Bronquitis – Resfrío de pecho

¿Qué es la bronquitis?

La bronquitis es una inflamación de los bronquios, que son los conductos por donde pasa el aire hacia los pulmones (y viceversa).

El virus que la desencadena produce mucha mucosidad y tos. Estos síntomas combinados provocan irritación del tracto respiratorio e inflamación bronquial.

Algunos especialistas tratan este problema con antibióticos, siendo que la mayoría de las veces se trata de un problema viral. Los virus no se tratan con antibióticos.

Complicaciones

Un episodio de bronquitis no es, en sí mismo, un factor de riesgo.

El problema real ocurre cuando la infección no mejora o cuando el paciente tiene bronquitis recurrente.

La principal complicación es la pulmonía. El 20% de personas con pulmonía, padecieron bronquitis como diagnóstico primero.

La pulmonía es una infección que afecta a los alveolos y resulta muy peligrosa para niños, ancianos y personas con enfermedades crónicas, especialmente asmáticos e inmunocomprometidos.

¿Qué es la bronquitis aguda y cuándo es bronquitis crónica?

La más común es la bronquitis aguda. Son episodios esporádicos y poco frecuentes. La infección no causa ningún tipo de problema, suele aparecer después de un resfrío y suele curarse por sí sola.

En la bronquitis aguda, cuando la infección desaparece, no existen secuelas, ni efectos secundarios. En estos casos, después de 10 días los síntomas desaparecen, siendo la tos la única que persiste.

La bronquitis crónica sí se trata de una enfermedad más grave. Es, a su vez, continua y afecta directamente la función pulmonar.

Se diagnostica como crónica cuando las paredes que revisten el interior de los bronquios se encuentran permanentemente irritadas. La inflamación provoca una tos productiva permanente.

La principal causa de la bronquitis crónica es el tabaquismo (aunque también pueden padecerla los fumadores pasivos).

Síntomas y signos de bronquitis

  • Vómito (especialmente en niños, que vomitan flema)
  • Diarrea
  • Ardor e irritación de la garganta
  • Congestión nasal
  • Secreción nasal
  • Fatiga
  • Dolores y molestias corporales
  • Fiebre baja

Principales factores de riesgo y causas de bronquitis.

  • Pacientes con sistema inmunológico debilitado: En este grupo entran enfermos crónicos, asmáticos, bebés y adultos mayores.
  • Fumadores y fumadores pasivos: Más propensos a desarrollar bronquitis crónica. El Current Opinion in Pulmonary Medicine publicó una investigación donde se afirmaba que el 40% de los fumadores la desarrollan a lo largo de su vida.

Además, se pudo confirmar que los síntomas de EPOC pueden ser tratados o reducidos si se abandona el cigarrillo y la vida sedentaria.

  • Mujeres: Las investigaciones afirman que tienen el doble de posibilidades de desarrollar bronquitis crónica, en comparación a los hombres.
  • Trabajos de riesgo: El permanente contacto con vapores, polvo o sustancias químicas también afecta la capacidad pulmonar. Los trabajos más peligrosos son: minería, fumigación de campos, trabajos con carbón, manejo de granos, ganadería, manufactura textil.
  • Pacientes alérgicos.

Tratamiento

  • El 85% de los pacientes mejora con el paso del tiempo. Los antibióticos no suelen hacer efecto ya que las bacterias no son la causa principal. No existe un tratamiento específico para la bronquitis, sino medicamentos para aliviar los síntomas.
  • Los broncodilatadores son recetas por un especialista médico. Sirven para relajar los músculos lisos que recubren los bronquios y facilitar el paso del aire.
  • Los analgésicos de venta libre funcionan para bajar la fiebre, alivianar los dolores musculares o corporales y trata el dolor de garganta.

Para conocer más detalles sobre esta enfermedad, revisa nuestro artículo: “Estas son las causas y los síntomas de Bronquitis” 

También, descubre los mejores tratamientos naturales en nuestro artículo: “Cómo curar la bronquitis con estos 14 remedios naturales” 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *