¿Qué es el sexo seguro? Esto debes hacer para evitar las Infecciones de transmisión sexual

Sexo seguro | Reduce tu riesgo de contraer ETS

El sexo seguro es la principal herramienta de prevención para evitar las enfermedades de transmisión sexual, a la vez que evitas contagiar en caso de padecer una.

Sin embargo, como la educación sexual muchas veces es deficiente, no todos sabemos a lo que nos referimos cuando hablamos de “sexo seguro” y no, no sólo hacemos referencia al uso de preservativo masculino (ya que existen muchos otros métodos de barrera).

Aquí sabremos cuál es la importancia de esta práctica, de qué estamos hablando y en qué momentos es importante llevarlo a cabo.

¿Qué es el sexo seguro?

El sexo seguro hace referencia a tomar las medidas necesarias para cuidar la salud de tu pareja y la tuya durante el sexo anal, vaginal u oral. ¿Cuidarse de qué? De las infecciones de transmisión sexual principalmente. Esta forma de relacionarse hace que la experiencia sexual sea responsable, además de saludable.

¿Cómo es posible cuidarse? A través de diferentes profilácticos y dispositivos de barrera, es decir, que impiden el intercambio de fluidos sexuales.

El sexo seguro evita la propagación de las ETS (enfermedades de transmisión sexual)

Las infecciones o enfermedades de transmisión sexual se contagian de una persona a la otra durante el sexo vaginal, oral o anal por un intercambio de fluidos o por el contacto piel con piel. El sexo seguro implica todas las medidas que tomas para evitar este contagio.

Existen diversas formas de mantener sexo seguro pero la más conocida es utilizando dispositivos de barreras: preservativo masculino, condón femenino, barreras de látex para el sexo oral e incluso guantes de látex para la estimulación manual.

Los métodos de barrera impiden el contacto de los fluidos, aunque no protege del todo a la piel genital (sólo una porción de esta).


Si deseas conocer más acerca de la prevención e información de las diferentes infecciones de transmisión sexual te recomendamos leer nuestro artículo “Infecciones De Transmisión Sexual: Toda La Información Importante Que Necesitas Saber (PARTE 1).” el cual está dividido en tres partes con mucha información precisa y detallada.


Incluso si siempre utilizas condón, las pruebas de ETS rutinarias y periódicas también forman parte del sexo seguro. ¿Por qué? Porque es la única forma de tener certezas sobre los diagnósticos a la vez que cuidas no sólo de tu salud sino también la de tu pareja. En caso de salir alguna prueba positiva, el tratamiento es para ambos (en caso de tener más de una pareja sexual, es para todos).


Para conocer más sobre las pruebas de ETS te recomendamos leer nuestro artículo “¿Cuándo, cómo y quiénes deben realizarse las pruebas de ETS?” donde encontrarás información detallada sobre cuáles son las pruebas de detección, dónde realizarlas y cuáles son las consultas más frecuentes.


¿Otras formas de sexo seguro?

Esta es una pregunta muy recurrente, especialmente porque existen muchos mitos alrededor del condón. El principal es que impide el disfrute, cuando no es así. Puede que a algunas personas les guste menos que a otras, pero el disfrute es completamente alcanzable incluso utilizando métodos de barrera.

Algunas otras formas de sexo seguro es el sexo sin penetración en el cual puede estar presente la masturbación mutua. En la masturbación mutua se recomienda el uso de guantes de látex, sin embargo, en caso de ser sumamente cuidadosos con la higiene, se puede hacer sin él desinfectando muy bien las manos al terminar.

La masturbación en pareja es otra forma de intimidad completamente válida donde también se consigue placer. Ten en cuenta que, si se quitan la ropa, hay contacto piel con piel o algún otro tipo de rose, el sexo deja de ser seguro porque existe la posibilidad de contagio de alguna infección. En tal caso, se necesita algún tipo de barrera.

Básicamente, tener sexo seguro es ser responsable de la salud de todos, incluso de la comunidad evitando la propagación y el contagio de las infecciones. Por lo tanto, algunos factores como no consumir drogas o beber en exceso, también forman parte de la seguridad.

Las drogas y el alcohol impiden pensar con claridad y, por lo tanto, nuestras decisiones se ven muy influenciadas por las toxinas consumidas. Nuestro organismo afectado por las diferentes drogas o el alcohol puede olvidar o disminuir la importancia del uso de métodos de barrera durante las relaciones sexuales.

Las malas decisiones aumentan el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual. Además, actuar bajo los efectos de las sustancias, podrían incluso llevarte a una mala colocación del condón.

¿Existe una forma de evitar las Infecciones de transmisión sexual en un 100%?

Otra de las preguntas más escuchadas en los consultorios de los especialistas es ¿existe alguna forma donde no se corra ningún tipo de riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual? Sí, existe un método, pero no a todos les agrada.

De la única forma que tienes 0% de posibilidades es evitando cualquier tipo de contacto sexual con otra persona. Sin embargo, para muchos esto no es viable. Si te encuentras entre la población sexualmente activa que no baraja la posibilidad de dejar de mantener relaciones sexuales, entonces tu mejor opción es practicar sexo seguro.

Las Enfermedades de transmisión sexual

Existen diferentes tipos de enfermedades de transmisión sexual, si bien todas se propagan durante el sexo, la forma de hacerlo cambia.

Algunas se contagian a través de los fluidos (semen, líquido preeyaculatorio, flujo vaginal y sangre), mientras que otras por el contacto con la piel. El uso de condón masculino, femenino y la barrera de látex bucal son los métodos más eficaces para disminuir las posibilidades de contagio.

  • Si mantienes sexo anal o vaginal sin barrera, puedes contagiarte de: clamidia, VIH, herpes, gonorrea, sífilis, verrugas genitales u otros tipos de Virus del papiloma humano, hepatitis B, tricomoniasis, piojos púbicos y sarna.
  • En caso de practicar sexo oral sin condón o sin barrera de látex, puedes infectar la boca, los labios y la garganta con: gonorrea, sífilis, herpes, hepatitis B y VPH.
  • A través del contacto piel a piel, puedes contraer: sarna, verrugas genitales, herpes o piojos púbicos.

Profilácticos masculinos y femeninos

Como venimos desarrollando a lo largo del artículo, el sexo seguro es aquel que cuida tanto de la salud propia como de la de la pareja sexual. La mejor forma de practicarlo es utilizando métodos de barrera como el condón femenino, el condón masculino y la barrera de látex ya que además de impedir el intercambio de fluido, cubren parte de la piel genital.

En caso de utilizar juguetes sexuales, si bien es importante mantenerlos siempre desinfectados, también se requiere el uso de condones, especialmente si serán compartidos.

Pero ¿cuáles son estos dispositivos? ¿Cómo funcionan y en qué se diferencian? Todo esto y mucho más conoceremos a continuación:

Condón masculino

El condón masculino es un método de barrera para evitar embarazos y el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Funciona envolviendo el pene y reteniendo los fluidos que de él se despiden durante el sexo.

En la punta del preservativo masculino hay un pequeño reservorio donde queda el semen y el líquido preeyaculatorio. Se debe utilizar uno en cada actividad sexual, desechando el usado.

Los hay de diferentes tamaños y materiales, incluso con texturas para aumentar el placer. Hay hipoalergénicos, con espermicidas, texturizados, lisos, de colores, etc.

¿Cómo se utiliza?

La aplicación del condón masculino es muy fácil, aunque requiere de algo de práctica. El preservativo debe desenrollarse hacia abajo, envolviendo todo el pene, antes de tener cualquier contacto sexual.

Al colocarlo en la punta del pene, se debe apretar el reservorio para que no quede aire encerrado. Luego de hacer eso, se desenrolla hacia abajo.

Al eyacular o al finalizar la práctica sexual, se debe retirar desde la base del pene hacia arriba, sujetándolo y evitando que se deslice solo. En caso de que tenga semen, procurar que quede dentro del preservativo. Retira el condón y deséchalo.

Si utilizas algún tipo de lubricante, debes leer bien las etiquetas ya que algunos de ellos rompen los condones o debilitan el material con el cual fue fabricado. Por ejemplo, los lubricantes a base de aceite no se recomiendan utilizar junto con el látex.

PROS:

  • Se utiliza a libre demanda
  • En comparación a otros métodos anticonceptivos es más económico.
  • No se afecta, ni afecta en nada, mientras la persona sigue cualquier tratamiento farmacológico.
  • No aporta hormonas al cuerpo.
  • Es de fácil uso y aplicación.
  • Es la mejor protección contra ETS.

CONTRAS:

  • Se puede romper lo que implica prestar mucha atención. Además, si esto sucede, las probabilidades de embarazo y contagio aumentan. En términos generales son bastante seguros, pero puede suceder.
  • En algunas ocasiones, se sale. También requiere atención por este motivo.
  • Algunas personas son alérgicas al látex, uno de los materiales más utilizados a la hora de fabricar preservativos.
  • Puede causar sequedad.
  • Algunas personas experimentan irritación.

Si bien la mayoría de los condones están fabricados con látex, un tipo de caucho, también puedes conseguir de plásticos delgados como el poliuretano, el poli isopreno y el nitrilo. Estas últimas opciones son excelentes para las personas alérgicas al látex.

El condón debe ser colocado antes de cualquier tipo de contacto vaginal, anal u oral.

En algunas regiones, aún se utilizan condones artesanales realizados de membranas de animales. En tal caso, la barrera sólo evita el embarazo, pero no protege de las diferentes enfermedades de transmisión sexual.

Condón femenino

El condón masculino es uno de los métodos de barrera más conocidos y divulgados, sin embargo, las mujeres también tienen una versión que puede ser colocado dentro de la vagina.

El objetivo es el mismo y se utiliza durante el sexo vaginal. Es igual de fácil de usar e impide el intercambio de fluidos por lo que es muy efectivo a la hora de evitar un embarazo y/o la propagación de infecciones de transmisión sexual.

Generalmente están fabricados con poliuretano por lo que resultan una mejor opción a las personas alérgicas al látex.

Son desechables y deben ser cambiados luego de cada coito.

¿Cómo se utilizan?

En cuanto a su función, el condón femenino actúa igual que el masculino: es una barrera que impide el intercambio de fluidos encerrando los fluidos del pene.

La diferencia radica sólo en quién se lo coloca, en este caso la mujer dentro de la vagina.

Al retirar el condón de su envoltorio se pueden observar que presenta dos anillos flexibles. El anillo cerrado debe introducirse plegado en la vagina de la misma forma que un tampón, empujándolo hacia el cérvix.

El anillo abierto, debe quedar hacia afuera de la vagina, entre 1.5 cm y 2.5 cm. Esa área que sobresale es la que permite el control del condón para que no salga de su lugar mientras el pene está penetrando.

A la hora de retirar, se debe agarrar el extremo que sobresale y girarlo para que los fluidos interiores no se escapen. Una vez que está cerrado, se jala hacia el exterior y se desecha.

PROS

  • Se utiliza a libre demanda.
  • Es más económico que otros métodos anticonceptivos.
  • No afecta durante un tratamiento medicamentoso.
  • Se puede utilizar durante el período de lactancia y no aporta hormonas al cuerpo.
  • Es efectivo a la hora de evitar el contagio de infecciones de transmisión sexual.

CONTRAS

  • La aplicación puede resultar algo complicada para mujeres que no tienen la suficiente práctica.
  • El condón masculino elaborado con látex es más resistente que el condón femenino de poliuretano.
  • Se puede rasgar si no está bien colocado, lo cual es un problema porque la rasgadura no llega a verse.
  • Puede causar irritación en algunas personas.

No se deben utilizar ambos condones juntos (el femenino y el masculino), sino sólo una de las dos opciones. Incluso el uso de dos preservativos aumenta el riesgo de ruptura y rasgadura por lo que resulta muy peligroso en cuanto al contagio de enfermedades o la posibilidad de embarazo.

Barrera de látex

La barrera de látex, también llamada campo de látex o barrera Sheer Glyde, se utiliza para practicar sexo oral. Son una película de látex o poliuretano, de forma cuadrada plana que se ubican sobre la vagina o sobre el ano para separarlos de la boca.

Se pueden comprar ya listas o también se pueden elaborar con un condón. Para ello se debe desenrollar el condón, cortar la punta y luego hacer un corte transversal del cilindro para elaborar un campo.

Se debe utilizar una barrera cada vez que se tiene sexo oral y luego desecharla. Es importante antes verificar la fecha de vencimiento ya que si están vencidos el material se debilita y puede romperse durante la fricción.

También se pueden emplear algunos lubricantes para evitar rupturas.

Algunas cuestiones para tener en cuenta:

  • Para tener sexo seguro la barrera de látex no debe ser estirada.
  • No debe reutilizarse bajo ningún punto de vista.
  • Antes de practicar sexo oral, verifica que la barrera no tenga daños o roturas.
  • No se deben utilizar productos a base de aceites ya que debilitan el material.

¿Cómo se utiliza?

Retira del empaque, despliégala y coloca sobre la vulva o el ano. Después de utilizar, debe ser desechada.

En cuanto al sexo seguro: ¿Hay prácticas sexuales que resultan más seguras que otras?

Según los especialistas, sí. Esto se debe a que las prácticas sexuales no son sólo aquellas que implican penetración (algo que muchas personas confunden). Las prácticas sexuales son todas aquellas que funcionen para dar placer en la intimidad con otra/s persona/s.

Todas esas actividades se pueden catalogar y agrupar según el riesgo de contraer una ETS. A continuación, detallaremos las más conocidas y usuales de cualquier persona sexualmente activa:

PRÁCTICAS SEXUALES CON 0% RIESGO DE CONTRAER UNA ITS

Hay prácticas, por ejemplo, que no presentan ningún tipo de riesgo de contraer alguna infección: la masturbación y el frotamiento genital con la ropa puesta (denominado sexo seco).

PRÁCTICAS SEXUALES DE BAJO RIESGO

Algunas presentan cierto riesgo, pero comparadas con otras prácticas, es relativamente bajo. Estas actividades de bajo riesgo son:

  • Besos.
  • Tocar los genitales de la otra persona (incluye la masturbación).
  • Utilizar juguetes sexuales entre la pareja.
  • Sexo oral con barrera de látex.
  • Penetración anal o vaginal con condones (si además se utiliza algún tipo de lubricante el riesgo disminuye aún más porque eso evita que se rasgue).

PRÁCTICAS SEXUALES DE ALTO RIESGO

Practicar sexo anal o vaginal sin preservativos es de alto riesgo. Con la penetración, el contacto piel a piel y el intercambio de fluidos el riesgo de contagiarte una infección de transmisión sexual es muy alto.

Sexo seguro cuando alguno de los dos padece una ETS

Si tú o alguna de tus parejas sexuales padece una ITS, es importante saber cómo tener sexo seguro para evitar el contagio y la propagación. Afortunadamente muchas de estas enfermedades se curan con antibióticos o con el tiempo, el mismo cuerpo las combate.

Estos son algunos consejos que puedes tener en cuenta:

  • Siempre usa condones y barreras de látex.
  • No mantengas relaciones sexuales con otra persona si notas síntomas visibles en su cuerpo como ampollas, verrugas, llagas, irritación, secreciones extrañas, etc.
  • Consulta inmediatamente con un especialista. Hay medicación que puede ser administrada para evitar el contagio de una ITS que no tiene cura, como el VIH.
  • Si alguna de las partes tiene una ITS que tiene cura y está llevando a cabo el tratamiento, se recomienda no tener sexo (ni sexo seguro) hasta que finalicen el tratamiento.

Aquí te mostramos algunos tratamientos llevados a cabo por la medicina natural que funcionan para calmar los síntomas (no son tratamientos de curación, para eso necesitas fármacos recetados). Los paliativos, además, fortalecen el sistema inmunológico. Conoce más en nuestro artículo “Tratamientos naturales para las ITS: ¿Qué hacer ante estas enfermedades que están en aumento?”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top