Qué es la serotonina y cómo aumentarla naturalmente con estos alimentos

Qué es la serotonina

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu estado de ánimo sufre tantos vaivenes? La respuesta, quizás, es más sencilla de lo que crees. En esta ocasión, conoceremos qué es la serotonina, cuál es su papel fundamental y cómo podemos vernos afectados por ella.

Además, por tratarse de una hormona esencial en nuestro estado de ánimo, conoceremos cómo aumentarla naturalmente.

Aunque resulte increíble, las hormonas pueden realizar cambios significativos en nuestra conducta. El humor, las horas de sueño, los niveles de energía y hasta el apetito pueden alterarse si presentamos algún desequilibrio hormonal.

¡Continúa leyendo para saber más detalles!

¿QUÉ ES LA SEROTONINA?

La serotonina es, principalmente, una sustancia química.

Está presente en el cerebro, las plaquetas de la sangre y en los intestinos. En la sangre actúa como hormona, mientras que la que se produce en el cerebro, actúa como neurotransmisor.

Podemos encontrarla por todo el cuerpo. Así es que investigadores han descubierto que influye en diversas funciones de nuestro organismo.

Un nivel adecuado de serotonina en la sangre favorece al buen ánimo, control en el apetito, buen descanso, entre otros. Por ello suelen llamarla la “hormona de la felicidad”.

Si te sientes relajado, tranquilo y de buen humor, se debe al accionar de la serotonina en tu cuerpo.

Incluso, un bajo nivel de “la hormona de la felicidad” puede estar relacionado a la depresión, según algunas investigaciones.

¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES FUNCIONES EN EL ORGANISMO?

Como mencionamos, en el cerebro, la serotonina actúa como un neurotransmisor. ¿Qué significa esto? Que ayuda a la comunicación entre las diferentes neuronas.

Algo importante para tener en cuenta, es que la serotonina no cruza la barrera hematoencefálica. Es decir que, para que el cerebro pueda utilizarla, debe ser producida dentro de él.

Además de tener un papel fundamental en el sistema nervioso central, también está presente en numerosas funciones generales del cuerpo. A continuación, detallaremos algunas:

Funciones gastrointestinales

El mayor porcentaje de serotonina de nuestro cuerpo se encuentra en los intestinos. Mejora la digestión y favorece el movimiento.

Por otro lado, esta hormona es la encargada de acelerar los procesos y producir diarrea cuando ingerimos algo tóxico. El intestino segrega mayor serotonina para que el agente patógeno (elemento extraño que perjudica al organismo) sea expulsado.

A su vez, se estimula el área cerebral encargada del asco para ocasionar náuseas.

Esta hormona no sólo ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos, sino también es una aliada que evita intoxicaciones y envenenamientos.

En el cerebro

Como neurotransmisor, es capaz de influir en el humor, estado de ánimo y ansiedad. Algunas drogas ilegales como el LSD producen un aumento de los niveles de serotonina, provocando así un falso estado de felicidad y excitación.

En la sangre

Al formar parte de las plaquetas de la sangre, tiene un rol clave en la cicatrización de las heridas y coagulación de la sangre.

Sexualidad

Se cree que, si bien la serotonina proporciona un buen ánimo, podría estar relacionada también a la disfunción sexual. La mitad de los pacientes tratados con serotonina para combatir la depresión, sufren un descenso en el apetito sexual (libido).

A nivel general

La hormona de la felicidad tiene un alcance tal, que hasta nos ayuda a controlar la temperatura corporal.

La regulación térmica se da cuando los niveles de esta hormona están bien equilibrados. Dicho equilibrio permite, a su vez, que cientos de tejidos celulares no mueran.

El ritmo circadiano

El ritmo circadiano marca nuestras horas de sueño y vigilia.

Durante las 24 horas que dura el día, nuestros niveles de serotonina fluctúan marcando el ritmo circadiano. En los momentos más soleados, la hormona baja para mantenernos despiertos, mientras que, durante el sueño profundo, aumenta.

Otros

Además, hay evidencias que indican una acción directa o indirecta de la serotonina en:

    • la producción de leche materna
    • la división de las células
    • el metabolismo de los huesos: algunas investigaciones indicarían una relación entre los altos niveles de serotonina y un aumento de la osteoporosis. Aún no hay resultados definitivos.
    • la regeneración hepática
    • inhibe la violencia: Ante situaciones de tensión, la serotonina permite mantener la calma y no sucumbir a los impulsos.
    • disminuye el dolor

SÍNTOMAS DE SEROTONINA BAJA

    • Problemas de memoria
    • Insomnio o cambios en el ritmo de sueño
    • Irritabilidad
    • Angustia, bajo autoestima y estado de ánimo
    • Ansiedad por consumir almidones o azúcares

Los pacientes depresivos, o propensos a serlo, pueden presentar estos signos. Por ello suele relacionarse al déficit de serotonina con la depresión.

Algunas drogas ilegales, como el éxtasis o las metanfetaminas, provocan una suba abrupta en los niveles de serotonina. Cuando el efecto de la droga cesa, el organismo siente la fatiga y la necesidad de elevar dichos valores. En este caso, se experimentan los síntomas antes mencionados.

El cerebro, y el cuerpo en general, necesita volver a sentir el bienestar. Muchas de las personas que llegan a la drogodependencia, lo hacen por las subidas y bajadas abruptas a nivel químico y hormonal.

SEROTONINA Y DOPAMINA

Comúnmente, la gente suele confundir serotonina y dopamina. Ambos son neurotransmisores muy importantes. Incluso actúan de manera similar, sin embargo, sus funciones no son las mismas.

En primer lugar, aclaremos por qué serotonina y dopamina son diferentes.

¿En qué se diferencian serotonina y dopamina?

La dopamina está relacionada a nuestros centros de placer y satisfacción. La segregamos cuando tenemos éxito en algo, en una celebración y hasta cuando nos enamoramos.

Es un estimulante cerebral de los denominados “neurotransmisores excitatorios”. Mientras que, por otro lado, la serotonina es un “neurotransmisor inhibitorio”. Bajo ciertas circunstancias, la dopamina puede actuar de manera inhibitoria y allí es donde comienza la confusión.

La primera, es capaz de proporcionar euforia y motivación, mientras que la otra tranquiliza, relaja y ayuda al bienestar. Si nuestro cuerpo segrega dopamina de manera regular, el organismo se verá beneficiado ya que su déficit está relacionado a numerosos problemas. Algunos son:

    • Fatiga, desgano, falta de energía
    • Digestión lenta
    • Desmotivación
    • Parkinson
    • Esquizofrenia

ALIMENTOS PARA AUMENTAR LA SEROTONINA

Recientes investigaciones han podido demostrar que los triptófanos y la serotonina podrían tener algún tipo de relación. Las evidencias indicarían que algunos alimentos son capaces de aumentar la serotonina de forma natural. 

¿Cómo es esto posible? Los triptófanos son aminoácidos presentes en algunos alimentos. Las personas que llevan adelante una dieta rica en triptófano presentarían mejoras en su estado de ánimo. Dichos aminoácidos facilitan la segregación de serotonina.

Prestar atención a la calidad, y no sólo a la cantidad, de los alimentos que ingerimos se traduce luego en nuestra cotidianidad. Favorece nuestra manera de enfrentar la vida, el amor propio y hasta las relaciones afectivas.

Consumir alimentos ricos en triptófanos es una alternativa natural para combatir los síntomas de depresión. También para mejorar el ánimo y hasta la autoestima. Los mejores alimentos que puedes consumir para este fin son:

    • Plátanos
    • Nueces
    • Maní
    • Castañas de Brasil
    • Almendras
    • Avena
    • Pavo
    • Huevos
    • Quesos
    • Maíz
    • Guisantes
    • Betabel
    • Coliflor
    • Patatas
    • Productos derivados de la soja
    • Talbina: sopa de cebada, leche y miel
    • Pescados como el salmón

Conoce: “Alimentos que contienen serotonina… ¡y otros tratamientos naturales muy efectivos!”

SÍNDROME SEROTONINÉRGICO: SEROTONINA ELEVADA

Los elevados niveles de serotonina pueden deberse a un exceso en la segregación de nuestro cuerpo o por el consumo de medicamentos. Esta condición también es conocida como “síndrome de la serotonina”.

Los antidepresivos suelen ser la principal causa del síndrome serotoninérgico.

En los últimos tiempos, y debido al aumento de los diagnósticos de depresión, este trastorno se ha vuelto cada vez más común.

Los pacientes que sufren de las siguientes condiciones, deben llevar controles rigurosos:

    • Depresión
    • Angustia
    • Ansiedad
    • Trastorno diaforético premenstrual
    • TOC
    • Problemas alimenticios nerviosos

Este exceso en la neurotransmisión de los receptores cerebrales puede ocasionar problemas graves. Incluso, la muerte.

Síntomas

En caso de existir una sobredosis de fármacos, los síntomas aparecen un par de horas después:

    • Falta de aire, problemas para respirar
    • Confusión
    • Temblores
    • Agitación
    • Fiebre
    • Ansiedad
    • Insomnio
    • Hipertensión
    • Taquicardia
    • Náuseas o vómitos
    • Diarrea

La intensidad dependerá de cada paciente.

Si es captado a tiempo, el síndrome serotoninérgico puede ser tratado de manera efectiva. En todo momento, requiere supervisión médica.

Quizás se trate de una condición poco difundida, pero es importante conocerla. En el último tiempo, la vida sedentaria, la rutina exhaustiva, las jornadas laborales extensas y las presiones económicas y sociales llevan a desarrollar altos niveles de estrés. Los pacientes que no buscan atención temprana, son propensos también a la depresión.

El aumento de los pacientes depresivos favoreció el desarrollo de las industrias farmacéuticas y la prescripción temprana de antidepresivos potentes. El síndrome serotoninérgico es uno de los principales efectos colaterales.

CONCLUSIÓN

Al analizar algunos datos básicos, concluimos que la serotonina es muy importante para nuestro organismo. Los niveles adecuados de ella pueden mejorar el estado de ánimo, la autoestima, proporcionarnos tranquilidad, bienestar, reprimir el dolor y hasta ayudarnos en el buen descanso.

El déficit de serotonina se relaciona a numerosos problemas de salud, entre los cuales se encuentran la depresión y los ataques de ansiedad.

Afortunadamente existe un aminoácido denominado triptófano capaz de combatir dicho déficit. Podemos consumirlo a partir de ciertos alimentos. Son económicos y muy fáciles de adquirir.

A su vez, el exceso de serotonina también conlleva grandes problemas de salud y podría ocasionar hasta la muerte. El síndrome más conocido se denomina “síndrome serotoninérgico” y con una adecuada supervisión puede ser tratado exitosamente.

Ahora que ya conoces su función e importancia… ¿Cómo se encuentra tu estado de ánimo? … ¿Has controlado tus niveles de serotonina alguna vez?

¡No es tarde para hacerlo!