Remedios caseros para la acidez estomacal. ¡Consejos y tratamientos que te ayudaran a controlarla naturalmente!

Remedios caseros para la acidez estomacal. ¡Consejos y tratamientos que te ayudaran a controlarla naturalmente!

Siempre es bueno conocer remedios caseros para la acidez estomacal ya que se trata de una condición muy frecuente en la familia. Los ardores por esta indigestión son muy molestos y llegan a parecer una quemazón cerca de la laringe. Saber cómo calmar ese “fuego” resulta indispensable.

Aquí te traemos algunos consejos claves para tratarla de manera natural y recetas caseras que ayudan a calmar los ácidos del estómago.

Recuerda tener presente la frecuencia de los síntomas del reflujo gástrico y así analizar cuándo es necesario acudir con un especialista de confianza.

¿Qué es la acidez estomacal y cuál es su relación con el reflujo gástrico?

La acidez estomacal es en sí un síntoma. Es la sensación de ardor o quemazón que se produce en la parte superior del estómago, en el pecho y hasta en la laringe.

Dicha molestia se origina cuando los ácidos del estómago logran fluir hacia el esófago, lo cual se denomina “reflujo gástrico”. El esófago es una estructura en forma de tubo que une la boca con el estómago.

Al entrar en contacto con los ácidos, los tejidos que recubren la cara interna del esófago se irritan y comienzan los dolores.

La acidez estomacal puede ser esporádica y ocasional. Un mal equilibrio en la dieta o un alimento irritante es suficiente para provocarla una vez. En tal caso no implica gravedad y se puede hacer un control de síntomas con alguno de estos remedios caseros para la acidez estomacal.

Sin embargo, cuando la acidez aparece dos o más veces a la semana ya estamos hablando de una acidez frecuente que requiere ayuda médica para encontrar la raíz que la origina y evitar complicaciones serias.


Si deseas conocer más acerca de la acidez estomacal te recomendamos leer nuestro artículo “¿Qué es, por qué se origina y cuáles son los síntomas más característicos de la acidez estomacal?” donde podrás conocer todos los detalles acerca de esta condición.


Consejos para tratar, e incluso prevenir, la acidez estomacal de manera natural

Antes de conocer algunos remedios caseros para la acidez estomacal, es bueno conocer aquellos factores que nos predisponen a padecerla y cuáles evitan que la suframos.

A simple vista pueden parecer “los mismos consejos saludables” que ya conocemos, sin embargo, requieren de un profundo cambio en el estilo de vida que no todos conseguimos a la primera.

1. Mejorar la dieta cotidiana e identificar los alimentos desencadenantes

Una buena forma de evitar la acidez estomacal ocasional es identificando aquellos alimentos que desencadenan la indigestión. No todas las personas reaccionamos igual a los diferentes tipos de alimentos.

Los remedios caseros para la acidez estomacal son muy efectivos, pero “mejor prevenir que curar”.

Según las investigaciones, estas son las cosas que ingerimos y cambian el pH de nuestro estómago, lo vuelven más ácido y somos más propensos a padecer acidez:

  • Alimentos con demasiado azúcar añadido o aquellos de dieta con muchos edulcorantes artificiales.
  • Productos ultra procesados ricos en sal, azúcar refinada, aceites refinados y aditivos químicos.
  • Bebidas con alcohol.
  • Bebidas con cafeína.
  • Alimentos fritos o ricos en aceites vegetales
  • Bebidas carbonatadas, con mucha azúcar o energéticas.
  • Comidas ácidas que poseen ajo, cebollas, tomates, frutas ácidas, etc.
  • Productos ricos en harinas y aceites refinados como los de bollería: muffins, tortas, galletas industrializadas, etc.

Si aún no has identificado el alimento que sensibiliza tu estómago, entonces intenta evitando este tipo de comidas y bebidas. Otra opción es realizar una prueba/error analizando cuál de ellos es el que peor le sienta a tu acidez.

Recuerda que este listado es general, no implica que debes abandonar por completo todos estos alimentos. Por el contrario, consúmelos de manera consciente y “escucha” a tu cuerpo y sus necesidades. Analiza sus reacciones y cuídalo de acuerdo con cómo te vayas sintiendo.

Alimentos sustitutos

Procura que en tu dieta exista una gran variedad de verduras frescas, de colores y texturas variadas. Las hortalizas orgánicas son grandes remedios caseros para la acidez estomacal.

Las verduras de hoja, ricas en fibra y de muy poco aporte calórico, son las primeras en la lista: acelga, espinaca, rúcula, etc. Si bien no favorecen la acidez, algunas personas tienen digestión lenta al consumirlas, por lo tanto, si tienes un sistema digestivo sensible, presta mucha atención a su reacción ante las verduras de hoja.

Por otro lado, hortalizas que aportan almidones como calabazas, zapallos, zanahoria, betabel, camote etc.

Más opciones son alcachofas, berenjenas, espárragos, pepinos, carnes magras (pollos de corral, res alimentado con pasto, sardinas, salmón, atún salvaje, etc.), caldo de huesos y grasas saludables (aguacate, aceite de oliva, de coco, frutos secos), jengibre , entre otros.

Además, al menos dos veces a la semana ingiere probióticos que están presentes en los alimentos fermentados: yogures, kombucha, kéfir, chucrut, kimchi.

Un ejemplo de tratamiento a través de la alimentación es la dieta GAPS, un protocolo alimenticio destinado a curar los intestinos y recuperar la flora del sistema gastrointestinal. Las condiciones tratadas con este plan son el síndrome del intestino irritable, intestino permeable, el reflujo ácido y varias más.

Suplementos para equilibrar el pH y mejorar el sistema digestivo

Otros remedios caseros para la acidez estomacal son los suplementos de probióticos. En caso de no acceder a comidas fermentadas, se pueden adquirir probióticos en cualquier tienda naturista.

Los probióticos forman parte de nuestra flora digestiva y son los que nos ayudan a procesar y asimilar correctamente mucho de los alimentos, pero también equilibrar el pH.

Una segunda opción es consumir enzimas digestivas. La pepsina es una de ellas. Naturalmente es segregada por las glándulas del estómago y neutraliza los efectos del ácido clorhídrico (jugo gástrico).

Sin embargo, quizás el más económico, accesible y fácil de todos los remedios caseros para la acidez estomacal es el vinagre de sidra de manzana. Bebe una cucharada de él todos los días antes de comer, diluido en una pequeña porción de agua, y sentirás cómo tu digestión mejora día a día.

Planifica tus comidas

Planificar muy bien tus comidas te ayudará a dividirlas en pequeñas porciones, durante todo el día y así evitar las grandes comilonas.

Las comilones no sólo representan una indigestión por la calidad de los alimentos, sino que comer grandes cantidades ejerce mucha presión sobre el estómago y los intestinos. Ante esto, la respuesta del cuerpo es producir mayor cantidad de ácidos que faciliten la digestión y descomposición rápida de los alimentos.

El The New England Journal of Medicine publicó un estudio en 2006 donde se afirmaba que padecer obesidad es un factor que favorece la acidez debido a múltiples factores: aumento de la presión intraabdominal, predisposición a la hernia de hiato y desequilibrios hormonales.  

Además, se comprobó que las personas con sobrepeso u obesidad tienen de dos a tres veces más riesgo de desarrollar ERGE (enfermedad de reflujo gastroesofágica); mientras que, en sujetos con peso saludable, este riesgo aumentaba a la vez que aumentaban de peso corporal.

Las investigaciones afirman que gran parte de los pacientes con problemas digestivos buscan tratamientos caseros para la acidez estomacal cuando gran parte de su exceso alimenticio se produce durante la cena.

Las cenas abundantes suelen ser costumbre de personas que no consumen suficientes alimentos durante el día.

2. Combatir la vida sedentaria y mantener un peso corporal saludable

Como mencionamos, los estudios afirman que, a mayor peso corporal, mayor posibilidad de padecer los síntomas de la acidez estomacal. En una mujer de peso saludable, un aumento de 5 a 8 kilos de peso corporal equivale a un 40% más de posibilidades de padecer acidez estomacal.

Por fortuna su equivalencia a la inversa es igual. Perder entre 5 a 8 kilogramos de peso corporal, significa reducir en un 40% el riesgo de padecer acidez estomacal. Es decir que, si padece sobrepeso, uno de los mejores remedios caseros para la acidez estomacal es reducir el peso corporal.

Las investigaciones afirman que, para lograrlo, es esencial combatir la vida sedentaria y mover el cuerpo. ¿Por qué? No sólo por la quema calórica, sino también porque es una herramienta excelente que facilita el control del estrés e incluso mejora la calidad del sueño y el descanso.

El ejercicio regular, al menos 30 minutos al día diariamente, son suficientes. Recuerda que demasiado ejercicio, sobre exigencias y sobre entrenamiento sin un correcto descanso, tampoco es un beneficio para personas con reflujo gástrico.

3. Evita el cigarrillo y regula el consumo de alcohol y cafeína

Como habrás notado, los mejores remedios caseros para la acidez estomacal son aquellos que nos hacen conscientes de todo lo que consumimos e ingerimos. Sin embargo, nuestros hábitos lo son todo.

El cigarrillo es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar ERGE.

Por otro lado, el hábito del cigarro más el consumo de alcohol deterioran los reflejos musculares (es decir que los esfínteres estomacales están más laxos y los ácidos fluyen hacia el esófago) favorecen la producción de ácidos, aumentan la inflamación y afectan los procesos digestivos.

Según las investigaciones muchos de estos efectos también pudieron notarse ante el consumo excesivo de cafeína.

4. Realiza cambios en tu posición para dormir

Los síntomas del reflujo suelen empeorar durante la noche, especialmente si ingeriste una cena abundante. Esta situación interfiere en el descanso, en la buena calidad del sueño y empeora los procesos digestivos en general.

Además de una comida más liviana, otro de los buenos remedios caseros para la acidez estomacal es cambiar la posición de descanso: con dos tacos de madera, levanta el cabezal de la cama.

Esto se vale de la gravedad para que los jugos no tengan el camino tan fácil hacia arriba. Además, con un buen descanso, se regulan las hormonas y se estabiliza la producción de enzimas digestivas.

5. Control del estrés

El estrés no es sólo un síntoma psicológico. Es una poderosa reacción química que provoca grandes desequilibrios en el organismo especialmente a nivel hormonal, es decir, afectando a casi todos los sistemas del cuerpo.

El sistema digestivo no está exento de ello. La intensidad de los síntomas y la frecuencia con que aparezca la acidez estomacal dependerá en gran medida de tu nivel y poder de control del estrés.

Un estudio publicado en el año 2013 en el Journal of Digestive Diseases and Sciences encontró que los síntomas de esofagitis y de reflujo se veían estrechamente asociados a los niveles de estrés psicosocial (que dispara la producción de cortisol y provoca un desbalance químico). Conclusión: Los altos niveles de estrés, sumados a los problemas de sueño y los desbalances químicos provocan indigestión y favorecen el reflujo gástrico.

Otros remedios caseros para la acidez estomacal son, entonces, las herramientas que desarrollamos para controlar el estrés. ¿Cómo manejas las presiones laborales y económicas? ¿Cuántas horas de sueño completas al día? ¿Haces todo lo posible para “despejar” la mente y descansar cuando el cuerpo así lo requiere? Responder estas preguntas es indispensable para conocer si estás actuando favorablemente o en contra de tu acidez estomacal.

Muchas personas logran controlar efectivamente el estrés practicando un deporte regularmente, yoga, meditación, escribiendo, a través de aceites terapéuticos, acupuntura, etc.

6. Regula el consumo de medicamentos

Evalúa también si el consumo de ciertos medicamentos no empeora los síntomas de reflujo. Esto suele suceder con la píldora anticonceptiva, los antiinflamatorios no esteroides e incluso con la medicación de la hipertensión.

Si notas algún cambio o síntoma luego de consumirlos, no dudes en consultar con un especialista que te ayude en la sustitución del fármaco.

Suplementos que ayudan a controlar la acidez estomacal

Hasta aquí sabemos que controlar los alimentos que ingerimos, obtener un peso saludable, manejar el estrés y mantener una buena rutina de sueño son los factores fundamentales para lograr una buena salud gástrica.

Además, existen algunos suplementos que, si bien no solucionan el problema de raíz, nos ayudan a lograr nuestros objetivos de forma más rápida. Estos suplementos son verdaderos remedios caseros para la acidez estomacal que puedes conseguir en tiendas naturistas e incluso farmacias:

  • ENZIMAS DIGESTIVAS: Ayudan en la digestión de los alimentos y previenen la acumulación de ácidos. Se consumen 1 o 2 cápsulas antes de cada comida, hasta que los síntomas desaparezcan.
  • BETAÍNA CON PEPSINA: Más enzimas digestivas, sólo que estas son específicamente unas segregadas por el estómago. Ayudan a controlar los síntomas cuando existe mucha producción ácida. Se consume una pastilla de 650 mg antes de cada comida.
  • PROBIÓTICOS: Son bacterias beneficiosas que equilibran nuestra flora gástrica. Si bien están presentes en los alimentos fermentados, también se pueden consumir de 25 mil millones a 50 mil millones de probióticos de alta calidad diariamente.
  • MAGNESIO: Muchas personas presentan déficit de magnesio y lo desconocen. La baja presencia de este mineral en la dieta provoca múltiples síntomas que desconocemos, mientras que su ingesta nos permite: relajar los músculos, mejorar la calidad de descanso, favorece el control del estrés, etc. Consume 400 mg de magnesio una o dos veces al día.
  • L-GLUTAMINA: Es un aminoácido que ha demostrado ser muy efectivo como todos los remedios caseros para la acidez estomacal que aquí mencionamos. Los estudios afirman que es un tratamiento contra la colitis ulcerosa y el intestino irritable. Consumir 5 gramos al día serían suficientes para mejorar los procesos digestivos.

Remedios caseros para la acidez estomacal

Para acabar con el ardor y la sensación de quemazón existen diversos remedios caseros para la acidez estomacal. Algunos son del tipo “consejo de la abuela” que se han transmitido de generación a generación por su efectividad e inmediatez. Otros requieren de más tiempo o de varias dosis, aunque presentan un resultado más duradero.

Pruébalos antes o después de las comidas importantes del día, ¡pero tenlos siempre a mano!

 1. Zumo de zanahoria

  • Pela 4 zanahorias y lava 2 hojas de lechuga grandes.
  • Coloca los ingredientes en una licuadora junto con 1 vaso de agua.
  • Licua bien hasta formar un preparado homogéneo.
  • Bebe todas las mañanas en ayunas, durante una semana para lograr una protección gástrica a la vez que desintoxicas el organismo.

2. Huevo y aceite de oliva

  • Mezcla bien la clara de un huevo con una cucharada de aceite de oliva.
  • Consume al sentir los síntomas, después de una comilona importante o al notar la indigestión.
  • Este remedio no debe ser consumido por niños o personas con el sistema inmune debilitado.

3. Infusión de ajenjo

  • Coloca 350 ml de agua a hervir, junto con una ramita de ajenjo.
  • Después de 10 minutos, tapa el recipiente y apaga el fuego.
  • Deja reposar por 5 minutos, filtra el preparado y bebe.
  • Consume una taza al día, durante 20 días para mejorar los procesos digestivos.

4. Agua de dátil

  • Coloca 3 dátiles en un recipiente y vierte sobre ellos 300 ml de agua hirviendo.
  • Deja reposar por 10 minutos, con el recipiente tapado.
  • Bebe el líquido después de cada comida o cuando sientas la quemazón.

Recuerda que los remedios caseros para la acidez estomacal pueden perjudicar algunas condiciones como diabetes, problemas renales o hipertensión. Consulta con un especialista antes de probarlos.

5. Infusión de boldo y alcachofa

  • Coloca 350 ml de agua en un recipiente y lleva a hervir.
  • Añade 1 cucharada de boldo seco y 1 hoja de alcachofa. Deja coser por 5 minutos.
  • Retira del fuego, tapa el recipiente y deja reposar por 10 minutos.
  • Filtra el preparado y bebe una taza al día, antes de dormir, durante 20 a 30 días.

6. Salvia y cedrón

  • Haz una mezcla que contenga 30 gr de cedrón y 30 gr de salvia.
  • Añade 1 cucharadita de la mezcla a 300 ml de agua hervida.
  • Deja reposar por 10 minutos para lograr una infusión.
  • Filtra y bebe una taza después de cada comida importante del día.

7. Albahaca

  • Coloca 1 litro de agua en una cacerola y lleva a hervir.
  • Añade 15 gramos de albahaca seca y cocina por 5 minutos.
  • Tapa y deja reposar por 10 minutos.
  • Bebe tres tazas al día: una después de cada comida importante.

8. Hidratación

Aunque no lo creas, uno de los remedios caseros para la acidez estomacal que mejor actúa es el más sencillo: el agua. Beber al menos dos vasos de agua después de cada comida ayuda a diluir el ácido y acaba con la sensación de ardor y quemazón.

9. Jugo de patata

La patata contiene compuestos que neutraliza los ácidos del estómago por lo que con ella se pueden realizar grandes remedios caseros para la acidez estomacal. También regula la producción de jugos evitando que se sigan segregando aún más (ideal para los pacientes con gastritis).

Para preparar un excelente remedio natural:

Ingredientes:

  • 1 patata mediana
  • 250 ml de agua

Preparación:

En una licuadora o juguera obtén el zumo de la patata. Fíltralo para retirar la pulpa y diluye en los 250 ml de agua.

Bebe los remedios caseros para la acidez estomacal de patata luego de ingerir comidas muy pesadas, no antes.

10. Bicarbonato de sodio

Muchos remedios caseros para la acidez estomacal se realizan con bicarbonato de sodio debido a sus propiedades alcalinas.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 200 ml de agua

Preparación:

Diluye el bicarbonato en el vaso de agua.

Bebe despacio al experimentar los primeros síntomas de acidez estomacal.

11. Infusión de anís

Si bien el anís conforma uno de los mejores remedios caseros para la acidez estomacal, los pacientes deben tener mucho cuidado al consumirlo ya que algunos son alérgicos a él.

Antes de beber todo el preparado, comienza con un pequeño sorbo y analiza si hay síntomas alérgicos o no.

Ingredientes:

  • 6 g de anís
  • 250 ml de agua

Preparación:

Pon el agua al fuego hasta que hierva. Añade el anís y deja hervir por 10 minutos. Tapa el recipiente, retira del fuego y deja reposar por 10 minutos más. Filtra y bebe antes de las comidas importantes del día para evitar la indigestión.

12. Decocción de jengibre

Desde la antigüedad que esta raíz es valorada por sus propiedades beneficiosas para el sistema gastrointestinal. Tiene un ligero efecto alcalino que neutraliza la acidez del estómago. Para lograr un balance, se debe ingerir este tratamiento de forma diaria.

Las infusiones con jengibre no sólo son remedios caseros para la acidez estomacal, sino también para reforzar el sistema inmune y favorece la circulación de la sangre.

Ingredientes:

  • Una rodaja de raíz de jengibre de aproximadamente 3 g
  • 350 ml de agua

Preparación:

Coloca el agua al fuego para hervir. Añade el jengibre y realiza una decocción de 15 minutos. Retira del fuego y deja reposar por 5 minutos más. Filtra y bebe, diariamente.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top