¿Para qué sirve la Coenzima Q10 y cuáles son sus funciones principales en el cuerpo humano?

Si deseas saber para qué sirve la Coenzima Q10 aquí te contamos todo respecto a sus funciones el cuerpo humano y la importancia.

Aunque hace ya un tiempo que venimos escuchando sobre ella no todos conocemos para qué sirve la Coenzima Q10. Este poderoso antioxidante tan famoso en el mundo de la cosmética cumple funciones esenciales dentro de las células de los tejidos para mantenerlas saludables y sin daño.

Una gran aliada para evitar el ataque de los radicales libres, es decir, a la hora de combatir el estrés oxidativo que ocasiona los primeros signos de envejecimiento, pérdida de fuerza muscular, lesiones en los órganos, etc.

Aquí podrás conoces para qué sirve la Coenzima Q10, cómo ingerir los suplementos y cuáles son los consejos que no podemos dejar de conocer cuando estamos interesados en llevar a cabo un tratamiento con ella.

¿Para qué sirve la Coenzima Q10?

¿Qué es la Coenzima Q10?

Antes de responder a la pregunta fundamental “para qué sirve la Coenzima Q10”, es necesario conocer qué es y cuál es su importancia en nuestro organismo.

La Coenzima Q10 (CoQ10) es un poderoso antioxidante. Nuestro cuerpo es capaz de producirla de forma natural, sin embargo, dicha producción depende de diversos factores que la alteran. Es decir, no se trata de una producción consistente.

La CoQ10 actúa dentro de la célula, en la mitocondria más específicamente, para ayudar en la síntesis y obtención de la energía. Nuestras células la emplean para crecer, mantenerse y desarrollarse.

A medida que pasa el tiempo los niveles de CoQ10 disminuyen considerablemente, lo cual da lugar a que los radicales libres actúen dañando las células. Los antioxidantes son los encargados de frenar el estrés oxidativo producido por los radicales libres. Una de las principales consecuencias del estrés oxidativo son los signos de envejecimiento como problemas en la piel, afecciones cardíacas, debilidad muscular, ósea, etc.

Entonces, ¿Para qué sirve la Coenzima Q10? Para detener el efecto de los radicales libres. A su vez, ayuda a las células a mantenerse saludables.


Si además necesitas conocer cuáles son los beneficios y propiedades de este antioxidante, te contamos todo lo que necesitas saber en el artículo “¿Qué es la Coenzima Q10? Estos son los principales 13 beneficios para la salud”.


¿Cuál es su función en el cuerpo humano?

En el cuerpo humano este antioxidante cumple importantes funciones: Ayuda a suministrar energía a las células, transporta electrones (los radicales libres son moléculas que perdieron electrones y dañan las células sanas con la intención de “robar” electrones, la CoQ10 evita este “daño”) y favorece la circulación sanguínea (beneficiando todos los órganos del cuerpo, en especial al corazón).

Al tratarse de una coenzima, la CoQ10 también ayuda a otras enzimas a funcionar correctamente.

Podemos encontrarla en las carnes rojas, los pescados y los cereales integrales. Es decir que además de producirla en nuestro cuerpo (y por ello no se la considera una vitamina), también la obtenemos de la alimentación. Pero todos estos factores no son suficientes para mantener un nivel de CoQ10 constante.

Por ello, los suplementos de CoQ10 se encuentran disponibles en cualquier farmacia o tienda naturista de confianza. Se adquiere en forma de cápsulas, tabletas o por vía intravenosa cuando está recetada y aplicada por un profesional.

Funciones específicas

  1. Las células de nuestro cuerpo necesitan suficiente energía a diario para poder llevar a cabo múltiples funciones corporales. Para lograrlo, dentro de ellas existe un organelo denominado mitocondria que se encarga de tomar grasas y otros nutrientes para convertirlos en energía. La energía celular que se obtiene mediante este proceso es el trifosfato de adenosina (ATP). La síntesis de ATP sólo se logra con la ayuda de la CoQ10.
  2. Hay más respuestas a la pregunta para qué sirve la Coenzima Q10 y no todas tienen que ver con la obtención de energía. Este antioxidante también las protege del daño ocasionado por los radicales libres que atacan células sanas para alterarlas, mutarlas o producir la muerte celular.
  3. ¿Cómo logra evitar el daño de los radicales libres? Y aquí tenemos la tercera función: por su capacidad de aceptar y donar electrones (los radicales libres son moléculas en busca de electrones por ello terminan dañando células sanas). La CoQ10 puede subsistir en tres estados de oxidación diferentes sin alterar sus funciones bioquímicas.
  4. La CoQ10 es capaz de aumentar la absorción de otros nutrientes esenciales. Maximiza los efectos de la vitamina C, la vitamina E y de otros antioxidantes importantes que favorecen las funciones del cuerpo como el glutatión y la catalasa.

Deficiencia de Coenzima Q10

Ahora que conocemos para qué sirve la Coenzima Q10, tenemos que detenernos a pensar ¿qué sucede entonces cuando presentamos algún tipo de deficiencia?

Las investigaciones afirman que los niveles bajos de este antioxidante dependen de varios factores, no sólo son el producto del envejecimiento. También ocurren cuando:

  • Existe una alteración o predisposición genética.
  • El consumo de estatinas: medicamentos que actúan sobre el hígado y ayudan a controlar los niveles elevados de lípidos en la sangre (colesterol y triglicéridos).
  • Padecer alguna enfermedad crónica.
  • Sufrir enfermedades mitocondriales.
  • Niveles elevados de estrés oxidativo: efectos severos de los radicales libres
  • Deficiencias nutricionales: especialmente en relación con el complejo vitamínico B.

La forma activa de la CoQ10 se denomina ubiquinol y el organismo cuenta con esta capacidad natural de transformación. Sin embargo, a medida que envejecemos esta capacidad se altera y disminuye.

La disminución de ubiquinol se hace más evidente después de los 40 años y los factores antes mencionados empeoran la condición.

Es decir, alguien que consume estatinas, que padece diabetes, cáncer o insuficiencia cardíaca y tiene más de 40 años, presenta niveles de CoQ10 considerablemente disminuidos.

Sin embargo, es necesario saber que no existe el diagnóstico de “deficiencia primaria de CoQ10” ya que no se trata de un nutriente esencial que necesite suplementación. Este tipo de definición médica está errada, salvo en pacientes que realmente presentan una alteración genética que se caracteriza por la incapacidad del organismo de sintetizar adecuadamente la CoQ10.

En dicho caso la suplementos de este antioxidantes sí son esenciales para evitar problemas, síntomas cerebrales y musculares.

Coenzima Q10 y alimentación

Otro factor para tener en cuenta una vez que conocemos para qué sirve la Coenzima Q10, es de dónde obtenerla. Una fuente natural y segura es a través de la alimentación. Las fuentes más ricas en este antioxidante son las carnes rojas (en especial el hígado y los riñones), de aves y el pescado. Sin embargo, los vegetarianos también cuentan con grandes opciones: frijoles, frutos secos, verduras de hoja, huevos y productos lácteos.

Aquí elaboramos un listado con los alimentos más recomendables que necesitas sumar a tu dieta y lograr fortalecer tu organismo con la presencia de la CoQ10:

  • Carne de res alimentado a pasto
  • Sardinas
  • Arenque
  • Caballa
  • Trucha arcoíris
  • Pollos de corral
  • Huevos de gallina libre
  • Fresas
  • Naranjas
  • Semillas de sésamo
  • Pistachos
  • Brócoli
  • Coliflor

Como no hay un nivel estándar óptimo de CoQ10, tampoco existe una recomendación de ingesta diaria específica establecida por los Organismos de Control u otras agencias similares.

Al tratarse de un antioxidante liposoluble, se aconseja consumirlo con una pequeña dosis de grasas saludables y así conseguir una mejor absorción (lo mismo que sucede con la vitamina A y la E).

Ten presente que la dieta balanceada, equilibrada y saludable es una fuente natural de buena salud, sin embargo, no obtenemos grandes cantidades de CoQ10. Si crees necesitar una dosis mucho mayor, los especialistas recomiendan suplementar la dieta con algunas cápsulas o tabletas. Las personas mayores o aquellos pacientes con afecciones crónicas suelen buscar esta opción.

Si bien las investigaciones han avanzado lo suficiente como para informar para qué sirve la Coenzima Q10, cuáles son sus funciones y la importancia en la bioenergética celular, aún falta información en cuanto a sus beneficios, dosis y deficiencia.

No hay un reporte oficial o estudio explícito donde se informa cuáles son los síntomas de una deficiencia en el general de la población. Los expertos estiman que a través de la dieta podemos contribuir con hasta el 25% del total de CoQ10 necesarios.

La recomendación general es llevar a cabo una dieta equilibrada y en caso de dudas consultar con un profesional de la salud que evalúe la situación particular del paciente.

¿Cuándo debo consumir suplementos de Coenzima Q10?

Ahora que muchas de las dudas han sido respondidas y ya sabes para qué sirve la Coenzima Q10, probablemente quieras saber si tu situación personal requiere de suplementos antioxidantes.

Esa es una consulta real y necesaria: Si tu cuerpo ya produce la CoQ10 que necesita ¿por qué motivo consumirla en cápsulas?

Como hemos visto, esta capacidad de producción no sólo es inconstante, sino que también disminuye con el paso del tiempo a medida que envejecemos. Paradójicamente, mientras más grandes somos, más necesitamos a nuestras células para defendernos y gozar de una óptima salud.

Según una investigación realizada por la Universidad Estatal de Oregon, la capacidad natural de síntesis de CoQ10 sumada a la ingesta adecuada de el antioxidante a través de la dieta, sería suficiente para evitar algún tipo de “deficiencia” en personas adultas saludables. Pero los estudios no arrojan la misma conclusión al tratarse de ancianos o adultos mayores.

Además, el panorama empeora si la persona presenta problemas cardíacos o enfermedades crónicas, por ejemplo.

¿Cómo son los suplementos de Coenzima Q10 y cuáles las recomendaciones para su dosificación?

Para las personas que realmente necesitan mejorar ciertas condiciones y fortalecer el funcionamiento de sus células, la dieta no es suficiente. Los alimentos aportan bajas cantidades de CoQ10 comparado a lo que el cuerpo requiere y resulta una forma poco práctica de aumentar los niveles en el cuerpo.

Los especialistas indican que un suplemento diario podría ser suficiente para cerrar esa brecha que los aleja de los niveles adecuados. Una cápsula de CoQ10 de alta calidad se absorbe rápida y efectivamente en el torrente sanguíneo.

Dosis recomendadas para el consumo de suplementos:

Los suplementos que conseguirás en el mercado oscilan entre los 100 mg hasta los 200 mg. Mientras que la dosificación recomendada según la condición del paciente va desde los 50 mg hasta los 1200 mg al día.

Probablemente el profesional de la salud recomiende algunos estudios, análisis y chequeos generales. A partir de allí analizará el estado general del paciente para luego recomendar, o no, una suplementación con CoQ10. En promedio se suelen aconsejar entre 100 a 300 mg para un estudio de beneficios integrales.

Las dosis más elevadas de 1200 mg suelen ser prescriptas a personas con algún tipo de daño cognitivo o para estudiar los avances en un daño neurológico.

Lo realmente importante a la hora de adquirir los suplementos es hacerlo de marcas confiables, que indiquen una concentración adecuada (que sea igual a la indicada por el especialista), sin tantos excipientes. Leer las etiquetas será fundamental ya que algunos suplementos contienen “potenciadores” químicos poco recomendables.

Los productos deben tener las habilitaciones pertinentes de tu país, revisiones y habilitaciones por los Centros de Control de tu región. Las certificaciones aseguran la seriedad del producto, la dosis correcta, la cantidad de conservantes y qué tipo de “rellenos” fueron empleados en la elaboración.

¿En qué momento del día se recomienda consumir los suplementos de CoQ10?

No hay un momento adecuado para consumir los suplementos, sin embargo, podemos tener en cuenta algunos factores que vimos con anterioridad.

Al responder la pregunta para qué sirve la Coenzima Q10 descubrimos que era un antioxidante soluble en grasa. Por este motivo, se aconseja consumir las cápsulas mientras ingerimos una comida rica en grasas. Las grasas saludables benefician en gran medida a nuestro cuerpo. Opta por los ácidos grasos presentes en los frutos secos, el aguacate, aceite de oliva, pescados, etc.

Si la dosis indicada por el especialista es mayor a 100 mg al día, te aconsejamos dividir la dosis en dos tomas (o tres, dependiendo la cantidad) para facilitar la absorción del antioxidante y no lo olvides: siempre acompañado de una grasa saludable.

Algunas evidencias de estudios aleatorios afirmarían que consumir los suplementos por la noche ayudarían al cuerpo con su capacidad natural para asimilarlo. Si deseas una mejor absorción quizás convenga hacerlo con una buena ración de grasa saludable, pero durante la cena.

Otras personas afirman tener problemas al consumir las cápsulas antes de dormir, pero esto tiende a ser más una apreciación personal que una evidencia científica. Prueba si tú también tienes estos inconvenientes o no.

Efectos secundarios al consumir CoQ10 ¿Cuáles son las precauciones que debemos tener?

Desde hace ya unas cuantas décadas y desde que se estudia para qué sirve la Coenzima Q10 se la ha considerado una sustancia muy segura en general. En numerosos estudios se pudo comprobar su baja toxicidad y cómo no interfiere con otros medicamentos. Por el contrario, suele ser consumida como potenciadora para el tratamiento sintomático de un sinfín de afecciones.

Sin embargo, siempre debemos tener en cuenta que algunas personas son más sensibles a ciertas sustancias que otras. Si bien los efectos adversos han sido casi nulos, estas son las posibles reacciones secundarias que se pueden experimentar al consumir CoQ10:

  • Náuseas
  • Irritabilidad
  • Diarrea
  • Fotosensibilidad o sensibilidad a la luz
  • Acidez estomacal
  • Dolores en la parte superior del estómago, detrás del esternón (síntoma de reflujo gástrico)
  • Mareos
  • Fatiga
  • Inapetencia
  • Erupciones cutáneas
  • Cefaleas o migrañas
  • Insomnio, problemas para conciliar el sueño o mala calidad de descanso

Para evitar los efectos adversos es importante cumplir con las indicaciones que el profesional de la salud haya especificado. Leer las etiquetas de dosificación del producto también es sumamente importante.

Como aún no hay suficiente información, ni investigaciones confiables al respecto, en caso de embarazo es mejor suspender el consumo de los suplementos. Lo mismos sucede en mujeres durante la etapa de lactancia. Si bien es un producto confiable, aún no hay conclusiones claras sobre los efectos durante estas dos etapas.

Los suplementos de CoQ10 pueden disminuir la eficacia de algunos medicamentos anticoagulantes como las estatinas denominadas warfarinas y de otros fármacos destinados a reducir el colesterol como las estatinas conocidas como inhibidoras de la reductasa HMG-CoA (anteriormente hablamos sobre cómo actúa en pacientes que consumen estatinas y en el tratamiento de los efectos adversos de estas). Por ello siempre es necesario mantener un buen diálogo con el especialista de confianza.

Existe un estudio corto, experimentado en animales, donde podría indicarse que la suplementación masiva y repentina podría dañar las funciones cognitivas a lo largo de la vida. Si bien esto no es concluyente, ni puede tomarse aún como evidencia confiable, no consuma grandes cantidades de CoQ10 durante tiempos prolongados. La guía de un especialista es fundamental.

CONCLUSIÓN

  • ¿Para qué sirve la Coenzima Q10? Es un antioxidante que se encuentra en el organismo, en ciertos alimentos, se puede consumir somo suplemento y ayuda a combatir el efecto de los radicales libres y el daño de los tejidos del cuerpo.
  • Gracias a ella las células pueden sintetizar y elaborar su energía, mejora la salud cardíaca, previene los signos del envejecimiento y se analiza su poder como anticancerígeno.
  • Los mejores alimentos donde se puede ingerir CoQ10 es a través de las carnes rojas, pescados, semillas, verduras de hoja, huevo, carnes de ave, etc. Sin embargo, el organismo tiene la capacidad de elaborar su propia CoQ10.
  • La capacidad natural de producirla se ve disminuida con el paso del tiempo por lo que adultos mayores o ancianos podrían requerir CoQ10 en forma de suplementos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top