5 Remedios caseros para Cortar la diarrea

5 Remedios caseros para Cortar la diarrea de manera natural

Los remedios caseros para la diarrea, al tratarse de una afección tan común, son indispensables ya que nos alejan de los medicamentos tan innecesarios en estos casos.

Es importante entender también que la diarrea es un mecanismo importante para nuestro organismo ya que es la forma de eliminar rápidamente el patógeno que se encuentra dañando al organismo. Sin embargo, una diarrea excesiva nos lleva a la deshidratación.

Contar con remedios caseros para la diarrea es lograr el equilibrio que los fármacos no consiguen. Los medicamentos frenan esa respuesta natural de raíz, mientras que la medicina natural brinda propiedades suaves que fortalecen el cuerpo acompañan las respuestas naturales del mismo.

Los mejores remedios caseros para la diarrea

Elaborar remedios caseros para la diarrea es la manera adecuada de conseguir un equilibrio entre el tratamiento de la afección, la recuperación y el manejo de los síntomas.

Con las siguientes recetas conseguirás ayudar al cuerpo a defenderse del microorganismo patógeno que lo está atacando, a fortalecer el sistema digestivo, pero a su vez, evitar que este continúe haciendo daño y permanezca más tiempo del necesario empeorando la infección.

Además de llevar a cabo estos tratamientos, te aconsejamos llevar una dieta saludable, de fácil digestión y beber mucho líquido para evitar la deshidratación.


Si necesitas conocer más acerca de la diarrea, te recomendamos leer nuestro artículo “Diarrea: Síntomas, causas y factores de riesgo”.


1. Jarabe de manzana y miel

Las propiedades astringente de la manzana, junto con las vitaminas de la zanahoria son especiales para elaborar remedios caseros para la diarrea. Además, son económicas y fáciles de conseguir.

Combinadas con los poderes antibacteriales y antivíricos de la miel lograrás un jarabe natural que funciona de manera integral:

Ingredientes:

  • ½ zanahoria
  • ½ manzana roja grande
  • ¼ taza de miel pura, cruda
  • c/n de agua pura

Preparación:

  • Pela muy bien la zanahoria y la manzana.
  • Pasarlas por un rallador y cortarlas en finas hebras.
  • Colocarlas en un bol resistente al calor y cocinarlas a baño maría durante 30 minutos.
  • Si notas el preparado muy seco, añade un pequeño chorro de agua.
  • Después de 30 minutos los ingredientes estarán lo suficientemente blandos como para machacarlos. Hazlo para que terminen de soltar sus jugos y añade la miel. Cocina por 5 minutos más.
  • Retira del fuego y deja enfriar.
  • Conserva en un recipiente de vidrio con tapa hermética.

Tratamiento

Consume dos cucharadas de este brebaje al día. Ante una diarrea muy fuerte, aumenta la dosis a 3 por día.

Conservar tapado en el refrigerador por hasta 20 días.

2. Tormentila

La tormentila, también conocida como consuelda roja o sietenrama, es una hierba originaria de Europa. La raíz es de color rojo y se ha encontrado en ella la propiedad de detener las diarreas.

Una de las mejores formas de consumirla es a través de tinturas que se adquieren en tiendas naturistas. En la medicina natural se recomienda para tratar problemas de gastroenteritis, diarrea y enterocolitis.

Con la tintura de tormentila puedes realizar remedios caseros para la diarrea o puedes ingerirla varias veces al día, sola. La dosis varía de 10 a 30 gotas según la intensidad del cuadro.

Otra forma de aprovechar sus maravillosas propiedades es a través de una infusión sencilla la cual debe ser bebida al menos tres veces al día mientras dure la diarrea. La infusión también cuenta con beneficios calmantes que ayudan a controlar los cólicos intestinales.

Sigue esta receta para elaborarla:

Ingredientes:

  • 3 cucharaditas de raíz seca de tormentila
  • 250 ml de agua

Preparación:

  • Poner a hervir el agua en un recipiente.
  • Sin retirar del fuego, añade las raíces y deja cocinar por 5 minutos.
  • Retira del fuego, tapa y deja reposar por 10 minutos.
  • Filtra el preparado y bebe.

Tratamiento:

Bebe entre 3 a 4 tazas al día. Los remedios caseros para la diarrea buscan controlar los síntomas por lo que se aconseja ingerirlos cuando aparezcan dolores , cólicos intestinales, malestar generalizado, necesidad de rehidratación, etc.

3. Manzanilla

La manzanilla es una excelente hierba para calmar los cólicos estomacales, intestinales y mejorar los síntomas generales de la diarrea. Esto se da por sus grandes propiedades antiespasmódicas.

Para lograr un buen efecto, se debe beber la infusión varias veces al día y siempre que se sientan dolores digestivos. Si deseas elaborar una buena decocción relajante y antiespasmódica:

Ingredientes:

  • 1 puñado de flores secas de manzanilla
  • 1 puñado de tilo
  • 300 ml de agua

Preparación:

  1. Coloca todos los ingredientes en una cacerola y lleva a fuego muy lento.
  2. Una vez que hierva, deja cocinar por 15 minutos con el recipiente tapado.
  3. Pasado ese tiempo retira del fuego y deja reposar 10 minutos sin destapar.
  4. Filtra el preparado y bebe. Repite cuantas veces lo creas necesario para calmar los cólicos y calambres.

4. Hojas de guayabo

Otros remedios caseros para la diarrea muy exitosos son los elaborados a base de guayabo (la planta que tiene como fruto la guayaba), muy utilizado especialmente en Centro América.

Puedes aprovechar sus propiedades astringentes realizando un jarabe poderoso:

Ingredientes:

  • 40 g de hojas de guayabo secas
  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de harina de pepa tostada de aguacate

Preparación:

  1. En primer lugar, es necesario realizar la harina de pepa de aguacate: Para lograr realizarla debemos tostarla muy bien. Colócala en una fuente para hornos y lleva a una temperatura fuerte. Deja hornear hasta que la notes completamente seca. Finalmente utilizar una procesadora y procesarla hasta que se convierta en polvo. Conservar en frasco de vidrio limpio.
  2. Por otro lado, coloca el agua y las hojas de guayabo en una cacerola y lleva a fuego moderado hasta que hierva.
  3. Cocina 5 minutos con cacerola tapada. Luego retira del fuego y sin destapar deja reposar por 15 minutos.
  4. Filtrar el líquido y añadir la cucharada de harina de pepa de aguacate.

Tratamiento:

Bebe ½ taza del brebaje cada vez que sientas dolores estomacales, intestinales o se disparen la cantidad de deposiciones.

5. Agua de arroz para frenar la diarrea

El agua de arroz es realmente uno de los mejores remedios caseros para la diarrea ya que ayuda a cortarla casi de manera inmediata. Además, es rica en almidón y no sólo funciona para rehidratar el cuerpo, sino también para brindarle mucha energía.

Estos son algunos de los beneficios del agua de arroz cuando se ingiere como parte de un tratamiento medicinal complementario:

  • Tratamiento contra la gastroenteritis y la colitis: Con el agua de arroz se pueden elaborar todos los remedios caseros para la diarrea, sustituyendo el agua común. ¿Por qué? Porque es rica en electrolitos lo que favorece la rehidratación de manera rápida.
  • Mejora la salud gastrointestinal: Regula el movimiento intestinal, facilita la digestión y equilibra la flora bacteriana combatiendo las bacterias perjudiciales.
  • Mejora la salud en general: Aporta inositol un compuesto que ayuda a mantener el buen estado de las células nerviosas. Nuestro cuerpo también lo utiliza para metabolizar los lípidos, crear neurotransmisores e impide que la grasa se deposite en el hígado. Cumple funciones importantes en la circulación sanguínea, reduce el colesterol, mejora el estado de la piel, el cabello y aumenta la capacidad reproductiva.
  • Aporta antioxidantes: Es rica en ácido aminobenzoico, un antioxidante que favorece la salud de la piel que evita el daño, principalmente, de los rayos del sol.
  • Multivitamínico: Además de rehidratar y equilibrar los electrolitos, aporta vitaminas y minerales que fortalecen la salud del enfermo y su sistema inmunológico.

¿Cómo preparar agua de arroz?

Por fortuna, los remedios caseros para la diarrea son muy sencillos… y el agua de arroz no es la excepción. Se puede aprovechar el agua del hervor de cualquier arroz y no requiere una elaboración mayor.

Una receta sencilla, económica y muy eficaz. Además, no sólo funciona para detener la diarrea, sino también para fortalecer el cuerpo. Realiza esta preparación siempre que necesites combatir la fatiga, aumentar la energía, favorecer la salud de la piel y el cabello, entre otros.

Ingredientes:

  • 1.5 l de agua pura
  • 50 g de arroz (el que prefieras y puedas luego consumir ya que no se desaprovecha)

Preparación:

  1. En primer lugar, verter el arroz dentro de 1 litro de agua y dejar en remojo durante 15 minutos.
  2. Llevar a fuego medio hasta que hierva, por 18 minutos aproximadamente.
  3. Filtrar el preparado y separar el arroz del agua de cocción. Conserva el arroz para el consumo. Añade los 500 ml de agua al agua de cocción del arroz y conserva en un recipiente de vidrio.
  4. Puedes añadir unas gotas de limón si necesitas mejorar el sabor o añadir jengibre y menta.

Tratamiento:

Para detener la diarrea es necesario beber un litro al día, a lo largo de todo el día. Como generalmente la diarrea no dura más de dos o tres días, el tratamiento normal con agua de arroz suele durar 48 hs, pero esto dependerá del cuadro.

5 consejos para tratar la diarrea naturalmente y respetar los procesos del cuerpo

1. Cuida muy bien la dieta ya que será determinante en la curación

Básicamente, la alimentación debe estar compuesta por comidas saludables, específicamente aquellas que ayuden en la digestión y que no sean irritantes o inflamatorios. Además de probar algunos remedios caseros para la diarrea, es importante prestar atención a la forma y calidad de todo lo que nos llevamos a la boca.

Entonces, ¿qué debemos comer cuando padecemos diarrea? A continuación, te contamos algunos sencillos consejos respecto a los hábitos, calidad y cantidad a la hora de consumir alimentos mientras sufrimos los molestos síntomas de esta enfermedad:

  • Lleva una alimentación ligera: No sólo debes atender la calidad de los alimentos sino también la porción. Es mejor ingerir varios alimentos livianos a lo largo de todo el día que pocas comidas abundantes. Probablemente, mientras dure la diarrea, no haya mucho apetito: aún mejor para hacer un picoteo saludable y liviano.
  • Alimentos de digestión fácil: Los alimentos generalmente saludables, como muchas de las verduras de hoja, no son necesariamente fáciles de digerir. Por esto es muy importante hacer foco en aquellos que no interrumpen los procesos digestivos, ni los perjudica. Los alimentos más suaves para la digestión son los granos enteros simples, manzanas, plátanos y arroz. Además, la fibra que aportan estos alimentos da volumen a las heces.
  • Aceite de linaza: Una de las propiedades del aceite de linaza es mejorar los síntomas de la diarrea.
  • Batidos de frutas y vegetales: Una buena opción para aportar energía, sin embargo, muchas personas reaccionan mal al exceso de azúcar.
  • Infusiones con menta y jengibre: A todas las infusiones de hierbas, agrégale un poco de raíz de jengibre y endulza con miel. Todas las propiedades de estos ingredientes se combinan para calmar los dolores, mejorar las deposiciones, acabar con los cólicos y reducir la inflamación.

Alimentos que debes evitar

Si estás cuidando tu dieta y probando algunos remedios caseros para la diarrea, entonces también deberás evitar algunos alimentos que favorecen a la diarrea.

  • LÁCTEOS: Los lácteos que se encuentran comúnmente en el mercado cuentan con una gran cantidad de azúcares y sustancias que los convierten en un alimento procesado. Cambio por lácteos crudos como el yogur natural o el kéfir que además son fermentos ricos en probióticos.
  • ALERGENOS: Muchas veces la causa real de la diarrea es una alergia o una intolerancia a algún alimento. Probablemente los remedios caseros para la diarrea te ayuden a controlarla, sin embargo, si no quitas los alergenos de la dieta, los síntomas volverán. Por unos días evita el gluten, los frutos secos, mariscos, entre otros, luego ve introduciéndolos poco a poco y advierte si alguno provoca una reacción en tu cuerpo.
  • ACEITES PROCESADOS Y GRASAS: Las grasas de mala calidad, como las hidrogenadas, sensibilizan el estómago lo cual puede derivar en una desmejora. Dentro de este grupo se incluyen aceites refinados, comidas rápidas, botanas fritas, quesos con un elevado contenido de grasa, aceites vegetales, embutidos, carnes procesadas, etc.
  • AZÚCARES REFINADOS, AZÚCAR AÑADIDO Y EDULCORANTES ARTIFICIALES: Las bacterias perjudiciales se alimentan del azúcar lo que podría empeorar la diarrea. Además, el azúcar refinado disminuye el poder del sistema inmunológico, mientras que los edulcorantes artificiales son considerados alergenos.
  • CAFEÍNA: La cafeína se considera una bebida irritante si la persona sufre algún tipo de malestar digestivo. Estimula los músculos del tracto intestinal lo que aumentaría las deposiciones. Además, sensibiliza al estómago.
  • BEBIDAS INDUSTRIALES AZUCARADAS Y/O GASIFICADAS.
  • ALCOHOL: También es una sustancia irritante.

2. No descuides tu hidratación

Muchas veces creemos que los síntomas de la diarrea podemos controlarlos con remedios caseros para la diarrea mientras que, en realidad, sólo estamos controlando la deshidratación.

En numerosas oportunidades creemos que la debilidad, la fatiga o los mareos son propios de la enfermedad, sin embargo, son síntomas del comienzo de una deshidratación. Con las heces acuosas el cuerpo realmente pierde mucho líquido en muy poco tiempo.

Beber suficiente líquido mejora el estado de ánimo del paciente, brindando la sensación de mayor energía. Los días con más deposiciones, se recomienda beber entre 300 a 400 ml de líquido cada media hora.

Para no cansarte del agua puedes ingerir infusiones de hierbas, caldo de huesos, agua de coco o zumo de frutas no irritantes. Evita beber mucha agua de repente. Idealmente debe estar repartida a lo largo de todo el día de lo contrario el estómago puede verse forzado y empeorar la diarrea.

La orina será un gran indicador. Cuando notes que se vuelve de color amarillo oscuro en muy pocas micciones, entonces bebe líquido hasta que estas se vuelvan de color amarillo claro.

3. El descanso forma parte del tratamiento

Los días que dure la enfermedad, evita realizar ejercicio en exceso o fuerza sobre exigiendo al cuerpo, ya que el organismo necesita energía para recuperarse y probablemente sientas luego una gran debilidad.

Además de remedios caseros para la diarrea, necesitarás descansar lo suficiente incluso aunque no tengas sueño. No se trata de realizar reposo, sino de no procurar extenuar el organismo mientras pelea contra la bacteria o el virus.

Por la noche serán necesarias al menos 8 horas de sueño si quieres que el sistema inmunológico continúe actuando y funcione de manera adecuada. Para lograr todo esto también necesitarás controlar los niveles de estrés y mantenerlo bajo control.

4. Suplementos complementarios

Algunos suplementos pueden mejorar la salud gastrointestinal, especialmente si la diarrea dura más de tres días lo que implica una pérdida mayor de líquido, un gran desbalance bacterial e irritación en el tracto digestivo.

Los siguientes suplementos son complementarios a los remedios caseros para la diarrea en caso de querer probarlos:

  • Probióticos: La dosis recomendada es de 50 mil millones de unidades diariamente. Son las bacterias beneficiosas que ayudan a equilibrar la flora intestinal. Fortalecen las funciones y mejoran los procesos digestivos. Todo esto lleva a una mejora en el sistema inmunológico ya que más del 70% de él se encuentra en los intestinos. Se pueden ingerir en suplementos o a partir de alimentos fermentados.
  • Enzimas digestivas: También se consumen en cápsulas y ayudan a absorber mejor los nutrientes. Están especialmente recomendadas después de diarreas intensas, mientras se reconstruye la flora bacteriana. La dosis: 2 cápsulas antes de cada comida.
  • Glutamina: La glutamina es un aminoácido que repara el tracto digestivo. Se consigue en polvo y suele ser administrada a personas con diarrea crónica. La dosis recomendada es de 5 gramos, dos veces al día. Para las personas con diarrea aguda la pueden consumir de forma natural en un caldo de huesos, por ejemplo.
  • Aloe vera o sábila: El gel del aloe se consume para suavizar las paredes del tracto gástrico que pueden estar irritadas, es decir, cura los revestimientos internos. Como uno de sus efectos es el de suavizar las heces, se recomienda consumir cuando la diarrea ha cesado. Añade un trozo de gel de aloe en tus zumos naturales.

5. Remedios caseros para la diarrea con aceites esenciales

Muchos aceites esenciales comunes forman grandes remedios caseros para la diarrea que ayudan a reconstituir los revestimientos internos y reforzar el sistema inmunológico.

El aceite esencial de menta, por ejemplo, es un poderoso desinflamante intestinal que calma los cólicos y reduce las heces acuosas volviéndolas más consistentes. En las investigaciones pudo determinarse que las sustancias activas como el mentol o la monoterpina del aceite esencial de menta son antiespasmódicos (bloquean los canales calcio de dentro de los músculos lisos).

Por lo tanto, los remedios caseros para la diarrea con aceites esenciales son muy eficaces para calmar los dolores y los calambres intestinales. Los estudios incluso encontraron mejores resultados en aquellas personas que padecen síndrome del intestino irritable.

¿Cómo lograr detener la diarrea en bebés y niños?

Esto es una preocupación especial ya que los niños y los bebés son más susceptibles a la deshidratación. Algunos remedios caseros para la diarrea pueden ser de gran ayuda ya que tienen como objetivo la rehidratación rápida del organismo, sin embargo, no todos son aptos para los niños y definitivamente están prohibidos para los bebés.

Otro de los problemas que se presentan es que, a su vez, en esta edad son dos veces más propensos a padecer diarreas ya sea por virus o bacterias como por alergias o susceptibilidades debido a que su sistema inmunológico no se encuentra 100% desarrollado. Los adultos, a lo largo de la vida, desarrollan defensas que les permiten sufrir menos diarreas.

Por ejemplo: el 3% de los bebés son alérgicos a los lácteos, el 5% a la albumina de los huevos, etc. Ante esto los síntomas que se presentarán son erupciones cutáneas, vómito y diarrea. Los medicamentos antidiarreicos no se administran en niños o bebés.

Para detener la enfermedad, sigue estos consejos:

  1. Ofrece al niño o al bebé mas liquido de lo normal. Pueden beber leche materna, una infusión de hierbas, una limonada suave, agua con pepino, etc.
  2. Evita los jugos artificiales, gasificados o llenos de azúcares. Si ofreces zumos naturales intenta añadirles mucha agua para diluirlos y que los azúcares naturales no sean tan elevados.
  3. Encontrar una fuente de electrolitos saludable y segura. El agua de coco suele ser la más recomendada por los pediatras. Existen otras bebidas y preparados especialmente creadas con este fin que suelen venderse en farmacias, ricas en sodio. Consulta con un especialista de confianza antes de administrárselas a un niño.
  4. También ofrece alimentos ricos en probióticos. Los yogures naturales con alguna fruta suelen tener éxito entre los infantes. Procura que contenga más yogur que fruta y asegúrate que el niño no sufra algún tipo de alergia o intolerancia.
  5. Si el bebé tiene irritada toda la zona del pañal debido al contacto del ácido de las heces y por cambiar frecuentemente, es mejor utilizar un paño suave y agua tibia. Sustituye las toallas húmedas del mercado y el jabón ya que resecan la piel. Finalmente utiliza una barrera de crema protectora.
  6. La diarrea no debe durar más de tres días, en tal caso, consulta con un pediatra.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top