8 formas para tratar las paperas naturalmente. ¡El reposo del paciente es indispensable!

8 formas para tratar las paperas naturalmente.

Al ser una enfermedad viral, la mejor opción es tratar las paperas naturalmente. No existe un tratamiento farmacológico específico para combatir este virus por lo que paliar los síntomas de forma casera es lo más saludable y seguro.

El paciente con paperas siente muchas molestias y dolores, el reposo será su mejor aliado para recuperar las fuerzas y para que su sistema inmunológico logre vencer la infección.

Además, aquí te contamos 6 alternativas saludables para tratar las paperas naturalmente acompañando el procesos normal de curación.

¿Qué son las paperas?

Las paperas son una infección causada por un virus. El virus ataca las glándulas parótidas que son glándulas salivales ubicadas detrás de la mandíbula. La infección puede darse de uno o ambos lados de la cara provocando una inflamación muy característica y dolorosa.

En algún momento se trató de una enfermedad endémica que atacaba a la mayoría de los niños entre 5 a 15 años de todo el mundo. Después de la introducción de su vacuna preventiva, los casos disminuyeron considerablemente.

Actualmente esta vacuna es obligatoria en algunos países y es el único tratamiento específico para esta enfermedad, aunque se trata de una medida preventiva. La vacuna es la triple viral y contiene el virus vivo de las paperas, el sarampión y la rubéola.

Si bien algunos brotes de paperas aún se hacen visibles, la enfermedad dejó de ser común.


En caso de necesitar información más detallada sobre esta infección y la eficacia de su vacuna, te recomendamos leer nuestro artículo “¿Qué son las paperas? ¿Cuáles son sus síntomas y tratamiento?” donde se encuentra información más detallada y todo lo que necesitas conocer sobre la seguridad de las campañas de vacunación.


Síntomas

Antes de conocer cómo tratar las paperas naturalmente es importante hacer foco en sus síntomas. En muchos casos, especialmente en menores de 5 años, esta enfermedad se presenta de manera asintomática. O sus signos son tan leves y confusos que pueden confundirse con un simple catarro o irritación de garganta.

Esto puede ser peligroso para el entorno ya que el virus de las paperas se propaga con facilidad: es una enfermedad muy contagiosa.

Nuestra recomendación es que, ante el menor síntoma, por pequeño que parezca, se busque ayuda profesional donde puedan llegar a un diagnóstico específico.

En los casos de síntomas visibles, estos aparecen entre dos a tres semanas después de que el paciente se expuso al virus y luego de un período de incubación de este.

Además de la inflamación de las mejillas por la alteración de las glándulas, otros signos y síntomas son:

  • Dolor en las glándulas salivales y en otras glándulas (como ganglios linfáticos).
  • Molestias al deglutir los alimentos o problemas para masticar.
  • Ardor en la garganta.
  • Dolores musculares
  • Fatiga, falta de energía, decaimiento
  • Fiebre
  • Falta de apetito.

Tratamiento convencional

Al no haber un tratamiento específico, además de tratar las paperas naturalmente, el médico puede aconsejar algunos medicamentos para un control de síntomas y que el paciente esté lo mejor posible dentro de lo que se pueda.

Antipiréticos, antiinflamatorios, una dieta blanda, mucha hidratación y buen descanso son las recomendaciones generales. Con el paso del tiempo, el cuerpo podrá combatir la infección y eliminarla.

Recuerda siempre buscar ayuda profesional y notifica si la sospecha es de paperas así evitas el contagio hacia otras personas que se encuentran en la sala de espera, en el nosocomio, etc.

Además de los fármacos paliativos, te contamos otras opciones para tratar las paperas naturalmente y lograr una pronta recuperación.

¿Cómo tratar las paperas naturalmente?

Ante las sospechas de paperas, deberá acudir con un médico inmediatamente y que el paciente aislado, pueda descansar correctamente.

El profesional en medicina necesitará algunos detalles sobre el estado de salud general del paciente, pero esencialmente ahondará sobre el registro de vacunación. Es una buena idea tenerlo cerca y presentarlo en la consulta.

Luego de observar le registro, llevará a cabo un examen físico para asegurar el diagnóstico. Recuerda que los síntomas de las paperas pueden ser similares a los de una gripe común o un dolor de garganta por lo que requerirá mucho nivel de detalle en cuanto a lo que el paciente experimenta y por cuánto tiempo.

Finalmente, y ya armado el historial médico, en última instancia se pueden solicitar análisis de sangre donde se observarán los anticuerpos correspondientes para asegurar el diagnóstico.

Los antibióticos no están prescriptos para infecciones por virus, sino por bacterias. Por este motivo no se recomiendan. Para que el sistema inmunológico logre vencer la infección, aquí te contamos algunos consejos importantes para tratar las paperas naturalmente.

1. Mantener una correcta hidratación y balance de electrolitos

La dieta blanda es una de las principales recomendaciones médicas. Esto se debe a que el paciente siente mucho dolor al deglutir y masticar los alimentos, debido a la inflamación detrás de las mandíbulas y el dolor en la garganta.

Muchas veces estas molestias terminan en falta de apetito y lo que es peor: poco consumo de líquidos. Suele ser un problema para tratar especialmente en niños pequeños que se resisten a beber, a la vez que ellos mismos no pueden dimensionar la importancia del líquido mientras cursan por una infección.

El agua es esencial para mantener un sistema inmunológico fuerte. Incluso evita que los síntomas empeoren, permite que los medicamentos hagan mayor efecto y también se logra mantener al margen a otros síntomas (como los problemas gástricos).

Además, es necesario mantener un correcto balance de electrolitos en el cuerpo que nos permitan curar más rápido. Los electrolitos son nutrientes y químicos presentes en el agua mineral, por ejemplo, que cumplen diversas funciones en el organismo regulando algunas actividades importantes como la contracción de los músculos o los latidos del corazón.

Un adulto necesita beber al menos 2 litros de agua al día (lo que se traduce a unos 8 vasos de agua por día).

Otros líquidos que son muy beneficiosos son:

  • Caldo de hueso, caldo de pollo o sopas.
  • Guisados
  • Kombucha
  • Batidos de frutas
  • Yogur
  • Kéfir
  • Jugos verdes
  • Leches vegetales

2. Remedio natural para la gripe

Otra opción para tratar las paperas naturalmente es elaborando un remedio tradicional para la gripe que tiene como objetivo reforzar el sistema inmunológico a la vez que calma las molestias en la garganta.

Exprime el zumo de dos limones, mézclalo con tres cucharadas de miel pura y lleva todo a calentar. Revuelve permanentemente y controla que el fuego esté suave. Continúa hasta formar una mezcla con la consistencia de un jarabe. Añade ½ cucharadita de canela y mezcla bien. Deja enfriar y conserva.

Para beber, añade una cucharadita del preparado en una taza de agua hirviendo. Consumir al menos dos veces al día.

3. Té de jengibre

Esta infusión también ayuda a reforzar considerablemente el sistema inmunológico para tratar las paperas naturalmente. Mientras que el jengibre actúa favoreciendo la función inmune, la miel es un poderoso antiviral que alivia el ardor en la garganta y en las glándulas parótidas.

Para elaborar una infusión de jengibre, sólo necesitarás una pequeña porción de raíz de jengibre o ½ cucharadita de jengibre en polvo. Añádelo a 1 taza de agua hirviendo, mientras esta aún está en el fuego. Deja que se cocine por 5 minutos. Retira del fuego, tapa el recipiente y espera unos 10 minutos.

Finalmente filtra el líquido y añade 1 cucharada de miel pura. Mezcla bien y bebe una taza al menos 3 veces al día; o cada vez que lo necesites.

4. Hierbas antivirales

Así como el jengibre favorece la acción inmune, existen hierbas que logran esto mismo y nos ayudan a tratar las paperas naturalmente.

Es esencial aprender a utilizar las sustancias derivadas de las plantas y aprovechar los múltiples beneficios y propiedades. En este listado se encuentran aquellas hierbas que actúan directamente sobre las defensas del organismo. La medicina natural las emplea desde hace siglos ya que resultan mucho mejor que cualquier otro fármaco: sin ningún tipo de efecto secundario.

Además, a diferencia de los antibióticos (recetados para infecciones bacterianas) o de las vacunas, estas hierbas no actúan sobre un patógeno específico, sino que fortalecen la capacidad del propio cuerpo de eliminar microorganismos dañinos.

Consumirlas de manera regular ayuda a inhibir el virus de forma más rápida y mejoran las actividades digestivas. Algunas de las más conocidas son:

  • Saúco
  • Raíz de astrágalo
  • Ajo
  • Equinácea
  • Aceite esencial de orégano (cuando compres esta esencia es indispensable que aclares que es para consumo. Existe otra variedad que sólo se aplica de forma tópica y que en caso de consumirla es sumamente tóxica. Recuerda aclarar: aceite de orégano apto para ingerir).
  • Caléndula
  • Extracto de hoja de olivo.

Puedes consumir la hierba seca en infusiones: Vierte 1 cucharada de la planta secas que elijas en 1 taza de agua hirviendo. Dejar en la cocción por 5 minutos, retirar del fuego, dejar reposar con el recipiente tapado. Cuando entibie, filtrar el preparado y beber.

Incluso muchas de ellas presentan beneficios a la hora de equilibrar las hormonas y controlar los niveles de cortisol, la denominada hormona del estrés. Es decir que beber infusiones de estas hierbas también incidirá en el humor, descanso y bienestar del paciente.

5. El reposo y el descanso son fundamentales para una correcta recuperación

El reposo no sólo se recomienda para detener la propagación del virus, sino también para que el cuerpo consiga energía suficiente y el sistema inmunológico logre acabar con el virus. Cuando hablamos de reposo no lo hacemos haciendo referencia necesariamente a “estar en cama”. Incluso el paciente no sentirá la necesidad de hacerlo. Estamos hablando de evitar actividades fuertes, frenar la rutina, descansar, evitar asistir al trabajo, la universidad o la escuela y procurar dormir al menos 8 horas diariamente.

Mantener un buen descanso en una forma de tratar las paperas naturalmente ya que ayuda a resolver la infección mientras se experimentan todos los síntomas.

Dichos síntomas combinados provocan un desgano general en el paciente (sumado a la posible inapetencia) y una pérdida paulatina de energía.

Además, se debe evitar el contacto con las demás personas al menos por 10 días si deseamos que nadie de nuestra familia se vea afectado y también conseguiremos detener el brote.

Por ejemplo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos recomienda que tanto niños como adultos suspendan inmediatamente sus actividades. Por unos días no se debe acudir al trabajo o la escuela, aproximadamente 7 días desde el momento en que la inflamación de las glándulas aparece.

Incluso se debe advertir tanto en el trabajo como en la escuela el brote del virus para lograr controlar y evitar la propagación, a través de una desinfección generalizada.

6. Desinfección general del hogar

La desinfección del hogar también es una forma de tratar las paperas naturalmente ya que la limpieza es indispensable para el tratamiento preventivo de toda la familia o miembros de la casa.

Durante el período de incubación el paciente no es consciente de su infección aún, pero comienza a contagiar unos días antes de la aparición de los primeros síntomas.

Como el virus consigue sobrevivir algunas horas fuera de un huésped, aconsejamos limpiar bien los pisos, encimeras, muebles y telas.

Para una buena desinfección puede emplear lavandina sin embargo estos químicos pueden resultar corrosivos y no dejan de ser tóxicos para el organismo. En caso de querer elaborar desinfectantes naturales, emplea aceites esenciales antivirales como el aceite esencial de limón o el aceite esencial de orégano.

No olvides lavar bien los lugares comunes donde estuvo el paciente previamente y evita que comparta utensilios con el resto de los miembros de la familia.

7. Cuida la dieta

La famosa frase recita “que el alimento sea tu medicina” y está en lo cierto. Nuestra dieta es decisiva a la hora de tratar las paperas naturalmente. Mantener buenos hábitos de alimentación nos garantiza una mejor calidad de vida y buena salud.

Para el paciente con paperas es fundamental este factor ya que una dieta balanceada pero rica en importantes nutrientes como vitaminas y antioxidantes, es indispensable para reducir las posibilidades de complicaciones a causa de la infección. De esta manera se refuerza también el sistema inmunológico, existe menos riesgo de un ataque bacterial y de desarrollar problemas de oído.

Recuerda que el paciente tendrá problemas para masticar y deglutir por lo que será muy importante realizar purés o cocinar tortillas, estofados y compotas suaves. No olvidar batidos y sopas que son recetas donde se pueden combinar muchos nutrientes a la vez.

Algunos alimentos que no deberían faltar en la dieta de un enfermo con paperas por contener antioxidantes son:

  • Ajo
  • Cebollas
  • Bayas y frutos rojos: fresas, frambuesas, arándanos, moras, etc.
  • Verduras de hoja
  • Aguacate
  • Compota de manzanas o manzanas al horno
  • Puré de zanahorias y calabazas
  • Mantequilla de nueces o de otras semillas crudas (la mantequilla es muy fácil de comer en esta situación y está llena de nutrientes protectores).

Alimentos de un gran poder antiinflamatorio:

  • Aceite de oliva
  • Aceite de coco

A su vez, no debemos olvidar la salud intestinal, donde se encuentra más del 70% de nuestro sistema inmunológico. Los probióticos favorecen las funciones digestivas y refuerzan la actividad gástrica. Los alimentos que los contienen son:

  • Yogur
  • Kéfir
  • Chucrut
  • Kombucha

8. Aliviar el dolor de manera natural

Muchas veces los síntomas de las paperas se pueden volver realmente molestos y dolorosos, especialmente durante la noche. Algunos analgésicos de venta libre resultan realmente buenos en estos casos, aunque muchos padres prefieren tratar estos problemas de manera casera.

Para tratar las paperas naturalmente podemos evitar la inflamación, los dolores de cabeza y hasta las molestias musculares a través de algunas herramientas de la medicina natural. Los aceites esenciales, los masajes, las compresas frías y los baños de inmersión suelen ser grandes aliados.

Prueba estos consejos simples:

  • Realiza masajes suaves sobre las áreas sensibles con aceite esencial de menta. Con este truco podrás aliviar dolores musculares y articulares, a la vez que permite un mejor descanso.
  • Compresas de agua fría sobre las mejillas ayudan a desinflamar las glándulas parótidas y aliviar el dolor.
  • Compresas de calor sobre músculos acalambrados y sensibles.
  • Baños con sales de Epsom para ayudar con los dolores generales del cuerpo. Añade aceite esencial de lavanda que mejora el sueño y alivia las cefaleas tensionales.

Algunos datos interesantes sobre las paperas

Ahora que ya conocemos cómo tratar las paperas naturalmente, descubramos algunos datos interesantes sobre esta enfermedad que dejó de ser un problema mundial y pasó a ser sólo un brote ocasional. Sin embargo, siempre debemos estar lo suficientemente atentos así evitamos las graves complicaciones.

  1. Los casos de paperas disminuyeron drásticamente desde que se ingresó y se aplicaron las primeras dosis de la vacuna triple viral (paperas, sarampión y rubéola) en la década de 1960. Los Centros de Control y Prevención de los Estados Unidos, por ejemplo, informaron que antes del año 1967 (cuando comenzó la campaña de vacunación nacional en ese país) se registraban alrededor de 186.000 casos de paperas al año. Actualmente, esa tasa ha disminuido en un 99%.
  2. Según diversas agrupaciones médicas de todo el mundo, entre el 80% al 95% de los casos actuales de paperas podrían ser prevenidos efectivamente si todos los niños recibieran las dosis adecuadas de la vacuna triple viral. Esto no sólo implica a los niños no vacunados, sino también a aquellos que reciben una mala aplicación.
  3. Actualmente se han despertado algunos brotes de paperas especialmente en Latinoamérica. Los especialistas tienen la hipótesis que se debe a personas que evitaron las vacunas durante la década de 1990 cuando la eficacia y seguridad de la vacuna triple viral se puso en duda. Actualmente, y por fortuna, esas ideas han sido debidamente refutadas por diferentes investigaciones científicas.
  4. Para lograr una buena inmunidad se necesitan dos dosis de la vacuna triple viral. Según las investigaciones la primera dosis sólo alcanza un 78% de efectividad en la prevención de la infección por paperas (esto no corresponde a los otros dos virus), mientras que con la segunda dosis ya se alcanza un 88% de efectividad. En comparación con los otros virus, la efectividad de prevención de las paperas es la más baja, sin embargo, fue suficiente para controlar la infección en todo el mundo.
  5. La comunidad científica cree que el virus de las paperas es el más contagioso cuando aún no han aparecido los síntomas. Al ser el más rápido en propagarse, también se convierte en el más difícil de controlar cuando se desarrolla un brote en alguna región. Actualmente la mayoría de los casos se dan en adolescentes de aproximadamente 15 años. Este grupo está formado no sólo por aquellos que no han sido vacunados nunca, sino también por los que recibieron tan sólo una primera dosis, evitando el refuerzo.
  6. Existe un período de incubación activo que es aquel que se desarrolla entre la exposición del paciente a la infección y la aparición de los primeros síntomas. Los síntomas de las paperas pueden durar de una a dos semanas, sin embargo, el paciente hace más tiempo que está enfermo.
  7. Las embarazadas constituyen un gran grupo de riesgo. Es indispensable que la mujer reciba la vacuna de las paperas al menos un mes antes de quedar embarazada (en el mejor de los casos). Si se contrae el virus durante el embarazo, el feto corre riesgos de sufrir daños, especialmente entre las primeras 12 a 16 semanas. Otro riesgo grave es la posibilidad de que se produzca un aborto espontáneo.
  8. Nuestro sistema inmunológico puede superar las paperas por sí solo, en un organismo saludable. De forma natural y después de algunas semanas el cuerpo desarrolla anticuerpos y evoluciona hasta matar la infección. Incluso tenemos la posibilidad de tratar las paperas naturalmente para paliar los síntomas. Sin embargo, en niños, adultos enfermos o ancianos, las paperas pueden desencadenar complicaciones severas que dañan el sistema nervioso, que pueden provocar sordera, desarrollar otras infecciones e incluso causar la muerte.
  9. Aunque las paperas han sido controladas en todos los países, los brotes suelen darse en lugares con una gran concurrencia y abarrotamiento de gente: en bases miliares, campus universitarios, colegios, campamentos y guarderías infantiles.
  10. Existen otros tipos de inflamación de parótidas que muchas veces también se denominan paperas, sin embargo, el origen no es viral sino bacterial. En tal caso no se trata de una parotiditis y se requieren antibióticos. Esta información no todos la conocen y por ello la importancia de una visita al médico en cuanto se presentan las primeras molestias. La ayuda profesional es la única garantía para obtener un buen diagnóstico.

1 thought on “8 formas para tratar las paperas naturalmente. ¡El reposo del paciente es indispensable!”

  1. Pingback: Paperas: Síntomas, tratamiento y vacunación • Medicina Natural

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top