Estas son las precauciones con el aceite de árbol de té que debes tener en cuenta

precauciones con el aceite de árbol de té que debes tener en cuenta

Si bien es un producto fabuloso, debemos tener en cuenta algunas precauciones con el aceite de árbol de té. Esta esencia, tan milagrosa y versátil, es poderosa y como tal existen cuidados al aplicarla.

Además de alergias, hay otras reacciones que nuestro organismo manifiesta para hacernos notar que algo no va bien.

A continuación, te contamos algunos de los efectos más comunes (aunque poco probables) y los estudios científicos que lograron analizarlos y sacar conclusiones.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es una esencia con grandes propiedades antibióticas y antisépticas. Numerosos y valiosos estudios científicos (algunos de laboratorio, otros en humanos) han podido demostrarlo a lo largo de los años.

Muchas de estas referencias se encuentran almacenadas en la base de datos de la Biblioteca Nacional Americana sobre Biotecnología. Allí podemos encontrar más de 2000 apuntes sobre este magnífico producto natural.

En otros artículos descubrimos cuáles son sus propiedades y beneficios. Además de tener la capacidad de matar bacterias, puede eliminar también virus y hongos. Es un poderoso desinfectante, anticongestivo y desinflamante. Puedes conocer todo esto en este artículo: “Los 9 principales beneficios del aceite de árbol de té”

Además de conocer su capacidad, es importante saber cómo beneficiarnos con él. Es indispensable en nuestro hogar ya que descubrimos más de 14 formas de utilizarlo. En el artículo “Los mejores 14 usos y propiedades del aceite de árbol de té” conocerás todo esto. Podrás realizar tratamientos cosméticos, acabar con el acné, la caspa, los hongos, desinfectar el hogar, cuidar tu salud bucal ¡y mucho más!

Pero, como sabemos, no todo es color de rosa, especialmente en la medicina natural ya que debemos conocer los efectos adversos. A decir verdad, las precauciones con el aceite de árbol de té no son muchas. Se trata de una esencia bastante segura, aunque es nuestro deber también informar aquellos estudios que intentaron conocer su nivel de toxicidad y peligrosidad.

Precauciones con el aceite de árbol de té

Las precauciones con el aceite de árbol de té no son diferentes a los cuidados normales que debemos tener siempre que empleamos aceites esenciales.

En términos generales, se considera que el aceite de árbol de té es seguro cuando se usa aromática y/o tópicamente. Según las encuestas, de esta manera, no causa efectos adversos en la gran mayoría de los casos.

Sin embargo, existe evidencia indicando que las personas con piel más sensible podrían experimentar una reacción de leve a moderada cuando entra en contacto con la esencia.

Cuidados con el uso tópico del aceite de árbol de té

Para evitar irritaciones, mantener el aceite lejos de los ojos y lavarse bien las manos antes de manipular lentes de contacto. Tampoco debe estar en contacto con las narinas y aquellas partes sensibles del cuerpo (como la vulva, ano, pene, etc.)

El aceite de árbol de té tiene un fuerte aroma similar al alcanfor. Al aplicarlo tópicamente deja una refrescante sensación parecida a la del mentol. Cuando se aplica demasiado sobre la piel, estos efectos se pueden convertir en una sensación de ardor o quemazón.

Toxicidad y Alergias

Las precauciones con el aceite de árbol de té deben ser muy precisas a la hora de cuidar la higiene bucal. Este producto es muy tóxico para ser ingerido. Si realizas una pasta dental con él o un enjuague bucal, es importante escupir y eliminar posibles residuos.

Al emplear esta esencia en una concentración entre 5% y 10% normalmente no se presentan alergias o erupciones cutáneas. Sin embargo, se ha podido comprobar que en una concentración mayor las reacciones, como la dermatitis, son más frecuentes.

En el año 1999 el aceite de árbol de té fue agregado a la selección de productos del Grupo de Dermatitis de Contacto de América del Norte. Las pruebas han brindado resultados donde se afirma que el 1.4% de los pacientes sometidos a pruebas alérgicas de parche, tuvieron una reacción positiva al producto.

Antes de utilizar el producto, se recomienda tener en cuenta estas precauciones con el aceite de árbol de té. La más importante a nivel cutáneo, es realizar una prueba de parche antes de aplicar en la zona afectada.

¿Qué es una prueba de parche o prueba de alergia? Antes de utilizar el aceite sobre la piel a tratar, aplica un par de gotas en la cara interna del brazo. Allí la piel es muy sensible y reacciona a sustancias. Si al cabo de unos minutos, no presentas erupción, entonces es un producto seguro para tu cuerpo y puedes proceder con el tratamiento.

Efectos estrogénicos

En el año 2018, un artículo de la BBC News alarmó sobre posibles efectos estrogénicos de los aceites esenciales de lavanda y de árbol de té. Esto fue motivo de preocupación para muchos consumidores regulares.

Los investigadores y periodistas analizaron el caso de un total de seis niños diagnosticados con ginecomastia. La ginecomastia es una afección que aparece en hombres jóvenes, caracterizada por el desarrollo del tejido mamario.

Durante la pubertad, la ginecomastia se considera normal, aunque sin causas aparentes. Al cabo de un tiempo, la condición desaparece, curándose por sí sola. Sin embargo, los seis niños estudiados presentaron la condición antes de ingresar a la pubertad.

La situación era preocupante porque, además de su temprana edad, se pudo comprobar que todos estaban expuestos a los aceites esenciales de lavanda o al de árbol de té.

En la primera revisión, los autores analizaron tres de los casos. Confirmaron que terminar con la exposición de los niños a las sustancias, fue suficiente para revertir la condición. En la segunda revisión, no pudieron determinar si la condición fue revertida por la eliminación o no de la sustancia.

Sin embargo, algunos especialistas han dado otras hipótesis (para así demostrar que el estudio de caso no puede ser determinante). Por ejemplo, han sugerido la posibilidad de reacción de los niños a pesticidas, ya que los aceites no eran orgánicos.

Pruebas de laboratorio

Otra revisión de laboratorio podría indicar que ambos aceites actuarían como estrógenos, en pruebas de laboratorio (es decir, no en cuerpo humano). Si bien esto puede parecer una prueba suficiente sobre el accionar estrogénico de los aceites de lavanda y de árbol de té, no constituyen aún una prueba científica.

Los análisis no resultan aún fiables y no se toman como prueba científica. Se consideran sólo análisis de casos y pruebas de laboratorio. Es decir, circunstanciales. Por lo tanto, no deseche aún sus aceites esenciales. Incluso, existen otras evidencias que apuntan directamente en sentido contrario.

Por ejemplo, una evaluación de laboratorio pudo determinar que los compuestos estrogénicos del aceite de árbol de té no están biodisponibles. Es decir, no pueden ser absorbidos por la piel. De esto, resultan dos conclusiones: La primera es que el aceite de árbol de té sí tiene compuestos estrogénicos. La segunda es que, si bien están presentes, no son absorbidos por el organismo.

Como el aceite de árbol de té no puede ser ingerido, la única forma de absorción es a través de la piel. Es decir que podríamos afirmar que se trata de un producto seguro.

Recomendaciones generales

Al comprar aceite de árbol de té, adquiere siempre

  • el esencial puro al 100% (en el mercado existen algunas versiones más económicas, pero rebajadas).
  • en la botella debe especificar el nombre correcto de la especia (Melaleuca alternifolia).
  • otra característica que debe figurar es la de “aceite terapéutico”
  • preferiblemente orgánico para evitar que el organismo se exponga a sustancias químicas.

Las marcas más responsables tendrán la certificación de orgánico. Dicha certificación avala los criterios de pureza del producto. Además, es garantía de que la esencia no presenta toxinas o sustancias de relleno o disolventes.

El aceite de árbol de té se puede comprar en tiendas online, en tiendas naturistas, herboristerías y dietéticas.

Conservación

La exposición al aire, al calor, la humedad y la luz directa alteran la estabilidad de los aceites esenciales. El aceite de árbol de té debe ser conservado en un lugar fresco, seco y oscuro. Preferentemente, el recipiente debe ser de vidrio y, en lo posible, de color marrón. El vidrio marrón protege el producto de la luz.

Conclusión

Las precauciones con el aceite de árbol de té son las mismas que deberíamos tener al emplear cualquier otro aceite esencial.

Específicamente, se sabe que los niveles de toxicidad al ser ingerido por el humano son altos. Esta esencia no puede ser ingerida ya que el organismo no la asimila correctamente.

Por otro lado, se trata de un producto concentrado muy poderoso, por lo que se recomienda siempre, antes de aplicar sobre la piel, realizar una prueba de alergia.

Finalmente, algunas pruebas le han atribuido efectos estrogénicos. Dichas investigaciones no han podido dar certeza de nada, mientras que otros análisis afirman que no es así.

Diversos especialistas han revisado este tipo de análisis y han concluido que los estudios de casos informados por los medios no son más que situaciones que aún no se han podido probar.

Más allá de las pruebas escasas y poco claras existentes, ten en cuenta las precauciones con el aceite de árbol de té que aquí mencionamos. Ante cualquier reacción adversa, el tratamiento debe ser suspendido. Acude con un especialista antes cualquier duda o inconveniente.

… ¿Alguna vez has reaccionado mal al aceite de árbol de té? … ¿Conoces algún caso que quieras compartirnos?

2 thoughts on “Estas son las precauciones con el aceite de árbol de té que debes tener en cuenta”

  1. Pingback: Usos y propiedades del aceite de árbol de té• Medicina Natural

  2. Pingback: Aceite de árbol de té: usos y propiedades • Medicina Natural

Comments are closed.