¿Cuáles son los mejores remedios caseros con albahaca?

remedios naturales con albahaca

Los remedios caseros con albahaca son una excelente forma de aprovechar los beneficios de esta hierba aromática, a la vez que se recupera la salud y fortalece el cuerpo.

Las hojas de albahaca poseen un sabor intenso que mejora cualquier receta del mundo gastronómico. Sin embargo, sus propiedades medicinales también son maravillosas y de una acción inmediata.

Hoy aprenderemos a consumirla, conservarla y prepararla en fáciles y efectivos remedios caseros con albahaca que forman parte de la medicina natural desde hace siglos.

Propiedades medicinales de la albahaca

Podemos realizar remedios caseros con albahaca porque esta aromática nos brinda muchísimas propiedades y posibilidades de tratamiento.

Aporta importantes nutrientes a nuestro organismo, a la vez que sus poderosos antioxidantes le dan su propiedad antiinflamatoria. Por otro lado, sus compuestos químicos activos, aceites esenciales y volátiles ayudan a fortalecer los tejidos y el sistema inmunológico.


Si deseas conocer más acerca de esta aromática sin igual, te recomendamos leer nuestro artículo: “¿Cuáles son las propiedades de la albahaca?”


Gracias a estos componentes es que podemos decir que la albahaca es excelente en el tratamiento para:

  • Mejorar las capacidades cognitivas, especialmente la memoria.
  • Calmar los nervios y favorecer el sistema nervioso.
  • Fortalecer la salud dental y la de ojos.
  • Ayudar en el control de síntomas de enfermedades respiratorias, en especial las bronquiales. Incluso es efectiva a la hora de prevenir y curar el resfrío común.
  • Fortalecer el sistema cardiovascular, impidiendo ciertas enfermedades del corazón.
  • Permite prevenir enfermedades serias transmitidas por mosquitos como el dengue y la malaria.
  • De manera tópica, calma las picaduras de insectos sobre la piel.
  • Apoya el funcionamiento del sistema inmune y del respiratorio.
  • Combatir las infecciones por hongos.
  • Desinfectar el cuerpo, la piel e incluso los alimentos, por su poder antibacterial.
  • Favorece las funciones renales.
  • El dolor de garganta y la irritación de la zona.
  • Disminuir la temperatura corporal en pacientes con fiebre.
  • Desinflamar el organismo.
  • Combatir el estrés y todos sus síntomas como cefaleas tensionales, fatiga, problemas de sueño, etc.

12 Remedios caseros con albahaca

A continuación, te contaremos cuáles son los mejores 12 remedios caseros con albahaca de todos los tiempos. Muchas de estas recetas han sobrevivido de generación en generación, con el único objetivo de curar sólo de manera natural aprovechando esta maravillosa hierba:

1. Té de albahaca para las cefaleas y la memoria

Este es uno de los remedios caseros con albahaca más fáciles de preparar y un clásico dentro de la medicina natural. Esta infusión ayuda a controlar las cefaleas tensionales, a manejar mejor el estrés y, junto a esto, controlar la ansiedad. Conseguirás tener pensamientos más claros y fluidos una vez que bebas el líquido tibio y despacio.

Ingredientes:

  • 5 hojas de albahaca fresca
  • 300 ml de agua

Preparación:

  1. Coloca el agua en un recipiente y llévalo a fuego medio hasta que hierva.
  2. En este momento añade las hojas, retira del fuego y tapa el preparado. Las hojas de albahaca fresca son muy tiernas por lo que no se recomienda dejar en ebullición. De lo contrario se volverán de un color oscuro rápidamente logrando oxidarse o quemarse muy rápido, sin brindar sus beneficios.
  3. Deja reposar por 5 a 8 minutos.
  4. Filtra el líquido y bebe tibio.

Consumir en ayunas para mejorar la digestión, el estrés y la ansiedad. Bebe inmediatamente cuando sientas los primeros síntomas de cefaleas. Repite al menos durante 4 días consecutivos para extender su poder.

Otra opción muy efectiva es verter unas cuatro gotas de aceite esencial de albahaca en un pañuelo o paño limpio e inhalar ni bien comiencen los dolores de cabeza. Muchas veces estos remedios caseros con albahaca que se inhalan brevemente ayudan a evitar el consumo frecuente de fármacos.

2. Agua de albahaca para la salud capilar

Los remedios caseros con albahaca para la salud capilar resultan excelentes contra la caída del cabello, a la vez que se desintoxica las fibras. La melena no sólo se vuelve más brillante, sino también ligera y voluminosa.

Día a día nuestra piel, incluida la del cuero cabelludo, recibe numerosas sustancias que la congestionan y tapan los poros. Para lograr que la piel se rejuvenezca, revitalice, fortalezca y se repare, es necesario realizar una limpieza profunda.

La albahaca es un gran desinfectante del cuero cabelludo. Para lograr un enjuague capilar, realiza una infusión de albahaca sólo que en proporciones mayores.

Tratamiento:

  1. Repite el procedimiento descrito anteriormente, sólo aumenta las cantidades a unas 20 hojas frescas en 1 litro de agua.
  2. Conserva en una botella con atomizador (rociador).
  3. Al finalizar el baño normal, rocía toda la cabellera, incluido el cuero cabelludo, desde la raíz hasta la punta.
  4. Brinda algunos masajes capilares con movimientos circulares para que el preparado penetre mejor.
  5. No enjuagues y deja secar al aire libre.
  6. Repite dos o tres veces a la semana.

3. Desinfectante de alimentos

Uno de los mejores remedios caseros con albahaca que conseguirás es este desinfectante casero de un poder sin igual y comprobado en estudios de laboratorio.

Una investigación determinó que el aceite esencial de albahaca tenía un poder desinfectante superior al de otras hierbas y que funcionaba perfectamente para acabar con los productos agrícolas que se adherían a las cáscaras de nuestros vegetales y para eliminar los patógenos que nos provocan enfermedades como la diarrea o el vómito.

Desinfectante natural:

  1. Se necesita realizar una solución de 1% de aceite esencial de albahaca en 500 ml de agua pura. Se le pueden agregar unas gotas de aceite esencial de tomillo para eliminar más bacterias aún.
  2. Sumerge los vegetales en el agua y enjuaga durante 30 minutos.
  3. Pasado este tiempo, lavar bien con abundante agua pura y consumir.

4. Remedios caseros con albahaca contra los parásitos intestinales

Para lograr expulsar los molestos parásitos intestinales (como las lombrices, por ejemplo) deberás realizar remedios caseros con albahaca y beberlos en ayunas, durante 12 a 15 días aproximadamente.

El tratamiento más efectivo y sencillo es a través de una infusión, sólo que esta deberá ser más concentrada que la que vimos anteriormente.

Tratamiento:

  1. Realiza una infusión de 10 hojas de albahaca en 300 ml de agua hirviendo.
  2. Recuerda colocar las hojas cuando el agua entre en ebullición, pero retirar del fuego inmediatamente y tapar el recipiente para que los aceites volátiles no se evaporen.
  3. Dejar reposar más tiempo también: unos 15 minutos antes de beber en ayunas. Repite diariamente.

5. Aceite de albahaca para liberar tensiones

Otra buena opción contra las tensiones y los nervios es optar, entre todos los remedios caseros con albahaca disponibles, por los aceites naturales.

Para preparar tu propio aceite y utilizarlo en tratamientos de aromaterapia, te recomendamos realizar lo siguiente:

Ingredientes:

  • 50 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 20 hojas de albahaca fresca.
  • Recipiente vidrio
  • Filtro o colador fino
  • Botella de vidrio oscuro, con gotero

Preparación:

  1. Con la mano, corta las hojas de albahaca por la mitad. También puedes emplear un mortero de madera o piedra si posees uno y machacarlas bien (evita todos los utensilios de metal ya que favorecen la oxidación rápida de las hojas verdes).
  2. Coloca las hojas en el recipiente de vidrio y vierte arriba el aceite de oliva. Procura que las hojas queden bien sumergidas. En caso de que sean hojas muy grandes, añade más aceite de oliva de ser necesario.
  3. Deja reposar de 12 a 20 horas.
  4. Pasado este tiempo, mezcla con licuadora de mano el preparado hasta que las hojas queden más pequeñas.
  5. Si deseas, puedes acabar aquí la receta y conservar en la botella de vidrio, aunque no se recomienda gotero porque los pequeños trozos taparán el conducto. Otro factor en contra es que de esta manera se conserva por menos tiempo.
  6. La otra opción es, luego de licuar, pasar por un colador fino y conservar el aceite en el pequeño frasco de vidrio con gotero.
  7. Conservar en un lugar fresco.

Tratamiento

Idealmente conserva el frasco en un lugar fresco, alejado de la luz solar directa y del calor. Si necesitas llevarlo en la cartera, por ejemplo, procura no dejarla al sol por mucho tiempo para no echara perder los beneficios del preparado.

Los remedios caseros con albahaca son tan sensibles a la luz solar extrema como la albahaca en sí.

Para calmar las tensiones, mejorar los síntomas del estrés, tranquilizar los nervios o la ansiedad, simplemente vierte 5 gotas de este aceite en un paño e inhala durante 5 a 10 minutos. Intenta estar en un espacio tranquilo, visualizar la calma para que en poco tiempo sientas una mejora considerablemente.

Repite esto de forma diaria, incluso en momentos propios de relajación para que el aroma induzca a la calma.

… A continuación, ¡más remedios caseros con albahaca! (clic aquí) ….

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top