¿Qué son las paperas? ¿Cuáles son sus síntomas y tratamiento?

Paperas: Síntomas, tratamiento y vacunación

Desde la década de 1960 las paperas son cada vez menos habituales en los países con un sistema de salud más desarrollado. Esto se debe al desarrollo de la vacuna y las campañas de prevención y concientización que se han llevado a cabo.

Esta enfermedad aún no se ha logrado erradicar por completo. Incluso, actualmente, se han manifestado algunos brotes de ella en países donde la mantienen bajo control. ¿Por qué? La comunidad científica sostiene que esto se debe a un grupo de individuos que evitaron la vacunación durante la década de 1990 cuando surgieron teorías que ponían en duda su efectividad.

A continuación, te comentamos cuáles son las características generales de esta infección: síntomas, causas, tratamientos. Además, conseguirás conocer a fondo por qué se trata de una enfermedad tan temida que puede afectar tanto a niños como adultos.

¿Qué son las paperas?

Se denomina popularmente “paperas” a una infección causada por un virus de la familia de los Paramyxoviridae, aunque el nombre médico de la afección es “parotiditis”. Se trata de una enfermedad muy temida porque es de fácil propagación y contagio.

El virus provoca una inflamación en una o ambas glándulas parótidas que son las glándulas salivales más grandes ubicadas detrás de las mandíbulas. Puede desarrollarse de manera crónica o aguda (a corto plazo) y, aunque es más frecuente en niños y preadolescentes, también puede atacar a adultos sensibles.

Es de muy fácil transmisión sin necesidad de contacto directo. El virus es capaz de viajar por el aire a través de diminutas gotas contaminadas e ingresar a un nuevo organismo a través del tracto respiratorio. Los especialistas afirman que los mismos cuidados que se tienen para evitar el contagio de la gripe, funcionan también para evitar las paperas.

Una vez que se contrae la enfermedad, el sujeto desarrolla inmunidad de por vida, sin embargo, la mejor forma de prevenirla es a través de la vacunación. La conocida vacuna triple viral contiene el virus vivo de las paperas y permite desarrollar los anticuerpos pertinentes.

Síntomas de las paperas

Las paperas pueden afectar otras glándulas del cuerpo, alterar el sistema nervioso central e incluso los testículos. Por este motivo, los síntomas de la infección pueden diferir de persona a persona.

Por ejemplo, no todos los cuerpos experimentan síntomas notables. Los niños menores de 5 años, por ejemplo, tienen más probabilidades de vencer el virus fácilmente y debido al poder de su sistema inmunológico, suelen no manifestar signos visibles o graves durante la fase de incubación.

En otros casos, los síntomas son tan leves que pasan con rapidez, afortunadamente para el paciente.

O también está el caso de adultos mayoritariamente que padecen paperas con síntomas muy molestos e incómodos que empeoran y desencadenan nuevos problemas de salud.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de las paperas?

Los síntomas más característicos y frecuentes de la paperas son:

  • Inflamación de las glándulas, especialmente aquellas alojadas cerca de la garganta, en la zona delantera del cuello y alrededor del rostro donde se ubican las glándulas salivales. Comúnmente se apoda a estas características “cara de hámster” debido a que las mejillas se ven notoriamente inflamadas.
  • Dolor de garganta, mandíbulas y alrededor del cuello. El dolor además se acompaña con sensibilidad extrema.
  • Molestias en la zona superior del pecho, axilas e ingle que es donde se ubican los ganglios linfáticos que también suelen sufrir algún tipo de alteración mínima.
  • Dolor de oídos.
  • Fiebre
  • Malestar general y debilidad muscular.
  • Dificultad para deglutir y masticar los alimentos (debido a la gran inflamación y los dolores).
  • Cefaleas.
  • Problemas de movilidad a causa de los dolores articulares.
  • Sequedad de boca
  • Fatiga con problemas para dormir o para tener un descanso de calidad. El paciente se siente más cansado que lo habitual.
  • Problemas digestivos.

Como podemos ver, muchos de los síntomas de las paperas son similares a los de muchas otras enfermedades comunes como una gripe o un virus estomacal. Los pacientes que no tienen una inflamación marcada en las glándulas parótidas pueden recibir un mal diagnóstico. O peor aún: pueden creer que no necesitan un médico y descuidar los factores que favorecen el contagio. Es decir, sin saberlo estará propagando un virus muy contagioso y peligroso en cuanto a sus complicaciones.

Las estadísticas informan que entre el 30% al 40% de los casos de paperas no son diagnosticados ya que se tratan de situaciones subclínicas o asintomáticas. Los peligros de una infección asintomática es la rápida propagación del virus y los diferentes brotes.

Las complicaciones desarrolladas en algunos casos, después de padecer paperas, son serias y, según la patología, hasta duraderas en el tiempo con consecuencias severas incluyendo la muerte.

Los adultos son más propensos a desarrollar complicaciones que los niños. Diversas partes del cuerpo se pueden ver afectadas si no se busca ayuda médica a tiempo como el páncreas, la médula espinal o los órganos reproductivos.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de las paperas?

La Escuela de Medicina John Hopkins, ubicada en Maryland, Estados Unidos, desarrolló el siguiente listado con las complicaciones más comunes causadas por una primera infección de paperas.

Las paperas pueden ocasionar:

  • Meningitis o encefalitis debido a una inflamación en la médula espinal y en algunas áreas de cerebro.
  • Orquitis u ooforitis debido a una inflamación de los órganos reproductivos (testículos y ovarios, respectivamente). Las estadísticas afirman que entre el 5% al 10% de los pacientes con paperas sufren este tipo de complicación. Aún así, en raras ocasiones puede terminar en infertilidad o esterilidad en hombres.
  • Infección en el páncreas ocasionando una inflamación que se denomina pancreatitis.
  • Algunos cambios anormales en la composición celular del tejido mamario. A esta alteración se le denomina metástasis.
  • Otitis del oído medio. Esta inflamación dentro de los oídos puede causar sordera.

Contagio

Antes de desarrollar e introducir la vacuna universal, la paperas era una afección común que padecían la mayoría de los niños entre 2 a 15 años. Fue una enfermedad endémica en todo el mundo.

Desde la introducción de la vacuna a nivel mundial los casos de paperas descendieron bruscamente, notificándose sólo algunos brotes intermitentes en Latinoamérica.

Actualmente los casos suelen aumentar hacia el final del invierno y el comienzo de la primavera. Las zonas con climas templados notifican más casos que los países fríos.

La enfermedad tiene un período de incubación de 14 a 21 días. El contagio comienza unos 4 días antes de la aparición del síntoma más característico que es la inflamación de las parótidas.

La enfermedad se propaga a través de gotitas de saliva que son eliminadas por el paciente infectado. Esto sucede al hablar, estornudar o toser. Las gotas quedan suspendidas en el aire o se alojan sobre alguna superficie buscando su próximo huésped.

En un menor porcentaje, la paperas puede contagiarse a través de la orina.

Actualmente es una enfermedad que está atacando a los adultos debido a una mala administración de las dosis de la vacuna: recibieron correctamente la dosis de la infancia, pero descuidaron el refuerzo de jóvenes adultos.

Factores de riesgo

Como mencionamos, la forma más fácil de contraer el virus es a través de las gotitas infectadas que están en el aire, después de que un paciente las eliminó. A partir de esto podemos concluir que cualquier lugar cerrado y muy lleno de personas es un lugar óptimo para la propagación de la infección.

En ese caso, dejar de respirar o evitar el tumulto es imposible (obviamente). Por ello siempre la atención debe estar puesta en dos factores fundamentales: la vacunación preventiva y, en caso de sentir cualquier síntoma, buscar ayuda profesional. El diagnóstico es nuestra única certeza para quedarnos en casa y evitar contagiar al resto de las personas.

Los pacientes con paperas deben evitar asistir a la escuela, guardería, trabajo, centros comerciales, mercados, etc; ya que en estos lugares puede haber personas susceptibles o con el organismo comprometido (especialmente ancianos, bebés o embarazadas).

Además de no estar en contacto con pacientes infectados, existen más factores de riesgo que nos vuelven vulnerables al contagio:

  • No haber recibido la vacuna triple viral que contiene el virus vivo de las paperas. Esta vacuna previene en un 88%.
  • Haber recibido sólo una dosis de las dos que corresponden para elaborar la mayor cantidad de anticuerpos.
  • Poseer un sistema inmunológico comprometido (como las personas con VIH, con enfermedades autoinmunes o trasplantados) o uno debilitado (como pacientes con tratamientos de quimioterapia o que sufren una infección importante).
  • Tener una baja actividad inmunológica por desnutrición, deficiencias en la dieta o por el consumo de algunos medicamentos.
  • Estar en contacto directo con un infectado a través de relaciones sexuales, besos o caricias.
  • Poseer malos hábitos de higiene.

Además, hay algunas cuestiones esenciales para frenar la propagación de la paperas como evitar compartir vasos, utensilios, cubiertos, platos, comidas, etc.

La desinfección con lavandina es suficiente para acabar con el virus que se encuentra alojado en superficies.

Tratamiento para las paperas

No existe un tratamiento específico para combatir las paperas. Los virus suelen ser eliminados por nuestro propio sistema inmunológico a través de la creación de anticuerpos.

El tratamiento recomendado es solo paliativo, es decir para calmar los síntomas e intentar mejorar el estado del paciente mientras transcurre la enfermedad.

Las recomendaciones médicas son:

  • Consumir antipiréticos seguros como el paracetamol para un mejor control de la fiebre (se desaconseja el consumo de aspirinas).
  • También se pueden consumir antiinflamatorios como el ibuprofeno que además de controlar la fiebre, desinflama y es un poderoso analgésico.
  • Compresas frías o calientes (según lo que mejor sienta el paciente) sobre las glándulas inflamadas para aliviar el dolor.
  • Dieta blanda para no masticar y que sea más fácil deglutir los alimentos.
  • Evita los alimentos ácidos que estimulan la secreción de saliva.
  • Buena hidratación.

Si quieres saber más acerca de cómo tratar las paperas de manera natural y mejorar la calidad de vida del paciente, te recomendamos leer nuestro artículo “6 formas para tratar las paperas naturalmente. ¡El reposo del paciente es indispensable!”.


¿Cuándo llamar al médico de inmediato?

Algunas señales de alerta pueden indicarnos complicaciones o que el cuadro está empeorando o mutando hacia otros sectores. Presta atención a estos signos de alerta:

  • Fiebre superior a 40ºC
  • Dificultades para comer o beber lo que lleva a una deshidratación del paciente.
  • Pérdida del conocimiento, confusión o desorientación.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor o inflamación testicular en varones.

Seguridad y eficacia de la vacuna contra las paperas

La eficacia de la vacuna está garantizada desde el momento en que comprobamos que, a nivel mundial, la infección por paperas dejó de ser endémica para tratarse sólo de una enfermedad relativamente poco frecuente.

Las paperas, al igual que el sarampión y la rubéola, es una infección viral riesgosa que ha llevado a la formulación y desarrollo de múltiples estudios. Al poner en riesgo la vida de niños pequeños, fetos o mujeres embarazadas (estadísticas de mortalidad infantil y materna), las investigaciones han logrado demostrar su seguridad.

Sin embargo, al contener el virus vivo, se recomienda que las mujeres no vacunadas, lo hagan antes de quedar embarazadas. Luego, por otro lado, los niños deben recibir las dosis correspondientes de la vacuna combinada: sarampión, rubéola y paperas.

La decisión de vacunarse y vacunar a los hijos es una decisión personal, salvo en aquellos países donde ciertas vacunas son obligatorias para mantener cierto nivel de salud en la sociedad. Es necesario pensar que la vacuna no sólo es un bien personal, sino también de la comunidad.

Si bien sabemos la importancia, eficacia y seguridad de las vacunas, también es necesario conocer datos y ser reales respecto a que se trata de un producto farmacológico. Como tal puede presentar reacciones secundarias y su efectividad nunca es del 100%.

Algunos datos para tener en cuenta respecto a las vacunas contra las paperas

  1. La vacuna combinada (triple viral) que contiene el virus de las paperas es efectiva en la mayoría de los casos donde el paciente no sufrirá la infección. Aquellos que sí la contraen, desarrollan anticuerpos para toda la vida (nunca más la padecerán).
  2. De los tres virus que contiene la vacuna triple viral, el virus de las paperas es el menos efectivo comparado con los otros dos. La vacuna debe administrarse en dos dosis: la primera en niños de entre 12 a 15 meses. La segunda en niños de entre 4 a 6 años. Con la primera dosis, se logra una efectividad del 78%, alcanzando un 88% con la segunda (el virus del sarampión, por ejemplo, alcanza un 97% de efectividad en la segunda dosis).
  3. Las embarazadas no pueden vacunarse durante el período de gestación. La vacuna contiene el virus vivo atenuado que, si bien en nuestro sistema inmunológico no produce alteración, el feto posee un sistema inmunitario poco desarrollado y representa un riesgo.
  4. Cuando una mujer se vacuna contra las paperas se le recomienda no quedar embarazada al menos por las próximas cuatro semanas.
  5. La vacuna de las paperas no es recomendable a personas que padecen alergia al medicamento neomicina (un antibiótico que se suele emplear para infecciones de la piel).
  6. Tampoco se aconseja la vacunación a personas que tienen el sistema inmunológico comprometido o con baja función inmune debido a otras infecciones virales (como la gripe, un resfrío o por virus estomacales).
  7. La vacuna triple viral puede presentar reacciones secundarias como fiebre (1 de cada 6 pacientes), erupción cutánea en la zona (1 de cada 20) o rara vez convulsiones (1 de cada 3000).

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top