10 Remedios caseros para el acné y cómo controlarlo naturalmente

remedios caseros para el acné

Por fortuna, existen numerosos remedios caseros para el acné que ayudan a mejorar la piel, acabar con puntos negros, frenar la hiperpigmentación, mejorar la cicatrización y el aspecto general de la piel.

La mayoría de estos tratamientos no sólo abordan el problema desde el primer momento, sino que también evitan nuevos brotes.

Si ya llevas a cabo tratamientos farmacológicos (químicos sintéticos) tienes que saber que puedes reforzarlos con estos consejos naturales.

¿Qué es el acné?

Es una enfermedad en la piel, inflamatoria que se caracteriza por la obstrucción de folículos pilosos. Tal obstrucción se produce por la acumulación de sebo y de células muertas. Esto da lugar a:

  • Puntos negros
  • Puntos blancos
  • Comedones
  • Pápulas
  • Pústulas
  • Nódulos o quistes

Es un problema que afecta al 85% de la población, especialmente durante la pubertad. Otros factores pueden ser el embarazo, un desequilibrio hormonal, por síndrome premenstrual, síndrome de ovario poliquístico y hasta por fricción de ropa.

Además de ser una seria enfermedad, trae consigo muchos problemas psicológicos y de autoestima por afectar la imagen del paciente. Por ello, otros de sus síntomas son: ansiedad, problemas para sociabilizar y aislamiento.

Si necesitas saber más sobre esta enfermedad, ve: “Acné: Síntomas, causas y tratamientos”

Tratamientos convencionales

El acné se clasifica según sus síntomas y el grado de afectación (que puede ir de leve a severo, según cada paciente). Los especialistas en dermatología pueden recetar tratamiento farmacológico en casos graves, sin embargo, también pueden prescribir productos tópicos seguros y creados para cada tipo de piel.

Ten en cuenta que los productos de venta libre pueden producir reacciones adversas, además de ser fabricados de una manera genérica. Acudir con un médico especializado te asegura la posibilidad de un diagnóstico seguro donde se atienda las necesidades particulares de tu piel.

Remedios caseros para el acné

Si bien existen tratamientos más seguros que otros, también debemos recordar que el uso continuado de químicos sobre la piel puede afectarla. Los tratamientos naturales cumplen diversas funciones.

Por un lado, funcionan como refuerzo o complemento de tratamientos convencionales severos. Por el otro, también se pueden emplear solos, con constancia, para lograr acabar con el acné, cualquiera sea su nivel de gravedad.  Además, su eficacia no depende del tipo de piel.

Las personas presentan diferentes tipos de piel por lo que buscar un tratamiento integral es esencial. Además de remedios caseros para el acné, debes llevar a cabo una dieta equilibrada y una adecuada hidratación.

Para que los remedios caseros y/o naturales tengan efecto, es importante evitar los errores más comunes:

  • Limpieza y exfoliación permanente con productos químicos abrasivos.
  • Creer que un sólo tratamiento es suficiente para acabar con el acné: Ten en cuenta que la limpieza es tan importante como la exfoliación, la hidratación y la nutrición. Todo esto no podrás conseguirlo sólo con un tratamiento o sólo con un ingrediente, deberás combinar varias propiedades a la vez.
  • No dejar que tu piel tome su tiempo para adaptarse y recuperarse.
  • No beber suficiente agua, diariamente.

Los remedios caseros para el acné que veremos a continuación pueden combinarse entre sí, según los resultados que obtengas y desees.

Los mejores 10 remedios caseros para el acné

1. Suave loción de limpieza

Este limpiador es efectivo sin causar irritación. Tiene propiedades analgésicas y ayuda a eliminar hongos y bacterias de forma efectiva.

Time needed: 5 minutes.

  1. Ingredientes:

    – 1 cucharada de aceite de coco
    – 2 cápsulas de probióticos
    – 3 cucharadas de miel pura
    – 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana
    – 20 gotas de aceite esencial de árbol de té

  2. Elaboración:

    1. Templar el aceite de coco para ablandarlo ligeramente y lograr una mezcla homogénea. Unos segundos en el microondas son suficientes.
    2. Vierte todos los ingredientes en un recipiente de vidrio y mezcla hasta formar una preparación suave.
    3. Conserva en frasco de vidrio. Mantener en un lugar seco, fuera de la exposición al sol.

  3. Tratamiento:

    – Enjuaga muy bien la zona a tratar, con abundante agua tibia.
    – Aplica una capa del limpiador natural, frotando suavemente con las yemas de los dedos.
    – Deja actuar por 2 minutos y enjuaga con agua. Seca sin friccionar.
    – Repite el proceso por la mañana y por la noche. No repetir más veces ya que corres el riesgo de limpiar los aceites naturales de la piel, los cuales son necesarios para la hidratación.

2. Aprende a realizar tus propios exfoliantes

La mejor forma de evitar que las células muertas se acumulen y obstruyan los poros es a través de las rutinas exfoliantes. Sin embargo, no pueden practicarse de forma desmedida ya que son capaces de irritar y empeorar la situación. La exfoliación debe hacerse una vez a la semana.

Las opciones naturales son los mejores remedios caseros para el acné ya que, al no contener químicos, no son abrasivos ni contaminan los poros limpios. Además de ser más efectivas y seguras, son más económicas.

Para hacerlo de manera natural debes combinar un ingrediente áspero y arenoso, con otro portador suave y ligero. Los arenosos cumplen la función de limpiar y eliminar piel muerta, mientras que los portadores evitan el crecimiento de bacterias, limpian e hidratan.

Los arenosos recomendados:

  • azúcar mascabo
  • sal marina
  • avena

Portadores:

  • aceite de coco
  • aceite de oliva
  • miel
  • aceite de almendras
  • kéfir

Tratamiento: Mezcla ambos ingredientes en partes iguales. Con la yema de los dedos, aplica y frota sobre la piel, con suaves movimientos circulares. Enjuagar con abundante agua tibia. Seca dando pequeños golpecitos suaves, no frotes la piel.

3. Té de tulsi contra el acné

El tulsi, también conocido como albahaca sagrada o albahaca santa, es un producto natural muy recomendado para realizar remedios caseros para el acné.

El International Journal of Cosmetic Sciences publicó un informe donde se informa que el aceite esencial de albahaca sagrada y el de albahaca dulce son capaces de acabar con el acné cuando se aplican de manera tópica.

A su vez, este tratamiento puede complementarse con té de tulsi que ayuda a equilibrar el pH del organismo y a controlar el azúcar en sangre. A su vez, favorece el equilibrio hormonal brindando una solución para el acné desde adentro, hacia afuera.

Incluso, puedes aplicar el té de tulsi de manera tópica, sobre los brotes activos de acné.

No olvides agregar aceite esencial de albahaca dulce o sagrada a tus tratamientos: mascarillas, tónicos, cremas hidratantes, geles limpiadores, etc.

4. Tónico para equilibrar el pH

Los tónicos son productos no grasos que ayudan a eliminar los residuos acumulados en la piel. Además, este remedio casero para el acné equilibra el pH, lo cual es esencial para regular la producción de sebo y el recambio celular acelerado.

El mejor tónico natural que encontrarás es el vinagre de sidra de manzana puro. Este producto está colmado de potasio, magnesio, ácido acético y enzimas que provocan un balance indispensable para la salud dermatológica.

Además, conseguirás matar hongos y bacterias que pueden estar atacando, aprovechando las diferentes lesiones.

Tratamiento: Embebe un pequeño trozo de algodón en vinagre. Pásalo suavemente por todas las zonas a tratar. Repite el proceso y presta especial atención a las áreas más afectadas, con brotes y comedones abiertos.

5. El aceite de coco es la base de tus remedios caseros para el acné

El aceite de coco es un producto muy versátil, ligero, nutritivo y no produce ningún tipo de reacción adversa. A pesar de tener una base grasosa, no deja residuos y brinda luminosidad a la piel. Esto, sumado a la gran cantidad de propiedades nutricionales que posee, lo convierte en una excelente opción, especialmente recomendada para:

HIDRATAR LA PIEL CON ACNÉ

Muchos tratamientos convencionales tienen el objetivo de resecar la piel, cuando esto sólo produce mayor producción de sebo a largo plazo. Las zonas con acné deben ser hidratadas como cualquier otra parte del cuerpo, sólo se necesita un control en la sobreproducción oleosa.

El aceite de coco está siendo cada vez más utilizado en los remedios caseros para el acné debido al ácido láurico. Este compuesto ha demostrado ser excelente a la hora de eliminar bacterias, según informa un estudio publicado en Biomaterials.

Además, posee antioxidantes y ácidos grasos que hidratan y restauran la piel.

Tratamiento: Diariamente, por la mañana al levantarte, calienta ½ cucharadita de aceite de coco en las palmas de tus manos. Luego humecta toda la zona con acné y deja actuar durante 5 minutos. En ese tiempo, tu piel absorberá sólo lo necesario. Luego, quita el exceso de aceite con un paño suave, sin frotar.

PROTECTOR SOLAR NATURAL

Durante los brotes del acné la piel debe evitar exponerse al sol ya que esta situación empeora la sensibilidad. Los rayos ultravioletas estimulan las células que pigmentan la piel lo cual favorece la mala cicatrización e hiperpigmentación de lesiones.

Si necesitas estar al sol no lo hagas por más de 20 minutos al día y siempre con protector solar. Los que se venden en el mercado contienen muchos químicos poco recomendados para pieles lesionadas.

Según las investigaciones, el aceite de coco tiene un Factor de Protección Solar de 8, igual que el aceite de oliva.

Tratamiento: Aplica una capa de aceite de coco o de oliva en las zonas que se expondrán al sol, al menos 20 minutos.

6. Consume Goggul (árbol de mirra)

Una investigación reciente ha podido determinar que el consumo regular de suplementos de goggul es tan efectivo como un tratamiento con 500 mg de tetraciclina (antibióticos recetados en pacientes con acné).

Al parecer, 25 mg de goggul tomados dos veces al día, durante tres meses son efectivos para una reducción considerable en los brotes de acné.

7. Mascarilla hidratante de yogur

Las mascarillas son excelentes remedios caseros para el acné porque dan la oportunidad de mezclar diversos ingredientes, con propiedades que ayudan a un tratamiento multidimensional e integral.

Por otro lado, lograrás calmar ardores y molestias.

Tratamiento: Mezcla una cucharada de yogur natural, con una cucharada de miel pura. Aplica por la zona con acné y deja actuar durante 10 minutos. Enjuagar con agua tibia.

¡TIP! Durante un brote de acné, puedes añadir unas 3 gotas de aceite de árbol de té que ayudará a secar los granos rápidamente, eliminar bacterias y promover la cicatrización correcta.

8. Suplementos de probióticos

Como mencionamos anteriormente, la dieta es un factor muy importante en la lucha contra el acné. Si bien hemos visto muchos remedios caseros para el acné que atienden los síntomas “externos”, también debemos prestar atención a los internos.

Consumir suplementos de probióticos ayudan a mejorar la digestión y promueve la salud de todo el aparato gástrico. Alrededor del sistema gastrointestinal se encuentra el 70% de nuestro sistema inmunológico. Es decir que apoyar las funciones gástricas, es también promover el funcionamiento correcto de nuestras defensas.

9. Gel de aceite de árbol de té

Los mejores remedios caseros para el acné deberían contener aceite de árbol de té ya que es un poderoso antiséptico que mejora la cicatrización.

Las investigaciones afirman que un gel que contenga 5% de aceite de árbol de té es tan efectivo como un gel que posee 5% de peróxido de benzoilo (un compuesto muy utilizado en los tratamientos fármacos para el acné).

Ingredientes:

  • 10 gotas de aceite de árbol de té
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • 1 cucharada de gel de aloe vera

Preparación:

  1. Calienta brevemente el aceite de coco y mézclalo con el gel de aloe vera.
  2. Añade el aceite esencial de árbol de té.
  3. Mezcla bien hasta formar una preparación homogénea.

Tratamiento:

  1. Aplica una vez al día, antes de dormir, sobre las zonas afectadas.
  2. El tratamiento necesita de mucha constancia.
  3. Puede que sientas un leve hormigueo. Si sientes que la molestia se vuelve insoportable, enjuaga con abundante agua y suspende el tratamiento. Esta reacción no es común, pero puede suceder si existen lesiones graves o si la piel es extremadamente sensible.

10. Mascarilla de canela

La miel y la canela combinadas poseen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacteriales. El aceite de árbol de té, por su parte, es considerado uno de los mejores remedios caseros para el acné que existen.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel pura
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • ½ cucharadita de canela
  • 3 gotas de aceite de árbol de té

Tratamiento:

  • Mezcla bien todos los ingredientes y aplica el preparado sobre las áreas con acné. Esta mascarilla no es apta para el contorno de ojos ya que se trata de una zona sumamente delicada.
  • Deja actuar durante 10 minutos.
  • Retirar con un paño húmedo, sin irritar la cara, suavemente. No es necesario enjuagar.
  • Repite con cada brote activo

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *