15 remedios caseros para la gripe y el control de sus síntomas

remedios caseros para la gripe

Los remedios caseros para la gripe pueden acelerar el tiempo de curación. Además, nutren el cuerpo, fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a aliviar los molestos síntomas de la infección.

Es importante cuidar al organismo de forma integral para lograr recuperar la salud. El estrés, la mala alimentación o los problemas de descanso debilitan el cuerpo y lo vuelven propenso a las infecciones.

Aquí te contamos los mejores 15 remedios caseros para la gripe que te ayudarán a obtener un tratamiento integral que podrás personalizar según tus necesidades.

Datos generales sobre la gripe

La gripe es una enfermedad infecciosa, causada por un virus (llamado influenza) que ataca principalmente el sistema respiratorio. En casos más complejos y extraños, se pueden ver afectados el sistema cardíaco, el nervioso y los músculos.

El virus es muy contagioso y se transmite a través de secreciones nasales y saliva. Si bien la mayoría de los casos se resuelven espontáneamente, hay grupos de riesgo que necesitan atención especial. Niños menores de 5 años, adultos mayores a 65 años, asmáticos y personas con un sistema inmunológico comprometido son los que más cuidados deben tener.

Síntomas

  • Fiebre superior a 38.5º C
  • Tos seca (puede ser productiva hacia el final de la enfermedad causada por la cantidad de secreciones)
  • Secreciones nasales y bronquiales
  • Dolores musculares, articulares y malestar generalizado
  • Cefaleas
  • Fatiga
  • Malestar estomacal que puede desencadenar vómitos o náuseas
  • Diarrea, especialmente en niños

Conoce: “¿Qué es la gripe? Previénela con estos consejos saludables”

15 remedios caseros para la gripe

Entonces, una vez que contraemos la enfermedad, ¿nos sentamos a esperar que se vaya y aguantamos todo sin quejas? ¡Claro que no! Existen muchos remedios caseros para la gripe que aceleran la recuperación y calman los síntomas.

Muchos de estos remedios caseros para la gripe contienen poderosos nutrientes como vitaminas, que son antioxidantes y fortalecen el organismo.

Otros, se preparan con ingredientes expectorantes o que alivian la tos. Además, siempre es necesario prestar atención a la hidratación y calmar los dolores para lograr un buen descanso.

A continuación, te mostramos una larga lista de remedios caseros para la gripe que puedes probar según sean tus síntomas.

1. Prestar atención a la alimentación

“Que el alimento sea tu medicina” es una frase de Hipócrates muy acertada, especialmente cuando de virus hablamos. La alimentación es un pilar fundamental en nuestra salud. Las comidas cotidianas y nuestros hábitos alimenticios son los remedios caseros para la gripe que estás buscando.

Estos son algunos factores para tener en cuenta:

  • Salud digestiva: Cuidar la digestión es esencial, al igual que mantener una saludable flora intestinal. Evitar los alimentos difíciles de digerir o muy irritantes como las comidas procesadas. En cambio, consume caldos de huesos, con muchos vegetales, infusiones calmantes pero digestivas.
  • Inapetencia: Si no tienes hambre, no te obligues a comer. La inapetencia es un síntoma común de la gripe.
  • Agua: La hidratación no puede faltar entre tus remedios caseros para la gripe. El agua es esencial para expulsar el virus del cuerpo. Bebe al menos 2 litros de agua por día. Refuerza esto, además, añadiendo infusiones.
  • Infusión de limón y miel: El limón es rico en vitamina C. La miel es excelente para reforzar el sistema inmune y calmar los dolores de garganta. Añade canela a la receta para disminuir la producción de secreciones.
  • Infusión de jengibre: El jengibre ayuda a combatir la tos, calma los ardores, levanta el ánimo, mejora la respiración y ayuda al sistema inmune.
  • Cebolla: Respirar vapores de cebolla ayuda a descongestionar y calmar los ataques de tos.

2. Aceite esencial de orégano

Las investigaciones han comprobado que el aceite de orégano es un poderoso antiviral y antibiótico natural.

Si bien no existen un estudio específico sobre su efecto sobre la gripe, sí existen sobre su poder antiviral.

Para consumirlo, es necesario que adquieras aceite esencial de orégano para consumo (hay otro que sólo se puede aplicar de forma tópica y es sumamente tóxico si se ingiere). La dosis recomendada es 500 mg, dos veces al día, durante dos o tres días. Puedes comprarlo en cápsulas.

3. Vapores de agua

Los vapores de agua son remedios caseros para la gripe muy antiguos. Este consejo “de la abuela” es realmente muy efectivo.

La humedad de los vapores hidrata las vías respiratorias permitiendo que el cuerpo expulse el virus. Además, se logra expectorar mucosidades, mejora la respiración, alivia ardores, calma ataques de tos, mejora el ánimo y limpia el tracto respiratorio superior.

Puedes hacer vapores en la ducha y respirar allí con tranquilidad durante algunos minutos.

Otra opción es hacer vapores en una cacerola, inclinarse allí para aspirar y tapar la cabeza con una toalla para que los vapores no se escapen.

Esta segunda opción, además, brinda la posibilidad de añadir ingredientes que mejores el tratamiento: esencia de menta o eucalipto, cebolla, clavo de olor, manzanilla para tranquilizar al paciente, lavanda para mejorar el descanso, etc.

4. Quiropraxia

La quiropraxia atiende las necesidades del sistema nervioso e impulsa su correcta funcionalidad.

En el año 1918 se desató una epidemia de gripe. En aquella época, los pacientes que fueron atendidos con quiropraxia presentaron mayor tasa de supervivencia, que aquellos que no recibieron este tratamiento.

En el año 2011 un estudio confirmó que el tratamiento quiropráctico estimula la respuesta inmune.

5. Vitamina C

Muchos de los remedios caseros para la gripe son ricos en vitamina C. Los estudios han podido confirmar que, si bien no funciona para prevenir, la vitamina C acelera el tiempo de recuperación.

Además, es un poderoso antioxidante que aumenta las células blancas del cuerpo, fortaleciendo el sistema inmune.

Cuando contraemos una infección, puede que la cantidad de vitamina C que ingerimos a través de la alimentación no sea suficiente para acelerar los procesos de curación. Por ello, puedes ingerirla a través de suplementos.

La dosis recomendada ronda entre 1g y 4g como máximo, al día.

6. Raíz de malvavisco

El malvavisco (y no hablamos de la golosina) es una planta herbácea cultivada desde hace siglos y valorada por sus propiedades medicinales incomparables.

La raíz es rica en mucílago, una sustancia química viscosa, presente en algunas plantas. El mucílago ayuda a aliviar los dolores de garganta, la tos seca y ayuda a deglutir. Además, calma los ataques de tos nocturnos.

Una investigación afirmó que los pacientes tratados con jarabe de raíz de malvavisco, tomillo y hiedra manifestaban un alivio inmediato de los síntomas respiratorios. Después de 12 días de tratamiento sintomático ininterrumpido, el 90% de los participantes confirmaban el éxito del medicamento.

7. Zinc en los remedios caseros para la gripe

El zinc es un mineral esencial para nuestro organismo. Es decir que es fundamental para la subsistencia humana.

Tiene un papel importante apoyando las funciones inmunes del organismo. Si bien es indispensable, una sobredosis de zinc resulta perjudicial.

Para prevenir o tratar los síntomas de la gripe, se deben consumir de 50 a 80 mg de Zinc al día. Idealmente, comenzar el tratamiento ni bien se manifiesten los síntomas (y no por más de 3 días).

8. Vitamina D

La vitamina D no es un nutriente que podamos adquirir a través de la alimentación regular. Nuestro cuerpo la sintetiza a través de la exposición solar. Es decir, podemos fabricarla a partir de la luz solar.

A través de ella, el cuerpo puede regular más de 2000 genes, incluidos los del sistema de defensas.

Según las estadísticas, alrededor del 90% de la población presenta algún grado de deficiencia de vitamina D. Se cree que las grandes ciudades y el ritmo laboral actual son los principales factores influyentes.

Además, se pudo comprobar que dicha deficiencia vuelve a la persona más propensa a padecer enfermedades e infecciones en general.

¿Qué intentamos decirte con esto? Que uno de los mejores remedios caseros para la gripe es la exposición al sol, diariamente. Procura hacerlo en los horarios permitidos, al menos 10 minutos, con los brazos descubiertos y sin protección.

9. Bromelina

La bromelina es una enzima presente en algunos alimentos. La piña es la principal fuente de bromelina, especialmente en el centro de la fruta.

Con esta enzima se pueden elaborar grandes remedios caseros para la gripe ya que posee propiedades antiinflamatorias y mucolíticas. Puedes adquirir suplementos de bromelina en tiendas naturistas.

Consume un comprimido al día para aliviar la tos, mejorar la congestión y liberar los bronquios.

10. Probióticos como remedios caseros para la gripe

Reforzar o recambiar las bacterias de la flora intestinal puede llegar a ser un gran impulso para el sistema inmunológico.

Por otro lado, en 2017 se realizó una investigación donde se observó que la cepa Bacillus tiene actividad anti-influenza, inhibiendo el virus completamente.

La bacillus es un tipo de bacteria beneficiosa que se aloja en el intestino. Los estudios relacionan esta cepa con la prevención de enfermedades, la longevidad y la salud del sistema digestivo en general.

Incluso se comprobó que, la ingesta de prebióticos y probióticos durante la inmunización de un paciente (vacunación contra la gripe), aumenta considerablemente los efectos de la vacuna. Se pudo afirmar en un estudio controlado y los pacientes presentaban mayor protección inmune cuando consumían estos suplementos.

11. Levadura de Cerveza

Los suplementos de levadura de cerveza contienen vitamina B, cromo y mucha proteína. Estos suplementos son grandes remedios caseros para la gripe, el resfriado y cualquier enfermedad respiratoria.

El Centro Médico de la Universidad de Michigan pudo confirmar que consumir suplementos de levadura de cerveza es suficiente para reducir la intensidad de los síntomas de la gripe.

12. Equinácea

La equinácea es una poderosa hierba originaria de Norteamérica, con propiedades antiinflamatorias comprobadas.

En el año 2000 se realizó un estudio sobre dos grupos de voluntarios pacientes con gripe. Uno de ellos fue tratado con placebo, mientras que el otro con infusiones de equinácea. Se pudo comprobar que beber entre 5 a 6 tazas de equinácea al día, durante los dos primeros días (y luego reducir la toma a una taza por día, durante la primera semana) es un tratamiento efectivo para reducir la intensidad de los síntomas presentes en el sistema respiratorio superior.

Con equinácea puedes hacer poderosos remedios caseros para la gripe ya que sus propiedades antiinflamatorias ayudan a descongestionar los bronquios y aliviar la respiración.

Además, es capaz de acabar con hongos y parásitos que aprovechan la situación para atacar el cuerpo.

Según lo que decidas consumir, las dosis recomendadas en promedio son:

  • 6 mg de extracto de equinácea, tres veces al día. Podrás adquirir suplementos en una tienda naturista. Se venden en tabletas de 3 mg, generalmente.
  • 900 mg de tintura de equinácea al día.
  • 6 tazas de infusión de equinácea al día, durante las primeras 36 horas. Pasado este tiempo, se reduce a una infusión por día hasta que los síntomas desaparezcan.  

13. Airear los ambientes

Uno de los mejores remedios caseros para la gripe es el sol y el aire. Durante la época de invierno las casas permanecen cerradas y los virus se alojan en un gran caldo de cultivo, infectando a todos los miembros de la familia.

Además, es necesario tener en cuenta que la calefacción seca el aire y lo mismo sucede con nuestras vías respiratorias. Por ello los virus, bacterias y hongos tienen facilidad en el acceso al organismo.

Se recomienda ventilar los ambientes al menos tres veces a la semana y cada vez que exista una reunión. Los lugares muy concurridos deben refrescarse de manera diaria para prevenir enfermedades o mejorar la recuperación de los pacientes.

Además, ¡no olvides la importancia de la luz solar!

14. Algunos aceites esenciales

Algunos aceites esenciales se pueden aplicar de forma tópica o sólo aspirar sus vapores para descongestionar las vías respiratorias.

Aplicar algunas gotas de aceite esencial de menta, eucalipto o incienso en el pecho, ayuda a pasar una noche tranquila. Recuerda que, si aplicas directamente sobre la piel, la esencia debe mezclarse con algún aceite portador. El de oliva o almendras son buenos portadores.

Por otro lado, un poco de aceite esencial de tomillo calma los ataques de tos.

15. Saúco

El sauco es un arbusto muy conocido por sus bayas. Además, es un gran impulsador y reforzador del sistema inmunológico que se utiliza desde hace muchos siglos en la medicina natural.

Muchos estudios aseguran la efectividad del sauco en el tratamiento de la gripe y como aliviador del sistema respiratorio en general (en pacientes asmáticos y alérgicos).

Al parecer, su consumo regular frena el accionar del virus de la gripe en el cuerpo y reduce la inflamación bronquial.

Beber 15 ml de jarabe de sauco, cuatro veces al día es uno de los mejores remedios caseros para la gripe, comprobado científicamente. Según una investigación, este tratamiento es capaz de aliviar los síntomas de la gripe hasta 4 días antes, , comparándolo con pacientes que no llevan a cabo ningún tratamiento específico.

1 thought on “15 remedios caseros para la gripe y el control de sus síntomas”

  1. Pingback: Gripe: Información importante y de prevención • Medicina Natural

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top