Remedios caseros para la próstata: Cómo cuidarla de manera natural

Remedios caseros para la próstata: Cómo cuidarla de manera natural

La naturaleza nos brinda muchas plantas y alimentos con los que podemos elaborar remedios caseros para la próstata. La medicina natural ha desarrollado numerosas formas de cuidar y proteger la glándula masculina.

Las medicinas alternativas son una excelente opción para fortalecer el cuerpo y funcionan muy bien como tratamientos complementarios al prescripto por el médico de cabecera. Sin embargo, recuerda siempre consultar con un profesional antes de combinar fármacos con medicina natural ya que las propiedades naturales pueden interferir con el efecto del medicamento.

A continuación, te contamos los mejores ingredientes naturales para elaborar tus propios remedios caseros para la próstata y cuáles son aquellos hábitos que debes modificar si deseas tener una glándula saludable por mucho más tiempo.

Remedios caseros para la próstata

Te contamos alternativas naturales con las que puedes contar si deseas fortalecer tu glándula prostática. Muchos de los remedios caseros para la próstata que veremos a continuación cuentan con numerosos estudios que los avalan.

1. Sabal serrulata

Los concentrados de sabal serrulata se realizan con los frutos de la planta y tienen un gran poder antiinflamatorio sobre la glándula masculina. Se pueden elaborar remedios caseros para la próstata con tinturas madre de sabal serrulata, cápsulas del concentrado o el extracto de las bayas.

Actúa sobre las hormones y favorece mecanismos que impiden la proliferación de andrógenos sobre el tejido prostático. Esto hace que la próstata no aumente su tamaño y suele ser muy beneficioso para tratar la hipertrofia o el adenoma.

Además, por sus efectos antiinflamatorios calma los síntomas propios del síndrome prostático. Las molestias urinarias como dificultad para orinar, ganas de ir al baño permanentemente, ardores, etc, suelen controladas con sabal.

La dosis recomendada es entre 240 mg a 420 mg de extracto de baya de sabal al día.

2. Licopeno

El licopeno es un caroteno de color rojo presente en el tomate y en otras frutas de ese color como los pimientos, las sandías o la papaya (sin embargo, no está presente en bayas, en las cerezas, ni en las frutillas).

Es un antioxidante muy poderoso que evita el daño oxidativo del paso del tiempo en los tejidos de la glándula. Los remedios caseros para la próstata con licopeno suelen ser efectivos para la prevención de enfermedades prostáticas.

Puedes conseguir licopeno en cápsulas. La dosis recomendada es de 5 mg a 30 mg por día.

3. Frutos secos

Los frutos secos son ricos en oligoelementos como el selenio o el cinc, ambos son protectores de tejidos prostáticos.

Para prevenir o curar a través de estos compuestos se recomienda consumir de 30 mg a 50 mg de cinc y entre 50 microgramos a 400 microgramos de selenio.

4. Granada

La granada contiene numerosos polifenoles que evitan la proliferación de células cancerosas a través de procesos que regulan los genes que, a su vez, controlan la síntesis de andrógenos.

Los remedios caseros para la próstata con granada suelen ser muy sencillos ya que consumirla naturalmente es suficiente para aprovechar sus propiedades. En caso de elegir esta opción, se recomienda beber el zumo inmediatamente después de elaborarlo. La dosis diaria recomendada es de 2 a 3 vasos.

En caso de consumir el extracto, para un tratamiento prostático se recomiendan entre 400 a 800 mg al día.

5. Semillas de calabaza

Algunos remedios caseros para la próstata se elaboran con aceite de semillas de calabaza. Tanto el aceite como las semillas en sí son excelentes antiinflamatorios ideales para tratar la hiperplasia benigna.

Este tratamiento, además de ser ideal para calmar los síntomas que dificultan la micción, es preventivo en hombres que aún no presentan ningún tipo de problema. Si eres alguien con antecedentes familiares de problemas prostáticos, te recomendamos comenzar con los remedios caseros para la próstata.

Si deseas aprovechar las propiedades de la semilla de calabaza, consume un puñado de semillas tostadas al día. En caso de preferir el aceite de semillas de calabaza, ingiere dos cucharaditas diarias.

Cambios y estilo de vida para mejorar algunos síntomas de las enfermedades prostáticas

Algunos síntomas de las enfermedades más comunes de la próstata pueden ser controlados a través de diversos cambios en el estilo de vida.

Además, combina estos hábitos con remedios caseros para la próstata y recuperarás tu salud en poco tiempo, o lograrás prevenir muchas de las afecciones comunes.


Si quieres saber más sobre esta glándula y las enfermedades comunes que la aquejan, te recomendamos leer: “Próstata: Qué es, para qué sirve y enfermedades relacionadas”


Si deseas aliviar los síntomas de la inflamación de próstata o los de su agrandamiento, de forma casera, prueba:

  • Un baño tibio de inmersión puede aliviar los ardores. También las compresas tibias sobre el pene y toda la zona circundante suelen ser remedios caseros para la próstata efectivos, simples y económicos.
  • Los baños de asiento con un puñado de hojas de malva, manzanilla, eucaliptus, tomillo o cola de caballo brindan alivio inmediato. Para que los vapores se eleven, el agua debe estar a una temperatura ligeramente superior a 36ºC. Una temperatura exageradamente elevada puede producir quemaduras, ¡mucho cuidado!. Preferentemente realízalo durante la noche, durante 15 a 20 minutos aproximadamente.
  • Limita o, de ser posible, evita al máximo las bebidas alcohólicas, las comidas picantes o los alimentos ácidos. Ingerir este tipo de comidas y sustancias favorece la inflamación e irritación tanto de la vejiga como de los conductos que se encuentran unidos a ella.
  • Aunque consumas buenos remedios caseros para la próstata, notarás que muchas actividades favorecen su inflamación y la aparición de los síntomas. Estar mucho tiempo sentados o montar por demasiado tiempo una bicicleta o motocicleta, afectan el funcionamiento prostático.
  • Bebe suficiente líquido para que las micciones sean diluidas y frecuentes. La orina abundante permitirá una limpieza profunda de la uretra y evita que las bacterias lleguen a la vejiga.

Medicinas alternativas que puedes probar junto con los remedios caseros para la próstata

Algunas terapias alternativas han demostrado un elevado porcentaje de efectividad a la hora de desinflamar la próstata y proteger sus tejidos. Las más recomendadas son:

1. BIORRETROALIMENTACIÓN:

La biorretroalimentación es una técnica por la cual puedes conocer cómo responde tu cuerpo para aprender a controlar ciertas funciones específicas. Durante la terapia, el paciente es conectado a unos cuantos sensores eléctricos que reciben la información del cuerpo. A partir de esto, se puede aprender a cambiar algunos aspectos particulares.

El técnico enseña al paciente a concentrarse y, a partir de allí, modificar las respuestas corporales, por ejemplo, a relajar los músculos o modificar la frecuencia cardíaca. El objetivo es utilizar la mente para controlar el cuerpo.

Se utiliza para la recuperación de alguna enfermedad, fortalecer alguna parte del cuerpo o mejorar el rendimiento físico. Además de no tener efectos secundarios, se puede llevar a cabo en conjunto con cualquiera de los remedios caseros para la próstata que hemos visto.

Según cuál sea el objetivo del tratamiento, se puede utilizar cualquiera de estos métodos de biorretroalimentación:

  • Ondas cerebrales: empleando un electroencefalógrafo.
  • Respiración: a través de bandas en el estómago.
  • Frecuencia cardíaca: Con sensores en los dedos o en el lóbulo de la oreja para conocer cambios en el volumen sanguíneo.
  • Contracción muscular: Se colocan sensores sobre los músculos esqueléticos utilizando una electromiografía.
  • Actividad de las glándulas sudoríparas: Se emplean los sensores con un electrodermógrafo que se utiliza en los dedos o la palma de las manos para conocer cuánta transpiración se genera y bajo qué situaciones. Este tratamiento ayuda cuando existe mucha ansiedad.
  • Temperatura: Los sensores en dedos de manos y pies miden la circulación sanguínea y se intenta identificar desencadenantes de estrés. La temperatura corporal disminuye cuando hay estrés. El estrés, a su vez, enferma el cuerpo y lo vuelve propenso a muchas enfermedades.

2. ACUPUNTURA:

La acupuntura es una práctica que forma parte de las tradicionales medicinas asiáticas, como la china y la japonesa. Consiste en insertar pequeñas agujas muy finas en determinadas partes del cuerpo, según los canales energéticos.

Para estas medicinas alternativas, el cuerpo está compuesto por canales energéticos específicos que, cuando existe un bloqueo o alteración, facilitan el desarrollo de enfermedades.

A su vez, también a través de estos canales, el organismo puede sanar cuando se estimulan ciertos puntos específicos que mueven la energía y favorecen la autosanación.

En caso de consumir remedios caseros para la próstata, consulta con el especialista en acupuntura ya que esta técnica suele ser acompañada también por infusiones o cierto tipo de alimentación.

3. MEDICINA NATURAL A BASE DE HIERBAS E INFUSIONES:

Las infusiones son grandes remedios caseros para la próstata porque suelen tener efectos diuréticos que higienizan el tracto urinario y lo liberan de bacterias. Contar con una zona libre de patógenos ya es un gran avance para la salud prostática.

Para el tratamiento de enfermedades de la glándula masculina se recomienda ingerir infusiones de ballico, raigrás o también conocido como césped inglés (por su compuesto activo denominado cernilton), de té verde (por la acción del químico quercetina) o de extracto de palma enana.

CONCLUSIÓN: Consejos para cuidar la próstata

El cuidado de la próstata requiere tratamientos combinados, especialmente a la hora de prevenir o tratar enfermedades de bajo riesgo. Los cambios en esta glándula son normales a medida que pasa el tiempo, por ello algunos pequeños cambios en el estilo de vida o mínimos cuidados básicos son suficientes para controlar y mantener una buena salud.

Los remedios caseros para la próstata son bien sencillos ya que constan de el consumo periódico de infusiones, zumos o extractos naturales de algún potente ingrediente.

Las medicinas alternativas a su vez, combinan técnicas muy poco invasivas que buscan fortalecer el cuerpo y ayudarlo con la autosanación o a reforzar su funcionalidad. Si bien pueden resultar algo más costosas que los remedios caseros para la próstata, cuentan con un buen porcentaje de efectividad.

Por otro lado, otros factores cotidianos pueden estar alterando la salud prostática. Ante esto, te aconsejamos lo siguiente:

  1. No sucumbas al estrés: Ya sea por el ritmo de vida que llevas o por recibir el diagnóstico de la enfermedad, no dejes que el estrés gane. El estrés desencadena múltiples mecanismos perjudiciales en el cuerpo, además de ayudar a la ansiedad y a otro tipo de reacciones poco beneficiosas para la salud. Practica alguna actividad de ocio, relajación o deporte que disfrutes.
  2. Cuídate desde antes: No esperes entrar en el rango de edad de riesgo para comenzar los cuidados. La glándula es importante para diversas funciones. Pequeñas medidas preventivas en la actualidad hacen un gran cambio en el futuro: dormir bien, unos minutos diarios al sol, una dieta balanceada, control del peso corporal, evitar el sedentarismo, dejar el cigarrillo, etc.
  3. Mantenerse siempre informado: Las estadísticas afirman que casi la mitad de los hombres no conocen cuáles son las funciones de la glándula prostática, al llegar a la adultez. Como si fuera poco, incluso muchos desconocían su existencia. La información es poder: el poder de evaluar, manejar y controlar tu propio estado de salud, para tomar las mejores decisiones posibles.
  4. Buscar ayuda profesional siempre: Una vez que cuentas con la información necesaria, podrás saber cuándo algo está mal en el cuerpo. Buscar ayudar profesional a tiempo siempre es la mejor solución: porque podemos tener certezas respecto a nuestro estado de salud, porque podemos tratar otras enfermedades que quizás no son prostáticas, porque obtenemos un diagnóstico a tiempo y porque, en caso de necesitarlo, conseguimos el mejor tratamiento posible, con altas probabilidades de curar (incluso si el paciente padece cáncer, con un diagnóstico temprano puede curarse por completo).

Y tú… ¿Conocías estos remedios caseros para la próstata y cuáles son los mejores tratamientos naturales para fortalecerla? …

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top