Esta es la receta tradicional de chucrut. ¡ELABORA EN TU HOGAR ESTE SALUDABLE PROBIÓTICO!

Te brindamos la receta tradicional de chucrut para que puedas elaborarlo fácilmente en tu hogar. Consumir alimentos fermentados es sumamente saludable, especialmente si no poseen ningún tipo de aditivo químico, con el único propósito de acelerar el proceso. Los probióticos son esenciales para el funcionamiento de nuestro sistema gastrointestinal. Aquí conocerás todos los beneficios de consumirlo regularmente.

¿Qué es el chucrut?

receta tradicional de chucrut

Para quienes no lo conocen, el chucrut es un alimento fermentado a base de col (repollo). Es una comida típica de Alemania, aunque también es muy conocida en Alsacia (Francia), Suiza, Rusia y Polonia. Sus ingredientes son muy pocos ya que el secreto está en realizar una fermentación natural.

Es una guarnición que acompaña diversos platos tradicionales de los países antes mencionados. Como su fermentación es natural, posee una gran cantidad de bacterias. Esas bacterias son muy beneficiosas para nuestro organismo, especialmente para el funcionamiento de todo el sistema gastrointestinal.

¿Cómo es la receta tradicional de chucrut?

Para elaborar esta receta tradicional de chucrut necesitarás:

  • repollo o col
  • sal marina
  • recipiente de vidrio con tapa interna.

(no colocamos cantidades ya que esto dependerá del recipiente que adquieras)

1. Preparación del frasco.

Es muy importante que el frasco contenedor esté correctamente esterilizado. Así, evitamos que otras bacterias o diferentes sustancias entren en contacto con el alimento. También se evitan posibles enfermedades.

Antes de comenzar con la receta tradicional de chucrut, deberás:

  • Lava muy bien el frasco con agua y detergente para platos. No debe quedar ningún tipo de residuo, ni verse con grasa. Si el recipiente posee una etiqueta, será necesario quitarla a fondo. No puede haber rastro de pegamento, plástico o papel.
  • Llena una cacerola con abundante agua, tanta como para cubrir el frasco.
  • Coloca el recipiente dentro del agua, boca abajo para que el agua ingrese al frasco. Vierte allí también la tapa, en caso de poseerla.
  • Lleva a fuego fuerte y espera a que ropa el hervor.
  • Cuando esto suceda, tapa la cacerola y deja por 15 minutos a fuego medio.
  • Pasado el tiempo, retira del fuego y sin destapar la cacerola permite que el agua temple.
  • Con unas pinzas de cocina, retira el frasco y la tapa.
  • Colócalos boca abajo sobre un paño limpio, para que escurran.
  • Déjalos allí hasta que necesites utilizarlos.

2. Preparación del repollo

  • En primer lugar, deberás rallar o cortar el repollo en tiras finas. También puedes pasarlo por un cortador en juliana.
  • Cada 2 kg de repollo añade tres cucharadas colmadas de sal marina.
  • Con tus manos, mezcla muy bien para que la sal alcance todo el repollo (y no queden áreas más “saladas” que otras). La sal ayudará a conservar la col y a facilitar la fermentación.

3. Comenzamos por capa

El repollo debe quedar muy bien prensado. Para ello, colócalo por partes. Llena los primeros 5 cm y con tus dedos ejerce presión hacia abajo para aplastar. Continúa con este proceso hasta llegar a la superficie, 1 cm antes del borde.

A medida que hagas presión, el repollo irá soltando jugos. La sal deshidrata la col y por ello la producción de jugo. Al finalizar, es necesario que los jugos tapen por completo la col. Si notas que esto no sucede, deberás preparar una salmuera:

  • En 1 litro de agua hirviendo, disuelve dos cucharadas grandes de sal. Deja templar antes de añadirla al frasco.

4. Colocación de la tapa

Cuando el frasco esté listo, coloca la tapa. La tapa interna ejerce presión sobre el repollo y lo mantiene siempre sumergido. La tapa debe calzar perfectamente. En algunos países venden el recipiente para hacer la receta tradicional de chucrut. Dicho recipiente viene con dos tapas: una interna y otra externa.

Presiona bien. Finalmente, cubre con un paño y deja el frasco en un lugar fresco y seco, donde no llegue la luz del sol directa.

5. Proceso de fermentación

Deberás realizar presión hacia abajo cada unas cuantas horas para comenzar a ver el proceso en acción. En 24 horas el jugo deberá ser superior al repollo y elevarse por sobre la superficie. Si en un día esto no ha ocurrido, deberás preparar nuevamente salmuera (como lo indicamos en el punto anterior) y verter sobre la col, hasta cubrirla por completo.

6. No lo pierdas de vista

Además de ejercer la presión necesaria de manera diaria, deberás probar su intensidad a medida que pasen los días. La velocidad del proceso de fermentación dependerá de la temperatura ambiente. A los 10 días, prueba el chucrut para conocer su sabor y calcular cuánto tiempo más necesita.

A 16ºC, esta receta tradicional de chucrut tarda unas seis semanas en estar lista. A medida que la temperatura ses mayor, tardará menos: a 18ºC cinco semanas, a 21ºC cuatro semanas, a 24ºC tres semanas. Los 24ºC son una óptima opción ya que es la temperatura adecuada para el correcto desarrollo de las bacterias.

7. ¡El chucrut está listo!

Sabrás que el preparado está listo porque dejará de producir burbujas. Cuando esto ocurra, puedes quitar la tapa interna, dejar sólo la externa y refrigerar. Siempre que introduzcas un utensilio para servir, procura que esté bien limpio. Una vez consumido todo el chucrut, puedes aprovechar el jugo y realizar verduras en escabeche, por ejemplo.

También puede interesarte: “Utiliza las hojas de col para tratar estos 4 problemas, dolencias y malestares” 

Propiedades del chucrut

Si aún no te convences y no sabes si elaborar esta receta tradicional de chucrut, te contamos cuáles son algunas sus propiedades, para que no dejes de consumirlo:

  • Al poseer tantas vitaminas y minerales, ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Por este motivo, durante siglos, se lo empleó como tratamiento para múltiples enfermedades comunes como resfriados.
  • La revista Journal of Agricultural and Food Chemistry publicó una investigación donde se evidencia que los vegetales pertenecientes a la familia de las brasicáceas (antes denominadas crucíferas) son efectivos para prevenir y curar el cáncer. La receta tradicional de chucrut es una excelente forma de consumir col.
  • Mejora las funciones digestivas: Por ser un alimento rico en probióticos, bacterias beneficiosas, todo el sistema digestivo se ve beneficiado. Los probióticos ayudan a reforzar la flora intestinal, por lo que es excelente para consumir luego de diarreas severas. Además, es un excelente protector estomacal contra úlceras.