Información importante sobre las Infecciones de transmisión sexual (ITS) (PARTE 3)

Infecciones de transmisión sexual: Info importante

En este artículo continuaremos conociendo más sobre las ITS (infecciones de transmisión sexual). Síntomas, prevención, contagio y las características generales de las enfermedades más comunes y (algunas de ellas) con consecuencias realmente serias.

En nuestro primer artículo (puedes leerlo haciendo clic en el siguiente enlace) “Infecciones de transmisión sexual: Toda la información importante que necesitas saber (PARTE 1)” tratamos la clamidia, verrugas genitales, gonorrea y hepatitis B.

En el segundo artículo las enfermedades que desarrollamos fueron el herpes, VIH/ SIDA, virus del papiloma humano y moluscos, te recomendamos leerlo para más información: “Enfermedades de transmisión sexual: Información importante para cuidar tu salud y la de tu pareja (PARTE 2)”

Infecciones de transmisión sexual – ITS (parte 3)

Ahora podremos conocer todo lo referido a las últimas ITS que nos restan: piojos púbicos, sarna, sífilis y tricomoniasis.

9. PIOJOS PÚBICOS

El nombre popular de los piojos púbicos es “ladilla” y es una de las ITS más conocidas. Los piojos son parásitos que además de adherirse a la piel, se alimentan de la sangre.

Cada año, millones de personas se los contagian en todo el mundo. Su apariencia es como la de diminutos cangrejos que se adhieren a la piel y al vello púbico, infestando toda la zona. El problema de estos pequeños parásitos es que cuentan con una facilidad de propagación increíble.

Por fortuna no afectan gravemente a la salud y no implican consecuencias muy serias. Su eliminación es sencilla y rápida. Con la aplicación tópica de algunos fármacos de venta libre, en pocos días se controla la afección.

Existe una creencia popular que relaciona a los piojos púbicos con la falta de higiene. Sin embargo, esta ITS no se relaciona con la limpieza o la suciedad. Cualquier persona sexualmente activa es propensa al contagio si tiene contacto cercano con alguien infectado.

Contagio

Los piojos púbicos viven entre el vello por eso es tan fácil el contagio durante el sexo ya que, ante el menor contacto, se adhieren a otra superficie. Sin embargo, vale aclarar, que las ladillas se propagan por otros tipos de contacto personal también: por compartir ropa, toallas o al dormir en la cama de alguien que las posee.

Además, se propagan fácilmente hacia otras zonas con vellosidad gruesa como bigotes, barba, axilas, pecho, cejas y pestañas. Raramente se alojan en la cabeza, ya que es un lugar donde no pueden desarrollarse adecuadamente.

Un rápido apretón de manos, un beso o un abrazo no son vías de contagio. Compartir el baño tampoco suele favorecer la propagación, salvo casos aislados y particulares ya que los parásitos no logran sobrevivir mucho tiempo fuera del cuerpo humano. Tampoco pueden aferrarse a superficies lisas por lo que una desinfección común es suficiente para terminar de eliminarlos.

Síntomas

El síntoma más característico de esta ITS es la picazón intensa. Algunas veces, además, puedes ver los piojos caminando por la zona genital o descubrir liendres en el vello púbico. Liendres se denomina al huevo del parásito.

Generalmente, la picazón comienza unos 5 días después de haber contraído la infección. También se puede presentar de forma asintomática o creer que se trata sólo de un sarpullido porque la picazón comienza y después de cierto tiempo, desaparece (lo que no significa que los piojos púbicos hayan desaparecido, sino sólo que el área no está sensible, ni con comezón).

Entonces, los síntomas más comunes de los piojos púbicos son:

  • Picazón intensa en el área genital.
  • Al observar con lupa, se ven insectos minúsculos adheridos al vello púbico y la piel. Su color es marrón grisáceo y su morfología se asemeja a la de un pequeño cangrejo. Cuando están llenos de sangre, su color se vuelve más oscuro.
  • Al observar con lupa, también se pueden observar liendres adheridas en el vello púbico. Los huevos son realmente muy pequeños, ovalados y de un color blanquecino.
  • La picadura de los piojos púbicos causa pequeñas lesiones en la piel que se observan como manchas oscuras y azuladas.
  • Irritabilidad y fatiga

Tratamiento

Generalmente no se necesita algún tipo de medicamento recetado. Esta ITS puede solucionarse con tratamientos de venta libre. Consulta con un especialista cuál es la mejor opción para tu caso porque hay champús, geles, lociones, espumas y cremas.

Lee cuidadosamente las instrucciones del empaque para una aplicación segura y eficiente.

Existen tratamientos más fuertes para combatir una infestación grave y otros más suaves para el tratamiento en barba, cejas, pestañas o para personas alérgicas. En todos estos casos necesitarás la prescripción y la guía médica.

En caso de embarazo o lactancia consulta con un especialista de confianza antes de probar cualquiera de estos tratamientos.

Además, las personas con las que hayas tenido contacto cercano también deberán asistir a una revisión médica para lograr un diagnóstico y evaluar la posibilidad de tratamiento, o no.

Para acabar con los piojos púbicos, necesitas medicamentos destinados a esto. Los remedios para piojos de la cabeza no funcionan, rasurarse no es suficiente y las cremas con cortisona sólo brindan alivio a la picazón o a las molestias, pero no brindan una solución de raíz.

Al finalizar el tratamiento…

  • Rasura el vello púbico para eliminar también cualquier liendre que quede adherida al pelo.
  • Quita toda la ropa de cama, toallas y lava bien (en lo posible, con agua bien caliente).
  • También deberás lavar toda la ropa que usaste anteriormente mientras padecías ladilla.
  • No vuelvas a tener relaciones sexuales con una pareja anterior hasta que ésta no finalice su tratamiento.

10. SARNA

La sarna es una ITS de la piel ocasionada por parásitos que causan mucha picazón. Es sumamente contagiosa, pero tiene tratamiento y cura.

Esta enfermedad no es peligrosa, aunque sí sumamente molesta. La comezón es tanta que incluso la persona puede lesionarse por el rascado.

Los parásitos que hacen picar son microscópicos y se denominan ácaros de la sarna. Se alojan en la capa más superficial de la piel, afectándola y desarrollando erupciones, irritación y mucha picazón.

Esto sucede porque los ácaros van excavando la piel y formando diferentes túneles donde poner los huevos. Si bien de cada huevo nacen más ácaros, en promedio, cada paciente infestado tiene entre 10 a 15 ácaros atacándolo al mismo tiempo, no más.

Contagio

El contagio de la sarna se da por el contacto piel a piel con una persona que la padece. Además de ocurrir durante el sexo, puede suceder cuando los cuerpos pasan un tiempo prolongado juntos (por ejemplo, cuando duermen juntos y abrazados). Podemos concluir, entonces, que las vías de contagio pueden ser más.

La sarna también se contagia por compartir lugares, ropa, toallas o sábanas. Los lugares donde existe un contacto cutáneo prolongado son grandes focos de contagio. Esto suele suceder en hogares de ancianos, prisiones, guarderías de niños, campamentos, etc.

Mientras más rápido es el contacto de las pieles, menos probabilidad de contagio. Esta ITS requiere de un contacto prolongado.

Síntomas

Los síntomas aparecen entre 3 a 6 semanas después del contagio.

Como los ácaros de la sarna no se ven a simple vista, los síntomas casi siempre se confunden con otras patologías o afecciones como alergias cutáneas, erupciones, eczemas, etc.

Sin embargo, los síntomas más comunes de la sarna son:

  • Comezón intensa (durante la noche este síntoma se agrava ocasionando muchas veces lesiones que el mismo paciente se genera a través del rascado).
  • Erupciones cutáneas con descamación
  • Pequeñas protuberancias similares a granos o ampollas (parecen pequeñas picaduras de insectos).
  • Elevaciones en la piel, curvas. Son los túneles que llevan a cabo los ácaros para poner sus huevos.

Algunas veces, el paciente puede sentir un alivio de los síntomas, como si estos hubieran desaparecido. Es importante saber que, en tal caso, no desapareció la infección, sino que el brote puede haber cesado. Al poco tiempo, nuevos ácaros nacerán y la comezón volverá. Durante todo este tiempo, el contagio se produce igual por ello es muy importante tratar esta ITS de manera profesional.

Si la infección no se ha curado correctamente, el paciente continúa contagiando independientemente si padece síntomas o no.

¿Dónde se desarrolla la sarna?

La sarna no sólo es una ITS, sino que puede darse en otras áreas del cuerpo también:

  • Entre los dedos, ataca la membrana sobrante que los une.
  • Zona púbica y en la ingle.
  • Pliegues como en los codos, las rodillas, la muñeca, etc.
  • En el ombligo.
  • Los senos.
  • Alrededor de la cintura.
  • En todo el pene, incluso el escroto.
  • Omóplatos.
  • Parte inferior de las nalgas y entre los muslos.

Tratamiento

El tratamiento para la sarna suele ser muy sencillo, sin embargo, no hay medicación de venta libre, necesitarás la receta de un profesional de la salud. Acude con un médico ya que los especialistas están para ayudar.

Existen ciertos medicamentos que logran matar tanto a los ácaros como a sus huevos. Se denominan “escabicidas” y puedes ingerirlos a través de píldoras o aplicar sobre la zona afectada, se manera tópica.

Las cremas o lociones se deben utilizar en todo el cuerpo, desde el cuello hasta la punta de los pies. Después de aplicarlas correctamente, se deja actuar durante un tiempo prudente y finalmente se enjuaga.

Sigue bien las instrucciones del profesional ya que, de seguir el paso a paso correctamente, en pocos días te habrás librado de los ácaros, mientras que el alivio de los síntomas ocurre desde los primeros días.

El profesional puede evaluar la posibilidad de que el medicamento deba ser ingerido, en vez de administrarlo de forma tópica. Eso dependerá del criterio del profesional.

Desinfección

Al igual que sucede con los piojos púbicos, los ácaros de la sarna infectan las telas y los lugares habituales del paciente.

Una vez que comiences el tratamiento, también deberás desinfectar tu hogar para no propagar la ITS e incluso favorecer el auto contagio. Por fortuna, los ácaros se eliminan de maneras simples, aunque requieren de un poco de trabajo.

En primer lugar, lava muy bien toda la ropa de cama y las toallas que utilizaste, en lo posible con agua caliente. Puedes aplicar algún producto de limpieza en seco al colchón, edredones, cobertores, etc.

Si tienes algunas telas que no puedes lavar, colócalas en una bolsa hermética, bien cerrada y deja allí los artículos por más de tres días. Después de este tiempo, los ácaros y sus huevos no logran sobrevivir por lo que terminan muriendo.

Aspira tapizados, alfombras, sillones, tapices, etc. Desinfecta muebles y superficies. Si bien no es necesario llamar a un exterminador, deberás tener cuidados extremos como tirar la bolsa de la aspiradora a la basura ya que puede quedar infectada.

No es necesaria la fumigación para este tipo de ácaros.

Tú y todas tus parejas sexuales deben recibir tratamiento en simultáneo por lo que deberás hablar con ellas.

11. SÍFILIS

La sífilis es una de las ITS más antigua y conocida. Se origina por la infección de una bacteria que se transmite a través de las relaciones sexuales vía vaginal, anal u oral.

Se caracteriza por la formación de chancros en la zona genital, que son similares a llagas. Los chancros se diferencian de las llagas porque son indoloros, aunque permanecen con supuración y propagan la enfermedad con suma facilidad. Cualquier contacto con las llagas de la sífilis es suficiente para contagiarte de la enfermedad.

Muchas personas con esta enfermedad notan sus llagas, pero al no tener otro síntoma, no buscan ayuda profesional. Esto sucede porque en un principio el paciente se siente muy bien.

Es una infección que presenta consecuencias graves en caso de no seguir ningún tratamiento. Sin embargo, tratándola a tiempo con antibióticos se puede curar efectivamente. Las consecuencias a largo plazo de esta ITS sin tratamiento son:

  • Daño cerebral
  • Parálisis
  • Ceguera

La bacteria ataca la vagina, el pene, el ano y el escroto. En casos más raros la boca y los labios.

Se puede prevenir con el uso de preservativos y barreras de látex.

Contagio

El contagio se realiza por el contacto piel con piel con una persona infectada, a través de sus llagas para ser más precisos, por ello te puedes contagiar incluso cuando no hay eyaculación.

Otra vía de contagio es durante el embarazo o durante el parto, ya que la madre puede contagiar a su bebé, lo cual lo convierte en un embarazo de alto riesgo.

Cuando las llagas aparecen en el paciente, es cuando más fácil se contagia la enfermedad. De por sí, estamos hablando de una ITS muy fácil de contraer. Ante la posibilidad de que el paciente no note sus llagas, la mejor recomendación siempre es usar preservativo si deseas evitar esta infección.

No te contagias sífilis al compartir un alimento, una bebida, utensilios, toallas, al dar abrazos, tomarse de las manos, toser, estornudar o por usar un inodoro. Los contactos casuales de este tipo donde no están implicadas directamente las llagas no son vías de propagación de la enfermedad.

Síntomas

La sífilis es una ITS muy común porque las personas que la padecen no la advierten a tiempo. Los síntomas de la infección no siempre son visibles y, a su vez, las llagas son las únicas señales de alerta. Si el paciente presenta llagas muy pequeñas o en lugares donde no se ven, jamás notará la enfermedad.

A veces los signos de sífilis son tan leves que se confunden con otras enfermedades como erupciones cutáneas. Además, estos signos característicos pueden aparecer repentinamente y luego desaparecer por completo lo que no significa que la infección ha cesado.

La única forma de acabar con la sífilis, y su contagio, es a través de un tratamiento completo con antibióticos.

Como no siempre los pacientes advierten las infecciones, por ello la importancia de las pruebas de enfermedades de transmisión sexual y los chequeos periódicos.

Etapas de la enfermedad

En términos generales, los síntomas aparecen y desaparecen según las diferentes etapas de la enfermedad:

  • PRIMERA ETAPA: Aparecen los primeros chancros en el lugar por donde ingresó la infección al organismo, generalmente se trata sólo de uno o unos pocos. La forma de los chancros es ovalada, de consistencia firme e indoloros. La mayoría de las veces se presentan abiertos y húmedos. Son extremadamente contagiosos sin embargo suelen ser confundidos con vellos encarnados o reacciones alérgicas. Las llagas aparecen entre las tres semanas y los tres meses después del contagio y duran entre tres y seis semanas antes de desaparecer por sí solas. La infección aún está activa.
  • SEGUNDA ETAPA: Durante la segunda etapa la erupción aparece en las plantas de los pies y en las palmas de las manos. También puede aparecer en otras partes del cuerpo, pero de forma más leve. Generalmente no pica y puede que los “granos” sean leves. Otros síntomas que aparecen en esta etapa son algunos similares de los de la gripe: malestar generalizado, fiebre baja, dolor de garganta, inflamación en las glándulas y cefaleas. Finalmente, algunas llagas pueden aparecer en el ano, la vagina, la boca o el pene, a la vez que existe un descenso de pelo. Incluso se puede caer el cabello. Cada brote de la segunda etapa puede durar entre 2 a 6 semanas y se denomina erupción cutánea por sífilis. Entre brote y brote pueden pasar hasta 2 años lo que convierte a esta enfermedad en algo muy peligroso si no se trata a tiempo.
  • ETAPA TARDÍA: Entre la primera etapa y esta pueden suceder diferentes situaciones: haber brotes de erupción cutánea, no presentar ningún tipo de síntoma, pasar varios años, etc. Pero en todo momento, si el paciente no recibió un tratamiento adecuado con los antibióticos contra la sífilis, la infección continúa latente. Las personas con sífilis durante muchos años deben enfrentarse a consecuencias muy serias: en esta etapa la infección causa diferentes tipos de tumores, ceguera, parálisis, daños cerebrales, problemas en el sistema nervioso, lesiones en órganos vitales e incluso provocar la muerte.

Durante las dos primeras etapas el tratamiento con antibióticos es suficiente para salvar al paciente y curarlo de la infección. Sin embargo, ya en la etapa final donde aparecen los daños causados por la sífilis, no existe forma de revertirlos o curarlos. Estas complicaciones aparecen después de 10 a 20 años padeciendo la ITS.

Tratamiento

Durante las primeras etapas es muy fácil acabar con la sífilis. Un especialista médico debe recetar antibióticos después del diagnóstico. El medicamento más utilizado es la penicilina salvo en personas que presenten algún grado de alergia.

Todas las parejas sexuales del paciente infectado deben recibir tratamiento, de lo contrario, el contagio seguirá latente.

Ten presente que esta infección es ocasionada por una bacteria, es decir que puedes volver a contraerla en un futuro si no tienes los recaudos necesarios a la hora de mantener relaciones sexuales.

12. TRICOMONIASIS

La tricomoniasis es una ITS causada por un parásito que se propaga fácilmente a través de las relaciones sexuales, generalmente durante el sexo vaginal.

Cada año, millones de personas se contagian de esta enfermedad y por no presentar síntomas característicos, lo desconocen. El parásito se encuentra en los fluidos y secreciones sexuales como el esperma, el líquido preeyaculatorio y el flujo vaginal.

La vaginitis puede ser una señal de alerta. La irritación y el mal olor en la vulva y/o la vagina puede ser ocasionada por este parásito. También puede verse afectada la uretra y la paciente puede tener más ganas de orinar que lo común.

Todos estos signos pueden ser confundidos con otras afecciones. La única forma de lograr un diagnóstico con certeza es a través de las pruebas de ITS consultando con un profesional de la salud.

Esta infección se puede curar fácilmente a través de medicamentos.

Contagio

El parásito que causa esta enfermedad es muy pequeño y se llama tricomona. A simple vista no se puede detectar por lo que se necesita de un análisis de laboratorio.

Se propaga fácilmente a través del sexo sin protección ya que está presente en las secreciones sexuales y contagia cuando entra en contacto con el pene, la vulva o la vagina. La principal vía de contagio es el sexo vaginal: por penetración del pene, por el contacto de dos vulvas, al compartir juguetes sexuales o por tocar los genitales de la persona infectada (las secreciones infectadas quedan en la mano).

Las zonas afectadas son el pene, la vulva, la vagina y la uretra. La boca y el ano no son infectadas.

No te contagias de tricomoniasis al compartir bebidas o alimentos, al dar un beso, un abrazo, tomarse de las manos, por estornudar o toser. No se propaga a través de los contactos casuales, sólo los sexuales.

Síntomas

7 de cada 10 personas con tricomoniasis no presentan ningún tipo de síntoma, especialmente si la infección está alojada en el pene.

Otras veces, los síntomas son tan leves que el paciente los pasa de forma inadvertida o los confunde con una patología más leve y pasajera. Los diagnósticos más confundidos son los de infección urinaria e infección por hongos.

Esto sucede porque los síntomas característicos de esta ITS son similares a los de las otras patologías. Aparecen entre 3 a 30 días después de haber contraído la enfermedad.

Los síntomas son:

  • Flujo vaginal irregular: aumento de la cantidad, color amarillento, verde, espumoso y con muy mal olor.
  • Presencia de sangre en el flujo vaginal.
  • Dolor intenso en la vagina durante las relaciones sexuales.
  • Picazón en la vagina y la vulva.
  • Inflamación.
  • Irritación.
  • Ardor al orinar.
  • Picazón en el pene.
  • Necesidad de orinar frecuentemente.

Así como la única forma de lograr un diagnóstico seguro es a través de las pruebas de ITS, para acabar con esta infección sólo se logra a través de la medicación pertinente. Incluso cuando parece que los síntomas han desaparecido por completo, el paciente debe realizar un tratamiento farmacológico.

Tratamiento

El parásito puede ser eliminado a través de antibióticos recetados por un especialista en salud. Los más empleados son el metronidazol o tinidazol.

Todas las parejas sexuales de la persona infectada deben recibir tratamiento contra la tricomoniasis.

CONCLUSIÓN

Las ITS (infecciones de transmisión sexual) son enfermedades que se transmiten y propagan durante el sexo anal, vaginal y oral. Son producidas por virus, bacterias, hongos o parásitos y todas requieren de un tratamiento.

Si bien los virus no pueden ser tratados con medicamentos, se necesitan tratamientos para controlar los síntomas o para mantener la enfermedad bajo control para que no genere daños a largo plazo.

Aquí te mostramos algunos tratamientos llevados a cabo por la medicina natural que funcionan para calmar los síntomas (no son tratamientos de curación, para eso necesitas fármacos recetados). Los paliativos, además, fortalecen el sistema inmunológico. Conoce más en nuestro artículo “Tratamientos naturales para las ITS: ¿Qué hacer ante estas enfermedades que están en aumento?”.

El resto de las enfermedades pueden ser tratadas con medicamentos recetados por un especialista.

El uso de preservativos y barrera de látex (sexo seguro) pueden evitar y prevenir la propagación de las infecciones.

Si quieres conocer a qué hacemos referencia cuando hablamos de sexo seguro, te recomendamos leer nuestro artículo “¿Qué es el sexo seguro? Esto debes hacer para evitar las Infecciones de transmisión sexual” .

Para conseguir un diagnóstico certero, son necesarias las pruebas de laboratorio. De esta forma no sólo podrás recuperar tu salud rápidamente y evitar consecuencias graves, sino también que evitas el contagio hacia los demás. En el artículo “¿Cuándo, cómo y quiénes deben realizarse las pruebas de ETS?” te brindamos esta información.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top