Pediculosis- Piojos del cuero cabelludo

piojos

Pediculosis- Piojos del cuero cabelludo

 

La pediculosis es una parasitosis externa muy contagiosa, causada por piojos. Los piojos, ftirápteros es su nombre científico, son insectos sin alas que se alimentan de sangre caliente. Los animales de sangre caliente son los mamíferos y las aves.

Hay alrededor de 3250 especies diferentes de piojos. Se reproducen adhiriendo sus huevos, denominados liendres, en la base de los pelos o plumas del huésped. 

Generalmente se emplea el término “pediculosis” cuando se habla de la infestación del piojo del cuero cabelludo en el humano. 

Contagio

El contagio se produce porque los piojos pasan de huésped a huésped caminando. No tienen alas, ni la capacidad de saltar. Pueden estar hasta dos días fuera del huésped y esperando el siguiente. Se desplazan rápidamente, llegando a unos 23 cm por minuto. 

Los niños pequeños no son más vulnerables a los piojos, sino que presentan más situaciones de contagio debido al tiempo prolongado de pasan con otros niños en la escuela. 

En la parte inferior de su cuerpo, los piojos tienen 6 orificios denominados espiráculos que forman parte de su sistema de tráqueas. Estos orificios se cierran voluntariamente en caso de que el piojo caiga en el agua, por ejemplo, y le permiten flotar hasta 36 horas (incluso en aguas con cloro).

Otras formas de contagio son:

  • Colocarse ropa infestada
  • Compartir cepillos, peines, hebillas, horquillas y cualquier elemento para el cabello.
  • Compartir cama, almohadas, alfombras o peluches.
  • En areneros
  • En piletas de natación.

Las liendres no son una forma de contagio. Cuando la liendre es desprendida del cabello no tiene posibilidades de volver a prenderse y desarrollarse. Además, deja de recibir el calor necesario para su subsistencia. 

Comezón

Una de las características más específicas de la pediculosis es la comezón. El cuero cabelludo se irrita por la presencia de piojos y la persona manifiesta una gran picazón en ciertas áreas.

Cuando el piojo perfora la piel con su boca para alimentarse, también segrega una sustancia similar a la saliva que es anticoagulante y vasodilatadora que irrita la piel. 

Otros síntomas y signos de infestación por piojos

Además de la comezón, hay signos que dan alerta de infestación:

  1. Sensaciones de cosquilleo o sensación de que el pelo se mueve.
  2. Eccema: Causados por el rascado permanente, son lesiones en la piel que aumentan la irritación. 
  3. Encontrar piojos: Encontrarse con un piojo en la cama, en la ropa o en alguna parte del cuerpo (que no es la cabeza) es signo de una posible infestación. Desde ese momento, toda la familia debe someterse a un tratamiento de eliminación y prevención ya que, como hemos visto, un solo piojo hembra es capaz de colocar hasta 100 huevos. 
  4. Encontrar liendres: Observar liendres en la base de los cabellos también es signo de infestación. Aunque no encontremos piojos, no podemos suponer que las liendres están vacías. 
  5. Eccemas o prurito en otras zonas como el cuello, la nuca o la frente. 
  6. Problemas para dormir: Los piojos tienen mayor actividad en la oscuridad por lo que, durante la noche, la persona presenta mayor escozor. 

Algunos datos adicionales

  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos afirman que, cada año, se desatan entre 6 y 12 millones de infestaciones de piojos en las diferentes ciudades del mundo, en niños de edad escolar y su familia.
  • Vale mencionar que los piojos del cuero cabelludo no tienen relación a la falta de higiene de las personas. Por el contrario, estos parásitos depositan sus huevos con mayor efectividad en cabezas y cabelleras limpias. 
  • El diagnóstico de pediculosis se realiza mediante un examen físico: el especialista observa el cuero cabelludo con una lupa y una luz potente. No se necesitan análisis clínicos, ni exámenes más sofisticados. Los piojos y las liendres pueden verse a simple vista. 
  • Para la observación de piojos, se puede emplear una luz de Wood. Esta lámpara especial hace que las liendres vivas se tornen de un color azulado. 

Si requieres información más detallada, te aconsejamos leer:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top