicada. Duran desde 30 minutos y hasta 12 horas, aunque en ningún caso se trata de una situación que impide la actividad normal del paciente.

Causas del dolor de cabeza tensional

Las causas y desencadenantes son:

  • Ataques de ansiedad
  • Situaciones de estrés
  • Depresión
  • Deshidratación
  • Aturdimiento por permanecer en un lugar ruidoso
  • Sedentarismo
  • Fatiga ocular
  • Mala postura corporal
  • Mal descanso

3. Dolor de cabeza en racimo

El dolor de cabeza en racimo o en brotes, como también se los suele nombrar, es un padecimiento severo, repentino y recurrente. Se denomina así porque el dolor aparece durante un período de tiempo, por varias semanas, para luego desaparecer por varios meses o años.

Como su recurrencia es periódica se le denomina “brote”. El brote, a su vez , se presenta por grupos, es decir, el paciente durante los brotes tiene cefaleas varias veces en un mismo día, durando cada una entre 30 a 90 minutos. Estos ataques, generalmente, se presentan a la misma hora todos los días y sin previo aviso (síntoma o señal previa).

Síntomas

Los síntomas son:

  • Dolor agudo y penetrante que abarca toda la cabeza
  • Presión, molestias detrás y alrededor de los ojos
  • Ojos lacrimosos
  • Congestión nasal
  • Párpados inflamados
  • Agitación

Los hombres presentan seis veces más probabilidades de padecer el dolor de cabeza en brotes, que las mujeres. En promedio, se experimentan hasta 8 episodios diarios

Causas y tratamiento

Este dolor de cabeza, al igual que la migraña, es de causa desconocida. Todavía no se sabe a ciencia cierta por qué los episodios son repentinos y recurrentes a la misma hora. Un factor común entre los pacientes con dolor de cabeza en racimo es que son fumadores.

Para reducir la frecuencia de los episodios, los tratamientos farmacológicos que suelen recetarse son con:

  • Topiramato
  • Sumatriptan
  • Verapamilo
  • Esteroides
  • Melatonina
  • Litio

E incluso terapias de oxígeno.

4. Dolor de cabeza por esfuerzo

Se producen cuando el paciente realiza ejercicio físico intenso o un sobre esfuerzo corporal. Puede aparecer luego de una maratón, por saltar, levantar pesas, escalar durante tiempo prolongado, después de tener relaciones sexuales e incluso cuando padece ataques de tos o estornudos.

Generalmente se trata de un dolor de cabeza de corta duración (no sobrepasa las 24 horas de dolor) y desaparece por sí solo después del descanso. Es una molestia punzante y especialmente ataca a los pacientes con antecedentes familiares de migraña. Es decir, a aquellos pacientes que presentan cierta tendencia a las cefaleas.

En caso de querer controlarlo, los analgésicos de venta libre suelen ser suficientes.

5. Dolor de cabeza hípnico

También llamada dolor de cabeza despertador, esta dolencia es una de las menos frecuentes, pero que forma parte de la clasificación de cefaleas realizada por la Sociedad Internacional de Cefaleas.

Se caracteriza por un dolor punzante en ambos lados de la cabeza que aparece cuando la persona está durmiendo. Tanto a la noche, como en el día mientras duerme una siesta. En el mayor porcentaje de los casos, los pacientes afectados tienen más de 50 años.

Los episodios pueden durar desde 20 minutos hasta un par de horas y son de intensidad leve a moderada. Se pueden repetir varias veces en una semana.

El dolor de cabeza hípnico se origina por causa desconocida, pero resulta inofensivo ya que no representa una preocupación mayor. Por este motivo, uno de los tratamientos más empleado para este dolor de cabeza es la cafeína consumida durante el día.

DOLORES DE CABEZA SECUNDARIOS

El dolor de cabeza secundario es toda cefalea síntoma de una enfermedad adyacente. Los padecimientos más comunes que la generan son lesiones en la cabeza, desequilibrios en la presión arterial o abstinencia de cafeína.

6. Dolor de cabeza por consumo de medicamentos

Este es el tipo de dolor de cabeza secundario más común. Los pacientes desconocen que una de las reacciones secundarias más frecuentes por el consumo excesivo de medicamentos son las cefaleas. La automedicación es una de las principales causas.

Los episodios son fuertes, frecuentes y acompañados de otros síntomas, muy similar a la migraña. Por esto, es importante que consultes y comentes con tu especialista qué fármacos consumes ya que puedes ser diagnosticado con migraña, mientras que la causa real es otra.

Puede ser controlado con analgésicos, pero pasado el efecto de estos, la molestia continúa.

Los fármacos comunes que causan cefaleas son:

  • Antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno.
  • Acetaminofeno, conocido como paracetamol.
  • Los opioides.
  • Triptanos, como el sumatriptán.

El dolor de cabeza por medicamentos puede ocurrir incluso cuando se sigue las indicaciones médicas, ya que depende más de la sensibilidad del paciente a ciertas drogas. Las investigaciones parecen indicar que esta dolencia se desarrolla principalmente en personas que han consumido analgésicos frecuentes por cefaleas. Así, el padecimiento se convierte en un círculo vicioso.

Tratamiento

El tratamiento debe estar, sí o sí, supervisado por un médico. La única opción viable es dejar de consumir estos fármacos, pero además de síntomas de abstinencia, el paciente también necesitará calmar las cefaleas que originaron esto.

El especialista llevará a cabo un plan integral para mejorar la salud del paciente y ayudarlo a encontrar los sustitutos medicamentosos que más le funcionen.

Durante el proceso de abstinencia, probablemente el paciente se sienta peor que antes, especialmente sus cefaleas, una vez que se suspenda el medicamento. Estas desaparecerán después de 10 días aproximadamente.

El resto de los síntomas probablemente persistan hasta por 3 semanas y son:

  • Náuseas y vómitos
  • Taquicardia y aumento de la frecuencia cardíaca
  • Alteraciones en el descanso, problemas de sueño
  • Ansiedad y nerviosismo
  • Cambios de humor
Prevención

Sin lugar a duda, padecer dependencia a un medicamento empeora mucho el cuadro de cefaleas original. Por ello, es muy importante evitarlo desde un primer momento.

Si sientes que no puedes controlar las cefaleas o notas que estás consumiendo demasiados analgésicos para lograrlo, consulta con un médico antes de continuar ingiriendo fármacos. El plan de desintoxicación, de lo contrario, dura un promedio de dos meses.

Para prevenirlo, te recomendamos:

  • Evitar el consumo de codeína
  • Consumir analgésicos no más de 2 días a la semana
  • Solicitar tratamientos preventivos para la migraña crónica.

7. Dolor de cabeza sinusal

Este dolor de cabeza es un síntoma de sinusitis, una condición que inflama los senos paranasales y provoca una acumulación de mucosidades en el cráneo que generan presión y cefaleas. La causa es una infección o una reacción alérgica.

Este dolor de cabeza se diferencia del resto porque está ubicado en la zona fontal, abarcando ojos, frente y mejilla. Además, la sensibilidad también podría afectar a los dientes y la mandíbula Puede empeorar al realizar presión sobre la zona o cuando el paciente realiza movimientos bruscos.

Síntomas

Como mencionamos, este tipo de cefalea es un síntoma y va acompañado de otros:

  • Goteo de nariz
  • Secreción nasal espesa color verdosa o amarilla
  • Congestión nasal
  • Taponamiento de oído
  • Fiebre
  • Náuseas

Si el paciente no experimenta síntomas de infección, este dolor de cabeza puede ser diagnosticado como migraña.

Tratamiento

El dolor de cabeza puede tratarse con analgésicos de venta libre, sin embargo, la infección deberá ser controlada con antibióticos que prescribirá un médico. Además, serán necesarios descongestivos que quiten presión de los senos paranasales y alivien el dolor.

En caso de causas alérgicas, también será el especialista el que recetará antihistamínicos. Incluso, algunos inhaladores nasales prescritos por los médicos poseen corticosteroides que alivian la inflamación y facilitan la respiración.

Según la condición del paciente, el médico clínico puede solicitar una interconsulta con un especialista en garganta, nariz y oídos.

Continúa leyendo más tipos de dolor de cabeza en el próximo artículo (clic aquí)

About The Author

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top