Esta es la Kombucha, la denominada “bebida de la inmortalidad”

kombucha

¿Sabías que la salud intestinal influye en las funciones de todo el organismo? Para gozar de un organismo fuerte es imprescindible contar con un sistema digestivo sano. La bebida que aquí te presentamos, llamada kombucha, puede ayudar a lograrlo.

A continuación, sabrás cuál es la importancia de los probióticos, qué es la kombucha y sus maravillosos beneficios.

Los probióticos

Probablemente has escuchado que los probióticos son muy importantes, pero ¿qué son? ¿Dónde reside tal importancia?

Básicamente, los probióticos son bacterias. Unas bacterias beneficiosas que, en el cuerpo humano incluso, son necesarias. La flora intestinal está formada por probióticos y, cuando se encuentra bien equilibrada, favorece los procesos digestivos, mejora la síntesis de nutrientes y fortalece el sistema inmunológico.

Las principales funciones de los probióticos son:

  • Detener la formación de bacterias dañinas en el intestino.
  • Mejorar, ayudar y fortalecer el sistema inmunológico, aumentando la producción de células denominadas macrófagos.
  • Prevenir reacciones alérgicas.
  • Mejorar las intolerancias alimenticias.
  • Combatir enfermedades relacionadas al sistema digestivo como: colitis y diarreas, síndrome del intestino irritable, síndrome del intestino permeable, enfermedad de Crohn, estreñimiento, distensión abdominal, hemorroides, entre otras.
  • Prevenir enfermedades como cáncer, ataques de cándidas, parasitosis, infecciones, obesidad, colesterol elevado, hipertensión, etc.
  • Aumentar la absorción de nutrientes: vitaminas y minerales.

Algunos medicamentos y una dieta mal equilibrada son suficientes para alterar la flora de probióticos. Así, las bacterias beneficiosas pueden ser sustituidas por microorganismos perjudiciales en poco tiempo.

Una vez que esto sucede, los malestares y las enfermedades digestivas son frecuentes. Dando lugar también a otros desórdenes en el cuerpo.

¿Qué es la kombucha?

Muchas personas se estarán preguntando ¿qué es la kombucha? La kombucha (también llamada té de kombucha, hongo manchuriano, hongo chino u hongo de té) es una bebida fermentada. Originaria de China, también es muy conocida en Japón (de allí proviene su nombre) e incluso Rusia.

Es una bebida milenaria. Existen escritos del año 221 a.C. que la mencionan, durante la dinastía Qin, en China.

A mediados del siglo XX llega a Europa para luego extenderse por todo el mundo. 

Se elabora en base a té y azúcar. Su fermentación se produce por una colonia de microorganismos como bacterias y levaduras, muy beneficiosos para la salud. Se dice que la kombucha es una bebida probiótica por la riqueza de bacterias saludables que posee.

Por mucho tiempo se creyó que la kombucha poseía un hongo encargado de la fermentación, como sucede con la cerveza o el pan. Sin embargo, las investigaciones han logrado demostrar que se trata de toda una colonia de hongos y bacterias especiales. 

Características generales

Como toda bebida fermentada, se caracteriza por poseer un sabor ácido. Se asemeja mucho al de la sidra, suave y finamente gasificado.

Su preparación es similar a la del kéfir, sólo que en esta receta el té se endulza para que las bacterias lleven a cabo una fermentación compleja. El segundo ingrediente principal suele ser el azúcar blanco común.

Cuando la colonia crece, se forma un líquido gelatinoso en la superficie de la bebida. Dicha colonia se mantiene viva al añadir periódicamente más infusión endulzada, recién preparada.

Con el debido cuidado, la colonia de bacterias y levaduras puede durar varios años. En este tiempo, no cambia la calidad del producto, ni se contamina. Durante la fermentación la presencia de alcoholes y el nivel de acidez evitan la formación de microorganismos patógenos (perjudiciales).

La calidad de probióticos de la kombucha varía dependiendo de la cantidad de tiempo de la fermentación, la forma de preparación y las características particulares de la colonia de bacterias y levaduras. Sin embargo, en todos los casos, una kombucha bien realizada es una bebida excelente y saludable.

Conoce: “¿Cómo hacer kombucha ? Prepara en tu hogar la “bebida de la inmortalidad”.

Composición

  • Vitaminas: Del complejo B: B1, B2, B3, B6, B9 y B12. También C, D, E y K.
  • Minerales: De acuerdo con el tipo de té que se utilice, la proporción de minerales puede cambiar. Sin embargo, la mayoría de las variedades de kombucha contienen: hierro, potasio, zinc, manganeso, cobre, calcio, magnesio y fluoruro.
  • Cafeína.
  • Enzimas: invertasa, amilasa, catalasa, sacarasa, enzima coagulante, proteasa, entre otras.
  • Ácidos esenciales: ácido glucurónico, ácido láctico, ácido acético, ácido glucónico, ácido carbónico, ácido úsnico, ácido tartárico, ácido cítrico.

¿Cuáles son sus beneficios?

Durante años se han estudiado cuáles son los beneficios de la kombucha. Al parecer, nuestros antepasados no estaban equivocados al llamarla “el hongo de la inmortalidad”. Esta bebida cuenta con maravillosas propiedades.

Aquí te mencionamos algunas:

  • Mejora el pH del organismo: Para prevenir enfermedades y gozar de buena salud, nuestro cuerpo debe permanecer en un pH ligeramente alcalino. La mala alimentación y el estrés provocan un efecto acidificante del organismo. La kombucha ayuda a mejorar y equilibrar dicho pH.
  • Ayuda a adelgazar: Beber kombucha ayuda a controlar el apetito y la ansiedad. Se recomienda consumir junto con una alimentación variada y saludable.
  • Tratamiento contra la migraña.
  • Remedio contra la gastritis al eliminar a la bacteria helicobacter pylori, causante de gastritis y úlceras estomacales.
  • Coloniza el intestino: Favorece la flora intestinal, mejorando sus diferentes procesos. Se aconseja beber kombucha luego de consumir, por ejemplo, antibióticos ya que dañan la microbiota del intestino.
  • Fortalece las funciones hepáticas: Intestinos fortalecidos favorecen los procesos del hígado.
  • Combate infecciones: ya que elimina hongos y bacterias perjudiciales, alojados en el intestino.
  • Reduce el estrés: Algunas investigaciones han demostrado que reduce el estrés disminuyendo la producción de cortisol. Además, es un tratamiento natural contra el insomnio.
  • Desintoxicante natural: Tiene la propiedad de unirse a las moléculas tóxicas y favorecer su eliminación a través de la orina y las heces.
  • Normaliza el tránsito intestinal.
  • Posee un leve efecto laxante y diurético.
  • Previene y otorga alivio a problemas como: gota, inflamación articular, reumatismo, artritis, cálculos renales, inflamación, retención de líquidos, etc.
  • Rica en antioxidantes: Previene los signos de envejecimiento prematuro, combatiendo radicales libres.
  • Mejora los síntomas premenstruales y los de la menopausia.
  • Previene enfermedades como el cáncer y la diabetes.
  • Equilibra la presión arterial.
  • Ayuda a disminuir el colesterol de la sangre.
  • Previene y combate infecciones del tracto urinario.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Facilita la llegada del oxígeno a las células.
  • Mejora la energía y el rendimiento en personas deportistas.
  • Por su gran aporte de vitaminas del complejo B, es excelente para la memoria.

¿Cómo ingerir la kombucha?

El sabor de esta bebida fermentada es particular, similar al de una sidra de manzana. Puede que no la sientas muy sabrosa y necesites “disimularlo” un poco. 

Combinándola con otros ingredientes no sólo lograrás mejorar su sabor, sino también sus propiedades. 

  • Con jengibre y jugo de naranja ayudas a tratar enfermedades del sistema respiratorio.
  • Con miel fortalece el sistema inmune.
  • Añade jugo de frutas para aportar más nutrientes.
  • Con hojas de menta mejoras la digestión y acabas con los dolores de cabeza.
  • Con pimienta de cayena combates la inflamación.

Conclusión

Como pudimos ver, la kombucha es una bebida oriental, fermentada. Colmada de probióticos sumamente saludables, se elabora en base a té negro y azúcar.

Su apariencia es singular. Es de color y sabor similar al de la sidra de manzana. Es una infusión 100% natural donde se desarrolla una microbiota de aspecto gelatinoso. Esta colonia de bacterias y levaduras debe mantenerse periódicamente.

Para su elaboración es importante controlar la higiene y el tiempo de fermentación.

Una vez lista, se puede combinar con otros ingredientes para mejorar sus propiedades y sabor.

Si bien cuenta con innumerables propiedades, ahora sabemos que todo el cuerpo se ve beneficiado con su consumo. Desde mejorar el pH de la sangre, hasta prevenir diversas enfermedades serias como el cáncer y crónicas como la diabetes.

El sistema digestivo se fortalece con los numerosos probióticos de la kombucha. También se mejora el sistema inmunológico y el circulatorio.

Cuenta la leyenda que el hongo de kombucha es un regalo de los dioses. Por ello, las personas que lo poseen lo regalan a quien lo necesiten.

Regalar el hongo de kombucha es regalar también buena salud. Es hacer el bien a los otros. Es desear una buena vida a los demás.

¿Conoces a alguien que posea este don tan preciado?

Ahora que sabes todo esto… ¿piensas consumir kombucha? ¿Deseas prepararla tú mismo de forma casera?

¡Cuéntanos tu experiencia y tus dudas!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *