¿Qué es la tiña y cómo se trata?

Poderosos remedios caseros para curar la tiña

La tiña es una afección de la piel que se origina a causa de la presencia de un hongo. Si bien es cierto que la tiña es contagiosa y algo molesta, te seguramos que no se trata de un padecimiento para nada grave y que podrás elaborar tus propios remedios caseros para curar la tiña de manera rápida y sencilla.

Conoce a continuación un poco más acerca de este padecimiento y sobre cuales son los remedios caseros para curar la tiña.

Tiña: causas y síntomas

La tiña se manifiesta a través de erupciones circulares en nuestra piel, las cuales pueden aparecer en diversas partes de nuestro cuerpo.

Se trata de un padecimiento muy contagioso aunque también poco peligroso.

El hongo que da origen a este padecimiento es conocido como tinea corporis, y por lo general, las manchas circulares en nuestra piel comenzarán a aparecer luego de los 4 – 10 días de haber estado en contacto directo con dicho hongo.

La primer mancha de la tiña suele ser un círculo con bordes bien marcados, y la piel dentro de este parecerá estar sana.

El verdadero problema ante la tiña, es que genera mucho ardor y picazón, lo que puede hacer que nos rasquemos demasiado, propagando así el hongo y generándo luego una infección.

Luego de que aparezca el primer “anillo”, es probable que aparezcan otros en otras partes del cuerpo, o bien anillos superpuestos. En casos más graves, las manchas se convertirán en ampollas llenas de pus.

La tiña puede contagiarse de varias maneras, siéndo las más comunes el contacto directo con la piel infectada por el hongo, ya sea en otra persona o de animales (perros, gatos, caballos, conejos, etc.)

Existen también varios factores de riesgo que dan origen a esta enfermedad:

  • Exceso de sudoración
  • Vivir en zonas húmedas
  • Usar ropa ajustada
  • Participar en deportes de contacto
  • Intercambiar toallas o ropa
  • Tener un sistema inmune débil

Para prevenir la tiña, es importante evitar el contacto directo con la piel de personas infectadas con el padecimiento, secarnos muy bien luego de bañarnos, y llevar regularmente a nuestras mascotas al veterinario.

Ahora bien, si ya has contraído el padecimiento, a continuación te dejamos una serie de poderosos remedios caseros para curar la tiña.

Remedios caseros para curar la tiña

Estos espectaculares remedios caseros para curar la tiña te ayudarán a combatir el padecimiento de la manera más rápida y práctica.

Ajo

El ajo contiene poderosas propiedades antimicrobianas que te ayudarán a combatir de manera muy efectiva a este padecimiento.

Antes de acostarte, pela un diente de ajo y luego córtalo en rebanadas, para colocarlas en la lesión y cubrir el tratamiento con una venda. Retira el tratamiento al despertar, y vuelve a realizarlo por la noche, y así durante toda una semana o hasta que la tiña desaparezca.

Aceites esenciales

Algunos aceites esenciales, como el de lavando o el del árbol del té, contienen poderosas propiedades antimicóticas que evitarán que el hongo que produce la tiña se propage hacia otras partes de tu cuerpo.

Tan solo mezcla dos cucharadas de agua con dos cucharadas de aceite esencial y aplica el preparado en las manchas, cubriéndo luego con una gasa y dejando actuar el tratamiento por algunas horas.

Repite este procedimiento tres veces cada día, durante un mes seguido.

Vinagre de manzana

Este es otro de los más espectaculares remedios caseros para curar la tiña.

Tan solo humedece una gasa con vinagre de manzana frio y aplica sobre la lesión ejerciéndo un poco de presión.

Aplica este procedimiento, tres o cinco veces cada día.

Es normal que la piel arda un poco al aplicar el vinagre de manzana.

Sal y vinagre

Este tratamiento puede arder un poco sobre la piel, pero te aseguramos que es uno de los más efectivos remedios caseros para curar la tiña.

Tan solo mezcla una cucharada de sal con otra de vinagre, para luego aplicar la pasta sobre las manchas provocadas por la tiña.

Deja que el tratamiento actúe durante 5 o 10 minutos, para luego enjuagar con agua tibia y finalmente secar con una toalla seca y bien limpia, efectuándo leves golpecitos.

Repite este procedimiento dos veces cada día, durante al menos una semana.

Sales de aluminio

Los poderosos efectos antitranspirantes de las sales de aluminio, bloquean la producción de sudor, evitándo así la proliferación del hongo que causa la tiña.

En un vaso agrega una cucharada de sales de aluminio, y luego vé agregando poco a poco agua hasta llenar el vaso.

Intenta que la preparación te quede en forma de pasta, para luego aplicar esta en las manchas y dejar reposar durante al menos 6 horas.

Luego del tiempo establecido, enjuaga con agua tibia y seca bien.

Repite este procedimiento cada día durante al menos una semana.

Comparte con todos estos poderosos remedios caseros para curar la tiña.