Síndrome Serotoninérgico

La serotonina es, principalmente, una sustancia química. Está presente en el cerebro, las plaquetas de la sangre y en los intestinos. En la sangre actúa como hormona, mientras que la que se produce en el cerebro, actúa como neurotransmisor.

Podemos encontrarla por todo el cuerpo. Un nivel adecuado de serotonina en la sangre favorece al buen ánimo, control en el apetito, buen descanso, entre otros.

Si bien la serotonina es esencial para nuestra existencia y bienestar, también requiere de cierto equilibrio. Cuando los niveles de este neurotransmisor se elevan por arriba de la media, se producen desbalances serios. Esta condición también es conocida como “síndrome de la serotonina” o “síndrome serotoninérgico”.

El síndrome serotoninérgico se diagnostica a partir de la aparición de un conjunto de síntomas. Si bien estos síntomas son diferentes entre sí, tienen una causa común: exceso de serotonina en el cuerpo.

Causas

Los elevados niveles de serotonina pueden deberse a un exceso en la segregación de nuestro cuerpo o por el consumo de medicamentos. Los antidepresivos suelen ser la principal causa del síndrome serotoninérgico. Sin embargo, cualquier medicamento con la capacidad de aumentar la liberación de serotonina puede desencadenarlo.

En los últimos tiempos, y debido al aumento de los diagnósticos de depresión, este trastorno se ha vuelto cada vez más común.

Otra causa frecuente es el consumo de drogas como el éxtasis, las anfetaminas, metanfetaminas, metilfenidato o catinonas sintéticas.

En casos menos frecuentes se puede dar por el consumo excesivo de extractos de plantas como el ginseng o hierba de San Juan. Incluso por suplementos nutricionales como el triptófano.

Generalmente, el síndrome serotoninérgico se da por el accionar de varias de estas sustancias combinadas o por una disfunción del sistema endócrino.

¿Quiénes son propensos a padecerlo?

Los pacientes que sufren de las siguientes condiciones, deben llevar controles rigurosos:

  • Depresión
  • Angustia
  • Ansiedad
  • Trastorno diaforético premenstrual
  • TOC
  • Problemas alimenticios nerviosos

Este exceso en la neurotransmisión de los receptores cerebrales puede ocasionar problemas graves. Incluso, la muerte.

Síntomas

En caso de existir una sobredosis de fármacos, los síntomas aparecen un par de horas después:

  • Falta de aire, problemas para respirar
  • Confusión
  • Temblores
  • Agitación
  • Fiebre
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Hipertensión
  • Taquicardia
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

La intensidad dependerá de cada paciente.

Si es captado a tiempo, el síndrome serotoninérgico puede ser tratado de manera efectiva. En todo momento, requiere supervisión médica.

Quizás se trate de una condición poco difundida, pero es importante conocerla. En el último tiempo, la vida sedentaria, la rutina exhaustiva, las jornadas laborales extensas y las presiones económicas y sociales llevan a desarrollar altos niveles de estrés. Los pacientes que no buscan atención temprana son propensos también a la depresión.

El aumento de los pacientes depresivos favoreció el desarrollo de las industrias farmacéuticas y la prescripción temprana de antidepresivos potentes. El síndrome serotoninérgico es uno de los principales efectos colaterales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *