Remedios naturales para la regeneración del cartílago

El mejor aliado de nuestros sistema óseo es el cartílago. Este tejido es el encargado de proteger a los huesos y articulaciones de sufrir daños a causa de fricciones o impactos. 

La degeneración del cartílago es más común de lo que muchos piensan. En algunos casos, puede ser consecuencia de una alimentación deficiente. También influyen las prácticas deportivas excesivas, sin las debidas precauciones.

La causa más común del desgaste del cartílago es el envejecimiento. En este caso aparecen enfermedades conocidas como la osteoartritis o la artrosis. Aunque regenerar el cartílago no es tarea sencilla por las características del tejido, es posible prevenir el desgaste, así como aliviar sus síntomas con remedios naturales.

Qué es la osteoartritis o la artrosis

La osteoartritis degenerativa es una de las enfermedades más comunes y antiguas dentro de la raza humana. Sus molestias y síntomas han estado presentes entre los hombres por siglos. Se trata principalmente del desgaste del cartílago, ocasionando rigidez y dolor en las articulaciones.

Hay muchas razones por las cuales pueden manifestarse los problemas con la artrosis. Algunas de ellas son:

  • La obesidad.
  • Haber sufrido una lesión en una de las articulaciones.
  • El uso excesivo de una articulación.
  • Presencia de debilidad muscular.

La osteoartritis de rodilla suele ser una de las lesiones más comunes. Le acompañan las molestias que ocasiona el desgaste del cartílago en las caderas, especialmente en personas de la tercera edad. Sin embargo, ¿cómo es posible saber si se sufre o no de esta enfermedad?

Síntomas de la osteoartritis

Uno de los primeros indicadores de que puede existir problemas de artrosis es el dolor en las articulaciones. Probablemente el malestar puede sobrevenir tras el uso excesivo de la articulación. Además se caracteriza por algunas molestias que surgen luego de un período de inactividad.

Asimismo, es importante saber que los problemas con el cartílago ocurren en diferentes etapas, en las cuales se intensifica el dolor.

La estructura del tejido va sufriendo con el paso de los años, haciendo que el cuerpo pierda elasticidad. En especial, sabemos que hay problemas de artrosis cuando somos más propensos a las lesiones y cuando ciertos trabajos físicos nos ocasionan más dolor.

Ante el desgaste del cartílago se inflama el sinovio, un revestimiento que se encuentra en las articulaciones. Esta alteración promueve la degeneración más rápida del tejido que amortigua la fricción de los huesos.

Los huesos expuestos ante la ausencia de cartílago se deforman, ocasionando no solo dolor, también rigidez. 

¿Es posible regenerar el cartílago?

Posiblemente te preguntes si se pueden regenerar los cartílagos y la respuesta es relativa. Hacer que el tejido vuelva a su estado original es una tarea complicada y puede tomarse años. Sin embargo, hay muchos consejos para mantener tus huesos fuertes y sanos.

Es posible promover la regeneración del cartílago a través de una alimentación rica en vitaminas y minerales. Encontrarás además algunas alternativas basadas en medicina natural muy eficaces para mejorar los síntomas de la artrosis.

Asimismo, los especialistas recomiendan incluir el colágeno y la vitamina C dentro de tu dieta.

Remedios naturales para regenerar el cartílago

Cultivar un estilo de vida activo y evitar el sobrepeso suele ser una de las medidas más eficaces para cuidar la salud de tus huesos y articulaciones. Además, es posible promover la regeneración de cartílago mediante una efectiva infusión saludable.

Té de hierbas para regenerar los cartílagos

Las propiedades antiinflamatorias de algunas hierbas pueden ser muy efectivas si deseas regenerar el cartílago de la cadera y de tus rodillas. Una sencilla receta basada en ingredientes naturales beneficiosos, como el romero y la salvia, ayudará a mejorar tu salud.

Ingredientes

Menta o hierbabuena (1 cucharada).

Romero (1 cucharada).

Tomillo (1 cucharada).

Salvia (1 cucharada).

1 litro de agua.

Preparación

Llevar el agua a punto de hervor y entonces añadir las hierbas. Se recomienda hervir la mezcla al menos por 5 minutos más. Retirar del fuego, tapar la olla y dejar que la infusión repose por algunos minutos.

Cuando la mezcla esté tibia, debe colarse y llevar a un recipiente que se pueda almacenar en la nevera. 

Se recomienda beber 2 o 3 tazas diariamente. Aunque puedes usar el endulzante de tu preferencia, es aconsejable añadir miel, gracias a sus enormes beneficios y propiedades.

Consejos para prevenir el desgaste del cartílago

Si quieres cuidar la salud del cartílago de la rodilla o de la cadera, debes tomar medidas a tiempo. Como hemos aconsejado a lo largo de esta entrada, una de las primeras medidas a tomar consiste en cuidar el peso.

La obesidad tiene serias repercusiones en la salud de las articulaciones, porque el exceso de peso obliga al sistema muscular y óseo a hacer un esfuerzo mayor, impactando directamente en los tejidos que protegen las articulaciones.

Hacer ejercicio de forma regular puede ser de mucha ayuda, pero hay que ser muy precavido. Si tienes problemas con los cartílagos de tus rodillas, no escojas disciplinas que te obliguen a usar en exceso estas articulaciones y toma las medidas necesarias para protegerlas.

Existen rutinas de ejercicios especialmente diseñadas para mejorar la condición del cartílago de las caderas. Son sumamente aconsejables para reducir el dolor e incrementar la flexibilidad.

Evita deportes de alto impacto como el running, el baloncesto o el fútbol. Es preferible en este caso que optes por disciplinas pasivas y amigables con el cuerpo, como el pilates, la yoga o la natación.

Alimentación que ayuda a regenerar el cartílago

Tener una hidratación constante e incluir en la dieta alimentos altos en vitamina A, C y D, puede ser de gran ayuda para la salud de huesos y articulaciones. Alimentos como la zanahoria, el atún o las semillas de calabaza, son ricos en vitaminas y magnesio. Consume suplementos o ingredientes ricos en fósforo y muy especialmente altos en lisina.

No pierdas de vista las suplementaciones nutricionales a base de colágeno. Es una sustancia que contiene el propio cartílago y ayudará a mejorar tu condición física o a evitar el dolor.

Además de prestar atención a los posibles síntomas de la degeneración del cartílago de tus caderas o rodillas, incorpora a tu dieta suplementos vitamínicos que fortalezcan tus tejidos. Escoge un estilo de vida activo y saludable, tu cuerpo te agradecerá por ello.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top