Tratamientos naturales para las ITS: ¿Qué hacer ante estas enfermedades que están en aumento?

Infecciones de transmisión sexual

Los tratamientos naturales para las ITS (infecciones de transmisión sexual) son sólo paliativos con el objetivo de controlar mejor los síntomas. Así los dolores, ardores, fiebre y otros signos pueden mantenerse bajo control.

Sin embargo, los tratamientos médicos son sumamente necesarios. Ante cualquier sospecha debes acudir con un médico, realizar las pruebas de diagnóstico y conseguir un tratamiento farmacológico.

Aquí te contamos los mejores tratamientos naturales para las ITS que te ayudarán a fortalecer el sistema inmunológico que pelea contra enfermedades serias, pero que se pueden curar o controlar.

Las ITS están en aumento

Sólo en el año 2016 se confirmaron más de 2 millones de nuevos casos en EE.UU de clamidia, gonorrea y sífilis. Las cifras indican que, para finales de este año, ese número será el doble.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país afirma que el número de ITS va en aumento ya que los números reportados son los más altos de la última década. Los médicos advierten a toda la comunidad sobre la multiplicación y propagación de las diferentes enfermedades de transmisión sexual.

Se realizó, en dicho país, un informe centrado en las tres enfermedades de transmisión sexual más frecuentes y para las cuales existen programas financiados por el estado para su prevención: la clamidia, la gonorrea y la sífilis.

Con el objetivo de disminuir los casos, prevenir el contagio, frenar la propagación en ciertas comunidades, brindar información científica comprobada y brindar un tratamiento accesible para la población, el gobierno lanzó diferentes campañas hace ya varios años.

Sin embargo, en los últimos 4 años los brotes de casos de estas enfermedades fueron en aumento.

Clamidia, gonorrea y sífilis en números

Del total de casos reportados,

  • 1.6 millones eran de clamidia, aumentando en un 4.7% respecto al 2015.
  • 480.000 eran de gonorrea representando un 18.5% más que los reportados en el 2015.
  • 28.000 fueron de sífilis con un aumento del 17.6% respecto al 2015. No es detalle menor que estamos hablando de una de las enfermedades de transmisión sexual más grave, teniendo en cuenta las consecuencias a futuro en caso de que el paciente no reciba tratamiento.

Si necesitas conocer a fondo cuáles son las enfermedades de transmisión sexual te aconsejamos leer nuestro artículo “Infecciones De Transmisión Sexual: Toda La Información Importante Que Necesitas Saber (PARTE 1).” donde podrás evacuar todas las dudas al respecto. Es un informe dividido en tres partes con información científica y médica.


Lamentablemente sólo hay información de estas enfermedades (y también del VIH) porque los médicos están obligados por ley a informar cada caso nuevo. No obstante, los especialistas sospechan que los casos de las demás infecciones también estarían aumentando: Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de este país calcula que se trata de alrededor de 20 millones de casos nuevos de ETS (enfermedades de transmisión sexual). La mitad de esos casos corresponde a pacientes de 15 a 24 años, aproximadamente.

Una de las infecciones más comunes y tratadas sería el herpes genital.

¿Responsabilidad de los gobiernos?

Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades creen que el aumento de los casos de enfermedades venéreas se debe a una disminución del aporte y financiación del gobierno a las campañas de concientización. Desde el año 2012 los programas estatales sufren recortes permanentes en sus presupuestos.

Dicha disminución de los aportes del gobierno llevó a una reducción de las horas de consultorio clínico y una disminución en el acceso a las pruebas de detección de la población más vulnerable.

Este mismo mecanismo se ha extrapolado e imitado en otros países de occidente por lo que los resultados y el aumento de casos de ETS también se estaría vivenciando. Los brotes reiterados y recientes de sífilis, por ejemplo, se deben al deterioro permanente de la salud pública en la mayoría de los países de América.

Educación sexual integral

A su vez, la falta de educación sexual integral desde temprana edad hace que la desinformación y los mitos sean moneda corriente entre adolescentes y jóvenes. Muchos pacientes llegan a los centros de salud sin saber cómo contrajeron la enfermedad, cuál es la enfermedad que padecen y cómo mantener sexo seguro.


Si tú tampoco sabes qué es el sexo seguro, te aconsejamos leer nuestro artículo “¿Qué es el sexo seguro? Esto debes hacer para evitar las Infecciones de transmisión sexual” donde te explicamos qué es esta práctica, qué implica y cuáles son las actividades sexuales con menos riesgo de contraer alguna infección de transmisión sexual.


Si los jóvenes no cuentan con la información necesaria, accesible y veraz, no sólo no son capaces de cuidar su propia salud, tampoco pueden dimensionar el daño al propagar una enfermedad venérea. Desconocer de los síntomas es tan malo como obviar las medidas preventivas.

Este factor es uno de los principales problemas que enfrentar a la hora de combatir un brote o un resurgimiento de alguna de las infecciones de transmisión sexual.

Por fortuna, las enfermedades serias como la clamidia, la gonorrea o la sífilis pueden ser tratadas fácilmente con antibióticos. Sin embargo, por desgracia, la mayoría de los pacientes no se dirigen a un centro de salud para obtener ayuda. ¿Por qué?

Principalmente porque estas enfermedades casi no presentan síntomas; o presentan algunos confusos que pueden interpretarse como otra afección.

En segundo lugar, porque desconocen las enfermedades tanto, así como el tratamiento. En caso de no obtener ayuda a tiempo las consecuencias a largo plazo de estas infecciones son severas e incluso mortales.

Tratamientos naturales para las ITS

Un profesional médico es el único que puede recomendar un tratamiento adecuado para cada ITS. Las diferentes infecciones pueden ser causadas por hongos, bacterias, parásitos o virus, siendo estos últimos los únicos que no cuentan con un tratamiento para curarse. El resto puede ser tratado con antibióticos.

Los virus cuentan con medicamentos para el control de los síntomas o de la enfermedad en sí (como es el caso de los pacientes con VIH que mantienen un tratamiento para que el virus no se desarrolle hasta el SIDA).

Los tratamientos naturales para las ITS suelen estar dirigidos hacia el manejo de los síntomas mientras que el paciente mantiene un tratamiento médico. Son remedios para el dolor, la fiebre, las molestias corporales, etc.

Recuerda que una vez que hayas completado el tratamiento médico, puedes continuar con el natural, pero debes realizarte controles para confirmar que la infección ha desaparecido.

1. Tratamientos para la clamidia

La clamidia es la ITS más común, pero la menos advertida por el paciente. Lamentablemente en la mayoría de los casos, esta infección se presenta sin síntomas. En caso de sí manifestarse algunos, estos son tan poco claros que suelen tomarse como algo pasajero.

En las mujeres se presenta como dolor durante las micciones, cambios en el flujo vaginal, sangrado entre períodos e incluso después del sexo.

En los hombres también se presenta con ardores al orinar, inflamación testicular, secreciones del pene e incluso inflamación en la uretra.

Muchas veces el paciente confunde la clamidia con una simple infección urinaria y como los síntomas pueden desaparecer por sí solos, creen estar curados. Sin embargo, la clamidia sigue actuando en el organismo y si no es tratada a tiempo, puede ocasionar grandes alteraciones en el sistema reproductor, a largo plazo.

Por el contrario, si el paciente sigue un tratamiento puede curarla sin sufrir alteración alguna en el organismo.

Tratamiento convencional

Como es una infección causada por una bacteria, el tratamiento convencional consta de antibióticos. El tratamiento farmacológico incluye la toma de medicamentos entre 5 a 10 días, dependiendo la droga prescripta.

Es importante que el paciente complete la cantidad de días indicados por el profesional ya que son necesarios para acabar con la enfermedad completamente (a diferencia de los tratamientos naturales para las ITS los cuales deben consumirse sólo cuando hay síntomas).

La enfermedad se contagia incluso cuando el paciente está llevando a cabo el tratamiento. Debe finalizarlo, luego volver a realizar las pruebas y recién allí confirmar el fin de la infección. Es decir que durante el tratamiento es mejor no tener relaciones o tenerlas practicando sexo seguro (aunque se aconseja la abstinencia por unos días).

Los farmacos comúnmente recetados son:

  • Doxiciclina
  • Eritromicina
  • Azitromicina
  • Levofloxacina

Como estos antibióticos suelen ocasionar efectos secundarios molestos para el paciente, se pueden complementar con tratamientos naturales para las ITS.

Tratamientos naturales

Los alimentos con propiedades antibacteriales son un gran refuerzo para el sistema inmunológico:

  • Beber infusiones de equinácea, endulzadas con miel pura. Se le puede añadir una pizca de pimienta de cayena para mejorar las defensas.
  • Consumir ajo crudo.
  • Ingerir aceite de orégano. Es importante adquirir el aceite de orégano para consumo ya que el otro es sumamente tóxico.
  • Probióticos para mejorar la salud digestiva que incide directamente sobre el sistema inmune. Se pueden encontrar en alimentos fermentados como el kéfir, yogur, chucrut, etc; o se pueden consumir en píldoras.

Algunos pacientes aseguran haber acabado con la clamidia sólo con tratamientos naturales para las ITS, sin embargo, nosotros sólo los recomendamos como opciones complementarias ya que tardan más que un tratamiento farmacológico y el tiempo es vital para evitar complicaciones a largo plazo.

2. Tratamientos para la gonorrea

Alrededor del año 2009 se presentaron las tasas más bajas de casos de gonorrea. Se creyó, en aquel tiempo, que se debía al éxito de los tratamientos. Sin embargo, con el paso del tiempo, la bacteria causante de esta infección se volvió resistente a los antibióticos por ello se convirtió en una enfermedad difícil de combatir (dependiendo la cepa).

Uno de los síntomas más característicos es el dolor al orinar, tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo, también existen síntomas y molestias en los ojos o la garganta cuando la infección se traslada a estas partes del cuerpo.

Tratamientos convencionales

Si bien puede ser un tratamiento prolongado, los especialistas han logrado vencer la gonorrea con una mezcla de dos antibióticos poderosos: la azitromicina y la ceftriaxona.

Tratamientos naturales

Dentro de los tratamientos naturales para las ITS se encuentran algunos desarrollados para la gonorrea, los cuales apuntan a calmar el dolor, a la vez que fomentan la producción de defensas del cuerpo:

  • Berberina: la berberina es una sal presente en algunas plantas de la familia “berberis”. Es un poderoso antibiótico, aunque también ayuda en la eliminación de virus.
  • Sello de oro: es una planta nativa de Canadá y EE.UU, aunque actualmente se encuentra en todo el mundo. Es famosa por impulsar el funcionamiento del sistema inmunológico, mejorando la composición y salud digestiva. De esta planta se obtiene la berberina.
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Equinácea
  • Sales de Epsom
  • L-arginina
  • Probióticos
  • Miel cruda
  • Té negro
Analgésicos

Como la gonorrea puede presentar dolores, molestias y ardores en la zona genital o el ano, te contamos algunos remedios analgésicos que te ayudarán a calmar a la vez que se desinflama la zona:

  • Cúrcuma: Cuenta con grandes propiedades antiinflamatorias que ayuda especialmente con las molestias musculares o articulares. Consumirla en infusión o a través de cápsulas. Su uso como condimento también ayuda, aunque su potencial es más bajo comparado con las otras preparaciones.
  • Sauce: El sauce contiene ácido salicílico que suele ser utilizado en la fabricación de medicamentos analgésicos. Consumir en infusión tanto sus hojas como la corteza del árbol.
  • Magnesio: El magnesio es indispensable en todos los tratamientos naturales para las ITS ya que fortalece al organismo de manera integral. Es un mineral esencial que podemos consumir a través de la alimentación, sin embargo, los suelos de cultivo suelen estar carentes de él (por lo tanto, también nuestros alimentos). Consumir sales de magnesio disueltas en agua.
  • Ginseng hindú: También lo puedes encontrar como ashwagandha. Es un poderoso remedio oriental que reduce la inflamación.
Tópicos

Si el síntoma principal del paciente es la picazón, los tratamientos naturales para las ITS que debe seguir son aquellos tópicos. El rascado, incluso, causa lesiones visibles en la piel del paciente con gonorrea. Algunos ungüentos sencillos son muy eficaces y cuentan sólo con algunos ingredientes como la menta o el aloe vera que además de regenerativos y cicatrizante, son refrescantes.

Aquí te mostramos una receta maravillosa de la medicina natural:

Ingredientes:

  • 45 g de gel de aloe vera (sábila)
  • 8 gotas de aceite esencial de menta

Preparación:

  1. En primer lugar, deberás retirar el gel de aloe de la hoja. Para ello corta las espinas de los laterales, retira la corteza verde y obtendrás el gel del centro. Retira con mucho cuidado y descarta las cortezas.
  2. Con una cuchara de madera, integra muy bien los ingredientes.
  3. Conserva en un frasco pequeño de vidrio, con cierre hermético.

Consejos:

  • Procura adquirir aceites esenciales puros ya que aquellos sintéticos o rebajados cuentan con una efectividad mucho menor.
  • Aplica cada vez que la picazón aparezca, siempre antes de rascar (para no causar una irritación sobre la lesión primera).
  • Puedes utilizarlo tantas veces como creas necesario ya que no presenta reacciones secundarias.
Desinflamantes

Aunque parece difícil de creer, los tratamientos naturales para las ITS también se basan en la hidroterapia. El agua es un gran canal para calmar el dolor, pero también para desinflamar a través de sus propiedades curativas basadas en el manejo de la temperatura.

Si utilizas la hidroterapia para combatir la inflamación, notarás cambios inmediatos. Para ello sólo necesitarás calcular la temperatura aproximada de la piel:

  • Si la piel está demasiado caliente debes aplicar paños con agua fría y dejar secar.
  • Si la piel está fría, aplica compresas calientes o una bolsa de agua sobre la zona.

Otra ventaja de estos tratamientos naturales para las ITS es que pueden ser practicados tantas veces como quieras durante el día.

Consejos para tratar la gonorrea

Mientras el paciente se encuentra en tratamiento para combatir la gonorrea, se recomienda evitar cualquier sustancia estimulante ya que generalmente son también inflamatorias.

Para aliviar los síntomas de manera efectiva, se recomienda evitar el consumo excesivo de café, las bebidas energéticas e incluso el tabaco. Las bebidas alcohólicas están completamente prohibidas ya que perjudican la absorción de los antibióticos.

También se aconseja llevar una alimentación saludable, balanceada y estar correctamente hidratado.

Si necesitas energía para combatir la fatiga, algunas opciones más saludables son:

  • Batidos y jugos naturales de frutas.
  • Frutos secos, semillas y frutas deshidratadas.
  • Infusiones estimulantes sin cafeína como el rooibos.
  • Cápsulas de espirulina.

3. Tratamientos para la sífilis

Esta es otra ETS que, en algún momento, fue debidamente controlada. Tanto que se creyó, por ejemplo, que algunos países como EE.UU lograrían erradicarla por completo. Sin embargo, en la actualidad las tasas de sífilis están aumentando nuevamente.

El motivo: los especialistas sostienen que se debe a los recortes en salud pública, campañas de prevención y concientización. Si las reducciones continúan, se espera que las tasas de infectados por sífilis sigan aumentando. El mayor temor reside en la reducción de tratamientos los cuales no alcanzarían al total de embarazadas que contagian a sus niños al nacer.

Tratamientos convencionales.

Al igual que las otras dos infecciones anteriores, la sífilis también es causada por una bacteria. Los especialistas prescriben antibióticos para su tratamiento: la penicilina es la más usada, aunque si se trata de personas alérgicas se les puede recetar doxiciclina o azitromicina.

Las dosis y tiempo de tratamiento dependerán directamente de la etapa en curso de la enfermedad.

Si esta enfermedad no es tratada a tiempo es realmente peligrosa ya que, con el tiempo, puede ocasionar la muerte. La atención médica es indispensable, aunque nunca es diagnosticada a partir de sus síntomas ya que suele ser confundida con algo más.

Los síntomas y signos más característicos son:

  • Llagas que supuran
  • Fiebre
  • Erupciones cutáneas
  • Ardor en la garganta
  • Molestias musculares
  • Fatiga generalizada

Tratamientos naturales

Los tratamientos naturales para las ITS son excelentes para reforzar el sistema inmune, sin embargo, para tratar la sífilis, también se necesitan analgésicos que mejoren el día a día del paciente.

Como se trata de una enfermedad grave, bajo ningún punto de vista los tratamientos naturales para las ITS son un sustituto de los convencionales médicos.

Algunas opciones naturales que mejorarán el día a día del paciente infectado son:

  • Probióticos para mejorar la digestión y el sistema inmune.
  • Vitamina B12 ayuda a mantener las células saludables.
  • Colágeno para fortalecer las estructuras y tejidos de la piel.
  • Infusiones de artemisa: una planta analgésica y antipirética, es decir que se recomienda cuando el paciente siente dolores y padece fiebre. También calma las cefaleas intensas.
  • Jengibre: Mejora la salud digestiva, es analgésico, antibiótico y antiinflamatorio.
  • Realizar algo de ejercicio cuando la persona no está fatigada. El movimiento facilita la recuperación y mitiga algunos síntomas como dolores articulares y musculares.
  • Baños con sales de Epsom para calmar las erupciones.
  • Masajes con una crema elaborada con gel de aloe y aceite esencial de lavanda. Los tratamientos naturales para las ITS con esencia de lavanda promueven el buen descanso y la relajación. A su vez, este remedio alivia las erupciones especialmente aquellas que pueden presentar picazón o ardor.
Cura tibetana para fortalecer el sistema inmunológico

Como mencionamos anteriormente, todos los tratamientos naturales para las ITS buscan fortalecer el sistema inmunológico de manera integral. Sin embargo, aquí te contamos una cura tibetana a base de ajo que ayuda en el tratamiento integral de casi cualquier infección.

Es un antibiótico natural utilizado durante siglos. Recuerda que los tratamientos naturales para las ITS son complementarios, no sustitutos.

Es una medicina antibacterial, antifúngica y antiviral. Además, permite la desintoxicación del organismo, fomentando la correcta funcionalidad de los principales órganos del cuerpo como el hígado, los riñones, el páncreas, etc.

Una de las principales condiciones si deseamos aprovechar al máximo los beneficios del ajo, es ingerirlo crudo ya que a través del calor se pierden algunos beneficios. En caso de no poder consumirlo, deberás sustituirlo por cápsulas o concentrados, los cuales se adquieren en cualquier tienda naturista.

Para preparar este remedio necesitarás:

  • 350 gr de dientes de ajo pelados
  • 250 ml de alcohol de 70º para uso interno.

Preparación:

  1. Machacar muy bien todos los dientes de ajo.
  2. Verterlos en una botella de vidrio y añadir el alcohol.
  3. Tapar muy bien con cierre hermético y conservar en el refrigerador por 10 días.
  4. Pasado este tiempo, filtrar el preparado y conservar el líquido. Puede tornarse de color verdoso.
  5. Vuelve a conservar en una botella hermética de vidrio limpia, en el refrigerador por tres días más.

Consumo:

Se consume media hora antes de cada comida importante del día (desayuno, almuerzo y cena), diluido en 1 vaso de agua.

La primera semana se consumen entre 3 a 5 gotas por vez, para comenzar a adaptar el organismo. El aumento de la dosis debe darse de manera paulatina.

Durante la segunda semana se puede aumentar de 5 a 9 gotas, mientras que a partir de la tercera semana se va de 10 a 15.

Finalmente, durante la cuarta semana y en adelante, no se deben pasar las 15 gotas por toma. Puede llevarse a cabo durante dos meses y luego se suspende el tratamiento. El período de descanso es de al menos 6 meses.

Guayaba y miel contra las bacterias

Estos ingredientes pueden ir en cualquiera de todos los tratamientos naturales para las ITS que tengan como objetivo acabar con alguna bacteria. Ambos cuentan con grandes poderes antibacteriales.

Sus propiedades se dan gracias al alto aporte de vitamina C: la guayaba presenta 4 veces más de esta vitamina que las frutas cítricas.

Elabora un batido natural de guayaba y endulza con una cucharada generosa de miel. Además de aumentar las defensas es una receta que brinda mucha energía a cualquier paciente que siente debilidad mientras pelea contra una infección.

Bebe una vez al día, al menos durante una semana.

Infusión curativa

Elabora una infusión de plantas medicinales con:

  • Té verde: antioxidantes que favorecen el sistema inmune, ayuda a evitar las bacterias.
  • Uña de gato: antibiótico natural.
  • Regaliz: antibacterial poderoso, desaconsejado para personas con presión arterial alta.

En 500 ml de agua hirviendo, añade una cucharadita de cada planta medicinal. Retira del fuego, deja reposar por 10 minutos. Filtra la bebida y toma una taza, dos veces al día, durante 15 días.

CONCLUSIÓN

En los últimos años las enfermedades de transmisión sexual han ido en aumento a pesar de las campañas realizadas por los diferentes gobiernos. Los especialistas aseguran que esto se debe, en realidad, a los recortes permanentes en dichas campañas y en los tratamientos de los pacientes.

Es decir que la falta de atención médica, sumado a la necesidad de una educación sexual integral y los recortes en cuanto a tratamientos, contribuyen con la propagación de estas enfermedades.

Por ello, a su vez, la búsqueda de tratamientos naturales para las ITS ha aumentado siendo que la mejor terapia es la farmacológica ya que acorta los tiempos de recuperación (aunque muchos de los medicamentos recetados presentan reacciones adversas).

Como muchas ETS no son obligatoriamente notificadas, el número real se desconoce, aunque se calcula que, por ejemplo, sólo en EE.UU la cifra de infectados aumenta a 20 millones.

Los más afectados son jóvenes de entre 15 a 24 años.


Para conocer más sobre las pruebas de ETS te recomendamos leer nuestro artículo “¿Cuándo, cómo y quiénes deben realizarse las pruebas de ETS?” donde encontrarás información detallada sobre cuáles son las pruebas de detección, dónde realizarlas y cuáles son las consultas más frecuentes.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top